Despliega el menú
Zaragoza

Gastronomía

Concurso internacional de torrijas

Un homenaje a Notre Dame en forma de torrija gana el concurso de Trasmoz

La propuesta, realizada por Nekane Coru y su hijo Tristán, de cinco años, resultó ganadora este Viernes Santo en la octava edición del Concurso Internacional de Torrijas de Trasmoz. 

Cuatro mujeres -con cuatro propuestas muy distintas- han sido las ganadoras de la octava edición del Concurso Internacional de Torrijas de Trasmoz, en el que participan de año en año vecinos de los diferentes pueblos de la comarca y visitantes venidos de fuera en Semana Santa. "Quisimos darle la primera vez el calificativo de internacional para darle más bombo al certamen, y porque se presentan personas que no son de este país. El primer año vinieron una chica de Michigan y otra francesa. Nos hizo mucha gracia y ya se ha quedado con eso", explica divertida Susana Azanza. Ella es una de las organizadoras de este concurso que surgió hace ya ocho años en la comarca para poner en valor la elaboración de la torrija, una tradición -dicen- que "gusta en todas partes", y que le viene muy bien por estas fechas a la Comarca de Tarazona y el Moncayo para conquistar el paladar de sus visitantes. 

De año en año, el jurado compuesto por miembros de Mermeladas Bubub, la Asociación Embrujo de Trasmoz y varios negocios colaboradores de la zona- eligen la mejor versión de este dulce tradicional de Semana Santa. Los participantes de esta edición no se lo han puesto nada fácil al jurado, que se ha visto entre la espada y la pared para elegir al ganador de la categoría 'mejor presentación'. La pugna la lideraron Nekane Coru (nombre artístico), con una torrija homenaje a Notre Dame, y su padre, quien se decantó por la conocida y mediática saga de Juego de Tronos. "La idea de la serie fue mía, pero se la pasé a mi padre porque después de la tragedia del otro día, que gracias a Dios no fue a más, me tocó la fibra sensible. París es de mis ciudades favoritas. Fui con 16 años con mis padres y mi hermana, y cuando vi la noticia, me llevé un disgusto tremendo. En cierto modo, quise hacer un homenaje a la catedral aunque fuera plasmado en unas torrijas", declara con una sonrisa Nekane, quien contó con la ayuda de su hijo Tristán, de cinco años, para la elaboración de las mismas. "Yo no pude estar en la final y fue él quien recogió el premio. La puse a nombre de los dos porque él me iba diciendo si le gustaba o no y también me ayudó a colocar los panes", explica entre risas la ganadora, que se encuentra de vacaciones en la zona. Sus padres viven en Trasmoz todo el año, y aunque ninguno es originario de allí, cuenta que les encantó la zona y se compraron una casita allí hace ya 20 años. "Al final se han ido a vivir al pueblo y nosotras -las hijas y el nieto- vamos cuando podemos a verlos. Esta es la primera vez que hemos podido en Semana Santa", cuenta satisfecha. 

La final, celebrada ayer en Trasmoz, estuvo muy reñida en cuanto a la presentación de este dulce típico de Semana Santa. Juego de Tronos y Notre Dame acapararon toda la atención culinaria.
La final, celebrada ayer en Trasmoz, estuvo muy reñida en cuanto a la presentación de este dulce típico de Semana Santa. Juego de Tronos y Notre Dame acapararon todas las miradas.
Concurso Internacional de Torrijas de Trasmoz/Mermeladas Bubub

Aunque ha habido participación masculina, coincide que todas las ganadoras de este año han sido mujeres. Otros años -explican desde la organización- ha sido Juan Carlos Conejos, vecino de Trasmoz y creador de la torrija de Juego de Tronos, el que se ha llevado el premio. Pero esta vez lo desbancó su hija al rendir un pequeño y dulce recuerdo a París. "Estaba muy currada y era muy apropiado para este momento. Es un homenaje a la catedral de Notre Dame, cuya desgracia ha conmovido a medio mundo", destaca Azanza, de Mermeladas Bubub.

El resto de propuestas ganadoras también tienen mérito. En concreto, Cristina Prieto, otra vecina de la comarca, elaboró una torrija sin lactosa y sin gluten que mereció el premio a la 'más innovadora' en cuanto a sabor. "Fue la más laboriosa y complicada de hacer, pero estaba buenísima", subraya la organización. 

Por su parte, la 'mejor torrija' la hizo Eva Miranda, que posó "orgullosa" y "feliz" con el premio a una receta elaborada con mucho mimo. "La mejor torrija, independientemente de su presentación, tiene que ser la más rica. La mejor presentación puede ser también la más deliciosa, aunque no ha coincidido esta vez, y luego está la tradicional, con canela, rebozada y limón, que la ganó también otra mujer: Rosa Domínguez", informan desde la organización.

Etiquetas
Comentarios