Aragón
Suscríbete por 1€

Cuidado con lo que se hace y dice en la cena de empresa de Navidad

La actitud en las cenas o comidas de empresa a veces puede tener consecuencias laborales e, incluso, terminar en despido.

La cena de Navidad suele ser sinónimo de excesos en la dieta.
La cena de Navidad suele ser sinónimo de excesos en la dieta y a veces también en la lengua.
Pixabay

Dadas las fechas, en las oficinas, fábricas y demás centros laborales sobrevuela la idea de organizar una cena de Navidad. El año pasado la pandemia se las llevó por delante, así que en algunos casos se tuvieron que conformar con tutoriales de cocina telemáticos y cenar en familia. Este año ya se han celebrado algunas –aunque la covid se ha contagiado más que el espíritu navideño, como el personal sanitario de un hospital de Málaga que se ha saldado con decenas de positivos-. Por esta razón, en otros lugares de trabajo las han cancelado y las sustituyen por unas "cañas de Navidad", incluso, una 'escape room'. Eso sí, que nadie se olvide del certificado covid por si la quedada se alarga.

Las cenas –o comidas de empresa, que algunas terminan en cena- son esos momentos en los que entra las dudas –más allá de si elegir carne o pescado-. ¿Con quién me siento? ¿Qué me pongo? ¿Digo que tengo a los niños con catarro y me libro? ¿Si no voy, me criticarán? ¿Para qué voy a ir si ya paso más de ocho horas diarias con ellos? ¡Que no me vaya de la lengua!

Cuando hay alcohol de por medio –que en estas celebraciones lo suele haber- pueden salir a la luz algunas rencillas entre compañeros y cuidado porque según cómo sea el comportamiento puede suponer como máximo un despido disciplinario, tal y como avisan desde la asesoría jurídica de Legálitas. Un comentario desafortunado, descalificaciones o incluso agresiones pueden ser el detonante.

Desde esta asesoría jurídica señalan que para que se produzca el despido tiene que haber episodios anteriores similares, que esos comportamientos se consideren "graves o muy graves" o que suponga un impedimento para las tareas laborales. Legálitas apunta que lo común es que la sanción se considere desproporcionada y, por consiguiente, el despido sea improcedente. Sin embargo, todo está sujeto al convenio colectivo, donde deben estar definidas las sanciones y faltas.

Es muy típico subir una fotografía o vídeo del evento a las redes sociales, pero para ello es necesario contar con la aprobación de todos aquellos que salen en la instantánea. Puede ser que en ese momento den el aprobado y después revocar la decisión. En ese caso habría que borrarla.

Los Morancos lanzaron en 2017 esta canción que representa una cena de Navidad y sus consecuencias. "El comienzo es tranquilito, una cerveza, un vinito, mientras todo el mundo llega, pero como somos tantos a la hora de sentarnos media empresa ya está ciega", comenzaba ese 'hit' de los humoristas que se recuerda cada año por estas fechas. "Mira qué puntito más gracioso llevo, si seguimos así, este año ni comemos. Viva mi empresa y mis compañeros y viva mi jefe que se va a gastar el dinero". Hablaban del discurso del jefe, de la barra libre y de que alguna de las compañeras se transforma en Shakira en cuestión de dos horas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión