Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón respiró aire perjudicial y estuvo expuesto a contaminación por ozono

Así lo revela el informe elaborado por Ecologistas en Acción 'La calidad del aire en España durante 2021', que analiza los datos recogidos en 800 estaciones oficiales de medición instaladas por todo el país, 25 de ellas en Aragón.

Panel de información de la contaminación atmosférica en la plaza de Aragón de Zaragoza.
Panel de información de la contaminación atmosférica en la plaza de Aragón de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Pese a la significativa mejora de la calidad del aire por efecto de las medidas de lucha contra la covid-19, toda la población aragonesa siguió respirando en 2021 un aire perjudicial para la salud según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la totalidad de la Comunidad estuvo expuesta a niveles de contaminación por ozono que dañan la vegetación.

Así lo revela el informe elaborado por Ecologistas en Acción 'La calidad del aire en España durante 2021', que analiza los datos recogidos en 800 estaciones oficiales de medición instaladas por todo el país, 25 de ellas en Aragón, y que se ha presentado este lunes.

Zaragoza se mantiene como el foco principal de contaminación en esta Comunidad, con el tráfico motorizado como el causante fundamental y el dióxido de nitrógeno (NO2) (uno de los contaminantes precursores del ozono) se emite de forma más intensa en el área metropolitana de la capital y, hasta su cierre, en la Central Térmica de Andorra.

La contaminación generada en estos lugares, al extenderse por el resto del territorio y transformarse en ozono troposférico, afecta a la mayor parte de Aragón, especialmente a sotavento de los grandes focos emisores de los contaminantes precursores del ozono. Como consecuencia, los niveles de este contaminante excedieron el objetivo legal para la protección de la vegetación en una estación del Valle del Ebro (Castelnou).

En Aragón los contaminantes que más incidencia tuvieron en 2021 fueron el ozono troposférico, las partículas PM10 y PM2,5 y el NO2, aunque en mucha menor medida que en los años prepandemia, por la reducción general de la movilidad y la actividad económica derivada de las medidas adoptadas para combatirla. Disminuyeron significativamente las concentraciones de ozono, en parte como resultado de la fuerte caída de las emisiones de sus principales precursores, los óxidos de nitrógeno (NOx).

En conjunto, se redujeron las superaciones del valor objetivo legal para la protección de la salud en un 74 % respecto al promedio del periodo 2012-2019, y las de 2021 fueron las más bajas de la última década tras las de 2020, salvo en la aglomeración de Zaragoza y en el Bajo Aragón, territorio donde, no obstante, junto a la Cordillera Ibérica se ha registrado una reducción muy relevante, coincidiendo con el cierre de la térmica de Andorra (Teruel), con una reducción del número de días por encima del objetivo legal de respectivamente el 68 % y el 75 %.

El ozono sólo aumentó en la estación de la Central Térmica de Ciclo Combinado Global 3 en Caspe (Zaragoza), y en las estaciones del Actur y Roger de Flor en Zaragoza, que los ecologistas atribuyen a la fuerte disminución en estas vías del monóxido de nitrógeno (NO), contaminante que destruye el ozono, derivada de la menor movilidad motorizada durante la pandemia.

Aunque ninguna estación habría incumplido el objetivo legal para la protección de la salud en el trienio 2019-2021 (25 días de superación al año, de promedio), dos tercios de las estaciones aragonesas que midieron este contaminante superaron el valor octohorario recomendado por la OMS y "todas" superaron muy holgadamente la nueva guía estival establecida por la OMS (60 µg/m³), mostrando la persistencia de esta contaminación entre abril y septiembre.

Los peores registros se dieron en las estaciones de Torrelisa (Huesca), Castelnou (Teruel) y Caspe (Zaragoza), con 71, 70 y 63 días de superación de la guía aunque "muy por debajo" de los contabilizados en años anteriores. Ninguna estación ha excedido los umbrales de información y alerta a la población, ni siquiera durante las olas de calor de finales de julio y mediados de agosto.

El objetivo legal establecido para la protección de la vegetación durante el quinquenio 2017-2021 sólo se superó en la estación de Castelnou, si bien, 18 de las 21 estaciones que miden ozono en Aragón se situaron por encima del objetivo a largo plazo.

En relación a las partículas PM10 y PM2,5, todas las estaciones sobrepasaron los valores anuales y/o diarios recomendados por la OMS para alguno de ambos contaminantes, siempre dentro de los valores límite legales, mostrando sus concentraciones medias durante 2021 caídas significativas respecto al promedio del periodo 2012-2019, el 18 % en el caso de las PM10 y el 14 % para las PM2,5, marcando los mínimos de la última década.

Los peores registros de partículas se produjeron en las estaciones de Alcañiz y Renovales (PM10) y en las estaciones de Fuentes de Ebro, Alagón y Monzón (PM2,5). En Monzón los niveles de PM2,5 superaron "ampliamente" durante 2021 los valores anual y diario recomendados y pese a que esta estación está ubicada en un parque urbano, rodeada a escasa distancia de arbolado, que filtra las partículas.

Todas las estaciones urbanas de Zaragoza excedieron las nuevas guías diaria y anual para el NO2, con los peores datos los registrados en las estaciones de tráfico Avenida de Soria, El Picarral y Roger de Flor.

Durante 2021 no se registraron superaciones de los valores límite y recomendados por la OMS de dióxido de azufre (SO2), contaminante que tras el cierre de la Central Térmica de Andorra (Teruel) ha pasado a ser residual en Aragón.

Hasta la fecha, el Gobierno de Aragón no ha aprobado ningún plan de mejora de la calidad del aire referido a las superaciones en la última década de los valores objetivo de ozono para la protección de la salud y/o de la vegetación en todas las zonas de la Comunidad, persistiendo en el incumplimiento de la legislación ambiental en esta materia.

El Ayuntamiento de Zaragoza tampoco ha elaborado el plan de mejora de la calidad del aire referido a la superación del valor objetivo de ozono para la protección de la salud en la estación Jaime Ferrán ni puesto en marcha la Estrategia de Cambio Climático, Calidad del Aire y Salud de Zaragoza (ECAZ 3.0) aprobada en 2019. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión