Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Banco de Sangre se reinventa en sus 15 años de vida

Este servicio se ha ido adaptando este tiempo a las necesidades de la sociedad y, durante la pandemia, recibe plasma hiperinmune para enfermos de covid-19.

Luis Callén, Carmen Garcés y Ángel Izaguerri, frente al acceso al Banco de Sangre.JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Luis Callén, Carmen Garcés y Ángel Izaguerri, frente al acceso al Banco de Sangre.JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Francisco Jiménez

El 18 de septiembre de 2006 se puso en marcha el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón. Una fecha que ayer recordaron el primer gerente de la historia de la entidad, Luis Callén, junto a la responsable actual, Carmen Garcés, y al tesorero de la Asociación de Vecinos más próxima al centro, la María Guerrero de la Bozada, Ángel Izaguerri. 15 años de recuerdos y, sobre todo, de trabajo para conseguir que la solidaridad de los cientos de donantes que durante este tiempo han pasado por las instalaciones se traduzca en reservas suficientes para garantizar el correcto funcionamiento del sistema sanitario.

Callén reconoció este miércoles, antes de participar en una mesa redonda en la que se habló sobre los inicios de este servicio y sobre cómo se ha incorporado en la vida del barrio, que "cada aniversario es un momento de satisfacción" porque permite ver el desarrollo del Banco desde su puesta en marcha para "cubrir las necesidades de productos hemoterápicos para la población aragonesa". 

El año previo a su apertura, dijo, se alcanzaron las 28.000 donaciones; en 2020 fueron 42.000. Y, entre estos periodos la cifra ha ido variando hasta casi alcanzar las 50.000. "Después de la crisis económica y social de 2008, las donaciones bajaron de manera importante", pero "con distintas intervenciones se ha conseguido remontar hasta las cifras actuales". "Las donaciones son un reflejo de la sociedad", resumió Callén. 

Por su parte, Izaguerri trasladó el sentir de los vecinos: "Estuve en la inauguración, porque en el barrio llevamos 30 años". En una publicación de 2006 de esta asociación, que agrupa a 600 familias, ya se anunciaba la apertura de un nuevo equipamiento sanitario: "Y hemos seguido mandando información a los socios para promover la donación".

Para Carmen Garcés, directora gerente del Banco de Sangre, este servicio se ha ido adaptando desde su creación a las necesidades que han ido surgiendo. Con la pandemia, relató, han recibido la donación de plasma de decenas de personas que han pasado el coronavirus y han generado anticuerpos contra la infección, con el que se puede ayudar a los pacientes ingresados por este virus. Así, ha tenido que reinventarse para adaptarse a la era covid: "Incluso durante varios meses contamos con un turno de noche en el laboratorio, que no había habido nunca, para poner en marcha este sistema de detección".

Este año han conseguido más de 1.000 donaciones de plasma hiperinmune. Al descender la presión asistencial por la covid, su demanda también va bajando. El Banco de Sangre precisa de la solidaridad de la gente: "En Aragón estamos teniendo relevo generacional, que es muy importante". 

El sábado 18 de septiembre se ha convocado una colecta especial de donaciones que tendrá lugar en Puerto Venecia de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.30. Una cita que busca atraer la atención del mayor número de donantes. La idea, adelantó Garcés, es impulsar pequeños maratones "que cubran las épocas del año donde hay más escasez para que el ‘stock’ de todos los grupos se mantenga en condiciones óptimas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión