Aragón
Suscríbete por 1€

¿Qué relación guarda el misterioso manuscrito Voynich con Aragón?

Según un estudioso británico, el documento habría sido elaborado por unas monjas dominicas al servicio de María de Castilla, reina de Aragón, esposa de Alfonso V 'el Magnánimo'.

El manuscrito Voynich es uno de los grandes enigmas de nuestro tiempo.
El manuscrito Voynich es uno de los grandes enigmas de nuestro tiempo.
Heraldo

Lo denominan "el santo grial de la criptografía" y cientos de expertos llevan décadas intentando descifrarlo. El manuscrito Voynich es un libro que reúne, en apariencia, asombrosos conocimientos que hacen alusión a la botánica, la biología, la medicina, la astronomía… El carbono 14 lo ha datado en torno al año 1500, pero se desconoce su origen e, incluso, la lengua en la que está escrito. Desde su redescubrimiento en el año 1912, especialistas de todo el mundo han tratado -sin éxito- de descifrarlo y han propuesto todo tipo de teorías, alguna de las cuales tiene cierto vínculo con Aragón.

Hay hipótesis que dicen que el libro podría tener su origen en la cultura azteca (parte del herbolario parece del ‘nuevo mundo’), mientras que otras creencias señalan que se trata de un tratado de alquimia medieval. Por supuesto, hay quienes lo califican de fraude y de mero divertimento falsificado, si bien estudiosos como el académico británico Gerard Cheshire sí considera que este documento en pergamino hecho con fino cuero de cordero es auténtico y cree -además- saber cuál fue su misterioso origen.

Páginas del manuscrito Voynich que tradicionalmente se cree que representan temas astrológicos
Páginas del manuscrito Voynich que tradicionalmente se cree que representan temas astrológicos
Universidad de Yale

Este investigador asociado de la Universidad de Bristol asegura haber descubierto que el manuscrito "es un manual terapéutico escrito por encargo de María de Castilla", la que fuera reina de Aragón por su matrimonio con Alfonso V. La reina, que ejerció como tal entre 1420 y 1423 por las continuas ausencias del monarca, "se convirtió lugarteniente del reino de Aragón, e incluso fue mediadora entre las continuas guerras entre Aragón y Castilla, hasta lograr los pactos de Valladolid en 1453".

Según el experto, que no ha detallado la fórmula de su investigación más allá de decir que echó mano del "pensamiento lateral", el documento fue compuesto por monjas dominicanas en Castello Aragonese, una fortaleza frente a la isla de Ischia. Se trataría de un manual de consulta para la corte predominantemente femenina de María de Castilla, que fue también la tía de Catalina de Aragón, primera esposa de Enrique VIII.

El manuscrito está repleto de dibujos de figuras humanas y composiciones astronómicas. También hay plantas imaginarias, mapas imposibles y seres de aspecto mitológico que no se sabe bien a qué corresponde. Para Cheshire, no obstante, muchas imágenes del documento representan a la reina María y a su corte "bañándose mientras desarrollan negociaciones comerciales". "Las anotaciones sobre el texto y en letra cursiva podrían haber sido añadidas por ella misma", razona el investigador en su investigación.

La prueba del carbono 14 sitúa la creación
del misterioso manuscrito entre 1404 y 1438 

La Universidad de Bristol, lejos de respaldarle, parece haber dado un paso a un lado y muchos medievalistas han puesto también en cuestión esta teoría, considerada fantasiosa e inverosímil, argumentando que el lenguaje de alfabeto extraño no es "proto-romance" como afirma Cheshire. Recuerdan que los aristócratas y el clero usaban el latín para todos sus escritos, con lo que sería una auténtica extravagancia que las monjas se ‘saltaran’ esta norma. Sí cuenta la teoría con el respaldo de la prueba del carbono 14, que sitúa la creación del manuscrito entre 1404 y 1438. Esto sí que encajaría con la teoría del británico, dado que se ajusta como un guante a la época de María de Castilla, quien se casó en 1415 con ‘el Magnánimo’.

El códice está profusamente ilustrado.
El códice medieval está profusamente ilustrado.
Universidad de Yale

Pero, ¿de dónde y cuándo sale el manuscrito Voynich? Fue un anticuario Y bibliófilo, Wilfrid M. Voynich, quien en 1912 compró un extraño libro de coloridas ilustraciones y una escritura imposible de identificar que poseía la Universidad Pontificia Georgiana. Es uno de los libros más misteriosos de la historia y su autoría se ha atribuido tanto a genios como Leonardo Da Vinci, John Dee, Jacobus Sinapius, el responsable de la farmacia real de Praga como a... conspiraciones alienígenas. El primer propietario conocido fue Rodolfo de Bohemia, nieto de Carlos I de España, quien era un fanático coleccionista de libros raros y que especuló con que el fraile y polígrafo franciscano Roger Bacon pudiera ser su autor. Esta teoría podría encajar con el hecho de que en el libro hay referencias a sucesos como la erupción de volcanes o a la situación de las estrellas en el firmamento, pero desentona con sus muchas páginas dedicadas a conocimientos "de la vida diaria" y a los profusos pasajes sobre la salud femenina y “los temperamentos de la mujer".

En el perfil de María de Castilla que incluye el Ministerio de Cultura en su web dentro de la pestaña ‘mujeres pioneras’, se incide en que la reina “prestó especial atención a su entorno cortesano, principalmente a las mujeres que formaron parte de su Cámara Real”, según se recoge en numerosa documentación conservada en el Archivo de la Corona de Aragón.

La imagen y la firma de María de Castilla, reina de Aragón.
La imagen y la firma de María de Castilla, reina de Aragón.
Heraldo

En este sentido, el historiador y escritor Eloy Morera sugiere que pudiera tener vínculos también con otra obra enigmática, como es la de la abadesa cisterciense Hildegarda von Bingen, quien tres siglos antes ya incluía en sus códices inquietudes sobre las plantas, la salud, la mujer… “Lo cual arroja luz sobre el interés en los siglos medievales por la ciencia, el cuidado del cuerpo y aspectos naturalistas”, apunta. “Aún hay saberes perdidos, conocimientos y formas de aquella época que no somos capaces de interpretar. Un exponente más de lo fascinante e interesante que aquel mundo”.

El manuscrito Voynich ahora se guarda en la Biblioteca Beinecke de Libros Raros de la Universidad de Yale, de donde apenas sale y en donde controlan al detalle todas las copias y facsímiles que se reproducen. Las últimas de ellas, precisamente, las ha hecho la editorial española Siloé, que obtuvo el permiso para fotografiar todo el libro y hacer un cuidado facsímil, con los mismos recosidos e idénticos deshidratamientos que el códice original. Juan José García, uno de los responsables de la editorial, explica que “cuando ves el libro original por primera vez impone, asusta, sientes las vibraciones que decía Umberto Eco en ‘El nombre de la rosa’”. 

El editor participó recientemente en un foro del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, en donde explicó que tardaron más de cuatro años en redactar el contrato de derechos y que para la Universidad de Yale el manuscrito es “un problema”, pues no dejan de almacenar miles y miles de cartas con teorías de particulares que les desbordan. Hoy puede encontrarse incluso digitalizado en internet (un total de 234 páginas porque 14 están desaparecidas) y, también, como protagonista o telón de fondo de numerosas novelas como un ‘best seller’ de Marcelo Dos Santos o un título, ‘El castillo de las estrellas’, del físico y escritor zaragozano Enrique Joven. También sobre la figura de María de Castilla se han escrito ríos de tinta: una de las publicaciones más interesantes es la de Javier Mas, finalista del premio de novela histórica, con el título 'La reina que luchó por el sueño templario'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión