Aragón
Suscríbete

Paneles solares

El autoconsumo energético se dispara casi un 100% en Aragón: "La rentabilidad hace muy interesante la inversión"

La rentabilidad de la inversión ha llevado a que la cifra crezca sobremanera en los últimos cuatro años.

Placas solares instaladas por IASOL en la cubierta del colegio Corazonistas La Mina, en Zaragoza.
Placas solares instaladas por IASOL en la cubierta del colegio Corazonistas La Mina, en Zaragoza.
IASOL

La palabra autoconsumo ya no suena tan rara. De hecho, está de moda. Según los datos facilitados por el Gobierno de Aragón, la cifra de autoconsumidores se ha multiplicado desde hace cuatro años. En concreto, el autoconsumo ha crecido un 97% en la Comunidad. Los expertos sacan pecho de la rentabilidad de la inversión como factor de este importante aumento, aunque las conexiones con las distribuidoras todavía son un aspecto a trabajar, ya que hay comunidades que tardan más de un año en conectarse.

Así, según las cifras que maneja la DGA, en octubre de 2020 había 371 autoconsumidores en Aragón, frente a los 12.318 que a inicios de 2024 se reparten por la comunidad en forma de particulares, empresas, colegios, comunidades enteras o naves industriales. Del total, 11.099 tienen contratada una potencia menor de 100 kilovatios, un 90,1% del total. El resto son instalaciones superiores a esta cantidad de energía. En total, a fecha de enero de 2024, la potencia instalada en Aragón es de 450.876 kw.

Para José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), los datos de Aragón están en sintonía con el resto de España. "Para nosotros, 2022 fue el año bueno, en el que el autoconsumo creció un 100%. Instalamos 2.507 megavatios, fue el año pico de potencia instalada en autoconsumo", dice. Ello vino motivado por dos motores: los altos precios de la energía y las subvenciones del gobierno para autoconsumo.

"Estos dos motores fueron muy potentes y ayudaron a llegar a esa cifra", comenta Donoso. La situación en 2023 cambió, ya que, aunque los precios de la energía siguen siendo altos, por encima de los 80 euros,  "la percepción ciudadana ha cambiado" y lo que antes se veía costoso ahora lo es menos. "La necesidad de autoconsumo ha caído un 50% en el sector residencial", cifra Donoso.

Las subvenciones ya se han agotado, por lo que se prevé una ralentización en la demanda. Además, ha habido problemas en las Comunidades Autónomas con la gestión de estas ayudas, y algunas "van con más de dos años de retraso". "A esto le sumas los tipos de interés, que ahora endeudarte te cuesta más, además de la inflación, hace que caiga el autoconsumo", se lamenta José Donoso. No obstante, cree que este año se podrá cerrar con una "tónica similar" al del pasado en lo que a la producción autónoma de energía se refiere.

No obstante, en Aragón hay un factor que a Donoso le preocupa: los impuestos a las plantas fotovoltaicas. "Esto afecta al autoconsumo industrial. Todo el impuesto nos parece injustificado, pero el de este sector más porque afecta directamente a la empresa que hace autoconsumo", comenta.

Placas solares instaladas por IASOL en la cubierta del colegio Corazonistas La Mina, en Zaragoza.
Placas solares instaladas por IASOL en la cubierta del colegio Corazonistas La Mina, en Zaragoza.
IASOL

Asimismo, aunque se ha trabajado en ello, el director general de UNEF asegura que le preocupa el problema de la conexión a la red con las distribuidoras, ya que suele ser el talón de Aquiles del autoconsumo por culpa de la burocracia y de los plazos en activar los paneles solares. En Zaragoza, por ejemplo, el barrio solar del Actur estuvo dos años sin ponerse en marcha. "Estamos trabajando con el Ministerio fórmulas para que se agilicen lo más posible estos proyectos", añade Donoso. "Las subvenciones tampoco nos parecen la mejor herramienta. Son dinamizadoras, pero medio millón de peticiones han colapsado los servicios de la Administración. Debemos sustituir esos sistemas de apoyo por desgravaciones fiscales, IVA cero o descuentos al IRPF", dice este experto.

"Durante 2022 hubo un crecimiento exponencial"

La empresa IASOL es experta en la instalación de paneles solares a lo largo y ancho del territorio nacional. Con sede central en Zaragoza, ha sido testigo del enorme crecimiento del autoconsumo en Aragón, donde han llevado a cabo proyectos de todo tipo, como para el colegio Corazonistas La Mina, o trabajos de colocación de placas para empresas como BSH, en La Cartuja, y varias intervenciones en parques fotovoltaicos.

"El autoconsumo ha crecido en Aragón y en el resto de Comunidades durante los últimos 4 años, incluso más de un 100%. Durante el 2022 hubo un crecimiento exponencial debido al gran incremento del coste de la electricidad que supuso la guerra de Ucrania y la necesidad de tener una parte del consumo de las industrias garantizado con las instalaciones de autoconsumo", precisa Raquel Igualá, directora comercial de la compañía. Esto, unido al desarrollo de la tecnología, permite obtener "unos costes de la instalación que lo hacen muy rentable".

"Además, en los últimos años las empresas han empezado a desarrollar planes de descarbonización, para disminuir su huella de carbono y emisiones de gas invernadero, y la manera más fácil y rentable de descarbonizar es con instalaciones de este tipo", comenta Igualá.

Asimismo, hay dos tipos de instalaciones: con vertido de excedentes o sin ellos (es decir, venden a la distribuidora eléctrica la energía que generan y no consumen). "Si cualquiera de las dos tipologías es de menos de 100 kw, los trámites hoy son sencillos, ya que mediante asociaciones como UNEF y el Clúster de la Energía de Aragón se han trabajado para simplificarse como en el resto de Comunidades Autónomas", precisa la directora comercial de IASOL. En el caso de potencias mayores, los trámites no son complejos, aunque depende del tamaño de la instalación, pero "si es con vertido se dilatan y convierten en un largo proceso burocrático con las distribuidoras". "Es necesario un cambio de regulación y sobre todo de actitud de las distribuidoras para agilizar estos trámites", reivindica Igualá.

No se puede dar una rentabilidad estimada, ya que depende del momento y de muchos factores, pero desde IASOL aseguran que han hecho proyectos "en los que se recuperaba la inversión en menos de 3 años con los costes del 2022 y si se contratasen ahora serían plazos de 4 o 5 años". "Depende del coste de la electricidad en cada momento que está sujeto a los vaivenes de los mercados internacionales, cualquier conflicto o variación del clima impacta sobre el coste de la electricidad y del gas, que también repercute en el mercado eléctrico", añade.

Han tenido todo tipo de clientes gracias a que "la rentabilidad de las instalaciones hace muy interesante la inversión". "Si el interesado no quiere o no puede invertir, puede buscar opciones como los PPAs, contratos de suministro a largo plazo de colocaciones que se hacen en sus instalaciones y que luego pasan a ser propiedad del cliente", sentencia Igualá.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión