Despliega el menú
Zaragoza

Así será el 'nuevo' Mercado Central

El Ayuntamiento de Zaragoza da un nuevo paso en su proyecto para el histórico edificio con la licitación de los puestos. Serán 74 mostradores, más amplios y visibles desde el exterior del inmueble.

Propuesta del nuevo Mercado Central.
Propuesta del nuevo Mercado Central.
Ayuntamiento de Zaragoza

El ‘nuevo’ Mercado Central va a dar un nuevo paso para convertirse en realidad con la inminente licitación de los 74 puestos que tendrá. Una vez salga el concurso, los interesados en llevar uno de los mostradores tendrán 20 días para presentarse y apuntarse en un listado de ‘invitados’. Deberán cumplir con varios requisitos, entre ellos demostrar una determinada experiencia profesional y solvencia económica. Y, más tarde, tendrán que presentar un proyecto para gestionar su puesto.

Los adjudicatarios podrán disfrutar de un Mercado Central totalmente remozado. Con una inversión estimada de unos 15 millones de euros -el coste se ha disparado en casi 5 millones más sin que las obras se hayan iniciado-, la remodelación permitirá dar un lavado de cara integral al histórico edificio del arquitecto turiasonense Félix Navarro. Habrá menos puestos (de los 130 actuales a 74) pero con mostradores más grandes, pasillos más anchos y mejores servicios.

El proyecto prevé que haya 15 puestos de carnes, 15 de frutas y verduras, 14 de pescado, ocho pollerías, siete charcuterías, cuatro de menuceles, dos de congelados y nueve de alimentación varia. Además, habrá cuatro puestos de restauración, pero estos tendrán un proceso de licitación específico posterior. Las concesiones para los propietarios de los puestos serán de 50 años sin posibilidad de prórroga. Tras estudiarlo jurídicamente, el Consistorio ha determinado que los actuales detallistas del Mercado Central no podrán tener preferencia, por lo que la concurrencia será libre.

Los detallistas deberán aportar inicialmente entre 70.188 y 47.802 euros, dependiendo del tipo de puesto. Con este fondo común se podrá cubrir aproximadamente la tercera parte del coste de la reforma. Otro tercio lo pondrá el Ayuntamiento, mientras que el último tercio lo adelantará el Consistorio, pero lo acabarán abonando los comerciantes mediante un canon mensual de aproximadamente 94 euros.

El ‘nuevo’ Mercado Central se abrirá a la ciudad, ya que desde el exterior se podrá ver lo que ocurre en el interior. El proyecto de reforma se ha hecho teniendo en cuenta la imagen originaria del inmueble. Habrá 1.140 metros cuadrados reservados para los puestos (ahora hay 1.725), pero quedarán 1.718 metros cuadrados libres para uso público y libres de obstáculos. El sótano seguirá siendo para almacenamiento y espacios para los detallistas, pero también se abrirá una zona central para el público en la que se podrán hacer actividades o exposiciones. Habrá tres ascensores acristalados en el exterior para facilitar el acceso, uno de ellos conectado con el aparcamiento subterráneo de César Augusto mediante un túnel bajo tierra.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha presentado este jueves las novedades del proyecto, que ha confiado en que suponga “un impulso para el distrito”, así como “un motor económico” y una “dinamización para el pequeño comercio”. Ha señalado que el Mercado Central “va a seguir siendo un mercado de abastos, de distribución del producto fresco y potenciador de la huerta zaragozana”. Por su parte, el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha valorado que con las obras se recupera “la imagen e idiosincrasia del Mercado Central de hace cien años”.

Etiquetas
Comentarios