Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Santisteve hace balance con el lastre de la crisis de ZEC y Podemos

El alcalde dice que "el cambio es irreversible" y defiende que personas del sector crítico de la formación morada participen en sus primarias.

20190304120352__M6A8078_edited
El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto a los miembros de su gobierno, en la presentación de su balance de gestión.
Oliver Duch

A menos de tres meses para las municipales, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha hecho este lunes balance de su mandato con dos nubarrones en el horizonte: la grave crisis interna que azota el proyecto de confluencia de izquierdas que nació en 2015 y las negras expectativas electorales de cara a las elecciones que se acercan. Pero pese a las dificultades, el regidor ha anunciado que "el cambio es irreversible" y se ha aferrado a los logros de gestión, rutilantes para él y magros para la oposición, para defender su mandato.

"No hay vuelta atrás. Zaragoza no volverá a ser la misma", ha dicho Santisteve al iniciar una prolija intervención de 20 minutos en los que ha desgranado obras, proyectos y programas puestos en marcha en estos casi cuatro años. Le han acompañado los siete ediles de ZEC, dado que Teresa Artigas ya no ha asistido después de renunciar al cargo hace unos días. Ha citado desde los autobuses híbridos hasta las cláusulas de género en los contratos públicos; desde la reducción de la deuda (unos 100 millones) hasta el ahorro en la factura de la luz municipal (16 millones).

Santisteve ha hecho hincapié en las políticas de vivienda y de acción social, en el concepto del “Ayuntamiento como segunda piel” que protege a los ciudadanos. El plan de lucha contra la pobreza infantil, las políticas de apoyo a las personas mayores, el aumento de un 40% del parque municipal de vivienda o la estrategia medioambiental han sido algunos de los aspectos que ha mencionado.

También ha señalado las políticas urbanísticas que, pese al reducido impulso inversor, han permitido poner en marcha proyectos como el Mercado Central, “el símbolo” de la gestión de ZEC. Se ha detenido en los presupuestos participativos, las reformas 'cota cero' en las calles del Casco Histórico, la mejora de las instalaciones deportivas o los cambios en la Policía Local. Por otro lado y en clave electoral, ha anunciado un nuevo espacio de conciliación familiar que estará abierto las 24 horas y que estará dirigida a personas con pocos recursos o familias monoparentales.

Pero ha asumido que no ha sido una corporación fácil, por el alto grado de enfrentamiento político entre los partidos. De hecho, no ha comentado las cuestiones más polémicas, como las municipalizaciones o la crisis en las sociedades. A su juicio, un contexto político "crispado y agresivo" que ZEC ha sufrido en especial, sin entrar demasiado en su responsabilidad en este ambiente convulso ni hacer demasiada autocrítica. “Todos somos un poco culpables”, se ha limitado a decir.

Pero no ha podido evitar que su balance bascule en torno a la crisis interna de ZEC. En primer lugar, ha negado que el anuncio de Podemos de que no va a participar en las primarias pueda derivar en conclusiones “tajantes” de que la confluencia ya no es posible. "La gente de Podemos ha estado desde el minuto cero. No tengo duda de que seguirá trabajando. Intentaremos tender la mano siempre", ha dicho. 

Preguntado por si esto significa que aceptaría que militantes de Podemos, que hoy están en la lista municipal de la formación morada, desatiendan el criterio de la dirección y participen en las primarias de ZEC, Santisteve ha sido claro: "No vamos a impedir a nadie que participe en las primarias de ZEC. Cualquier ciudadano puede hacerlo", ha dicho.

Santisteve ha manifestado que "queda recorrido" para pactar con Podemos, pero ha circunscrito cualquier acuerdo a las primarias de ZEC, sin querer entrar en un acuerdo posterior. "El espacio para ponerse de acuerdo es la confluencia y hay que reconducirlo a las primarias de ZEC", ha dicho.

"Vamos a confiar en que se lo 'hagan de mirar", ha bromeado el alcalde en referencia a la decisión de Podemos de no participar en ZEC. Ha afirmado que “el diálogo está abierto” y que se está haciendo “un trabajo de mediación interna”. “Todo el mundo está hablando con todo el mundo”, ha concluido.

Etiquetas
Comentarios