Aragón
Suscríbete por 1€

Los técnicos del COI aplazan la visita a los Pirineos hasta que se definan las sedes

La falta de acuerdo entre Cataluña y Aragón obliga a retrasar el viaje y Blanco fija el 20 de mayo como fecha límite.

Foto de reunión en el COE con los representantes de Aragón y Cataluña para tratar la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030
Foto de reunión en el COE con los representantes de Aragón y Cataluña para tratar la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030
DGA

Se aplaza la visita de los técnicos del Comité Olímpico Internacional (COI) al Pirineo hasta que se conozcan las sedes que tendrían los Juegos de Invierno de 2030 si ganara la candidatura conjunta entre Aragón y Cataluña. Así lo confirmaron este miércoles a HERALDO desde el COE, donde reconocieron que "no tiene sentido la visita prevista para la semana que viene" cuando hay flecos por cerrar. 

En nada beneficia al proyecto el desencuentro entre Aragón y Cataluña por un reparto "desequilibrado" que deja dos pruebas en Candanchú y nueve en cinco estaciones de los valles catalanes. Pero el proyecto sigue vivo y todos los implicados insisten en dialogar para conseguir salvarlo. Alejandro Blanco, presidente del COE, puso este miércoles, en un acto en Barcelona, fecha límite para el acuerdo: el próximo 20 de mayo.

El proceso de elección de sede para los Juegos de 2030 va quemando etapas, y la visitas a los competidores de los Pirineos ya han comenzado. Conocieron las instalaciones de Salt Lake City (Estados Unidos) a finales de abril, y estos días están de visita en Vancouver (Canadá). Falta, por tanto, conocer la propuesta de los Pirineos y de Sapporo (Japón), que junto a Salt Lake City es la candidatura mejor valorada.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, comparecerá este jueves en las Cortes, a petición del PP, que le pide que informe sobre "la postura del Ejecutivo aragonés para responder a los desprecios reiterados y ataques continuados del Gobierno de la Generalitat que ponen en peligro el impulso a la candidatura conjunta para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030".

El proceso continúa, pero en una tensa calma. Se abren a negociar, pero sin moverse de sus posiciones iniciales. Cataluña se niega a mover una coma de un proyecto avalado, que es idéntico al que diseñó cuando iba en solitario a por los Juegos, cediendo a Candanchú las pruebas de esquí de fondo y biatlón para ahorrarse 25 millones de euros. La DGA exige que las pruebas se disputen, también, en los valles de Tena y Benasque, y que Pirineos 2030 sea, como se prometió, una candidatura en la que Aragón y Cataluña estén en "pie de igualdad".

Al evidente desencuentro técnico suma, además, el conflicto político que enfrenta a ERC y al Gobierno de Pedro Sánchez a cuenta del Pegasus y del espionaje. Rifirrafe que no ayuda a reducir los distanciados posicionamientos. Más bien todo lo contrario.

A pesar de los inconvenientes, que son muchos y nadie los esconde, tanto Blanco, como el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, se muestran convencidos de que hay posibilidades de llevar el proyecto a buen puerto. Tras la reunión que mantuvieron en Madrid el 25 de abril, Blanco se comprometió a "no dejar de luchar" para lograr un consenso. El ministro de Cultura, Miquel Iceta, abogó por que sea una "candidatura equilibrada" y reconoció que la limitación de las sedes se debe a "restricciones presupuestarias".

En este momento, según confirmó este miércoles Blanco, se está cerrando dónde se celebrarán las pruebas, por lo que pidió a las partes que entiendan que, si no se ponen de acuerdo, "no hay proyecto" olímpico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión