Aragón
Suscríbete por 1€

Covid-19

El repunte de casos en Aragón deja ya hasta un 40% de cancelaciones en eventos y cenas de empresa

Los hosteleros insisten en lanzar un mensaje de tranquilidad y recuerdan que en todos ellos se solicita el pasaporte covid.

Una camarera atendiendo la barra del Bar Dublín, que abrió sus puertas en Zaragoza la semana pasada.
Foto de archivo de una camarera atendiendo la barra de un bar en Zaragoza
Laura Uranga

El miedo a los contagios y a la expansión de la variante ómicron deja ya "hasta un 40%" de cancelaciones de grandes eventos y comidas y cenas de empresa en Aragón. Hosteleros consultados por este diario confirman que en las últimas horas –marcadas también por la recomendación del Ministerio de Sanidad de limitar la participación en eventos sociales– se han recibido "multitud de llamadas", y que se está frenando la venta de entradas para los cotillones de fin de año.

El sector insiste en lanzar un mensaje de "tranquilidad" y recuerda que todas estas celebraciones tendrán la garantía del certificado covid, obligatorio en el ocio nocturno, grandes eventos y espectáculos. Y aunque los empresarios esperan trabajar sin más contratiempos, reconocen que este no va a ser su mejor año.

El presidente de Horeca-Zaragoza, José María Lasheras, confirmó ayer que las anulaciones están afectando principalmente a los grandes eventos, y que en estos momentos hay más de una empresa "esperando acontecimientos". Los pequeños siguen adelante, y las comidas de Navidad y Nochevieja "van muy bien" por el momento, pero hay gente "que se está pensando qué hacer", una incertidumbre que está yendo a más con el alto número de contagios notificados en las últimas horas.

La sensación es similar en la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia. Sus socios no están registrando un número "muy significativo" de cancelaciones, "aunque quizá esté siendo más común en reservas de mayor número de personas vinculadas a celebraciones navideñas", apuntaron desde el colectivo.

Iván Acedo, gerente del Aura, da fe del cambio de tendencia. "Por miedo o por prudencia", ya son varias las empresas que han suspendido sus eventos. "Hablamos de actos de entre 100 y 500 personas. No ocurre lo mismo con las cenas de amigos o trabajadores, que se seguirán celebrando", indicó. El impacto, aseguró, dependerá de cómo evolucione la tendencia. "Si cae y bajan los números habrá un repunte de reservas, pero si sube, la cosa se pondrá más fea", agregó.

Otros empresarios apuntan ya que la facturación prevista caerá "por debajo de la mitad" en los ‘días grandes’ de diciembre. "Hay empresas que, directamente, están aplazando sus eventos a enero, febrero o marzo. Otras dicen que hay gente que no tiene el pasaporte covid. Cada una da una excusa", señalaron.

En los cotillones –donde también se pedirá el pasaporte covid–, el frenazo es aún más evidente. "Tendrían que estar llenos, pero las reservas se han ralentizado", agregaron desde el sector. La principal esperanza ahora es que la curva cese su crecimiento, permita tener un final de mes "tranquilo" y no haya que recurrir a nuevas restricciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión