Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La hostelería aragonesa prevé una falta de camareros en septiembre por la ‘fuga’ a otros sectores

La suma de grandes ferias como Smagua y Spaper y las bodas atrasadas dispara las necesidades del sector.

Terrazas de la plaza de San Francisco, en Zaragoza
Terrazas de la plaza de San Francisco, en Zaragoza
Toni Galán

La hostelería prevé verdaderos problemas para encontrar camareros de cara a septiembre y octubre, meses en los que coincidirán grandes ferias como Smagua y Spaper y las bodas y comuniones retrasadas este año a consecuencia de la pandemia. "Se están intentando encontrar más por todos los medios", confirmó el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, Fernando Martín. Esto podría afectar, sobre todo, a las empresas de cáterin y a los establecimientos especializados en banquetes, ya que las necesidades serían "muy puntuales" y se concentrarían "los fines de semana".

En estos ya 15 meses de pandemia, marcados por las pérdidas y las restricciones de aforo, ha habido ‘fugas’ entre sectores; personas que tenían la hostelería como primera o segunda actividad que, tras más de un año sin empleo, han ‘saltado’ al logístico o al industrial. A partir de septiembre, sin embargo, el trabajo se acumulará, ya que, al margen de ferias, bodas y comuniones, el sector espera "terrazas y restaurantes llenos" -sobre todo en fines de semana- gracias al avance de la vacunación. Tanto es así que ya se están haciendo cursos de formación en busca de candidatos.

La hostelería espera que al bajar al nivel 1 de alerta se flexibilice el horario de bares y restaurantes y se amplíe el aforo de los banquetes, hasta ahora limitados a 40 personas en el interior y 70 en el exterior. "Queremos que se regule en relación al aforo y se permitan, al menos, hasta 200 personas", indicó Martín.

Las últimas flexibilizaciones, y en especial la apertura del ocio nocturno hasta las 3.00, han permitido sacar de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a "decenas" de trabajadores en Aragón. Los negocios diurnos también han visto aumentar su facturación al poder abrir hasta la medianoche. "El escenario va cambiando por momentos. Esperamos que, a corto plazo, se libere todo lo relacionado con los horarios, y que bares y restaurantes puedan abrir hasta la 1.00 entre semana y las 2.30 los fines de semana, siempre de acuerdo a la norma municipal de cada localidad. Creíamos que iba a ser ya esta semana, pero seguiremos esperando", manifestó.

Todo esto hace que se necesiten más manos. Ya este fin de semana, marcado por el fin de la mascarilla en exteriores, se espera "un gran ambiente" en las tres provincias. "El tiempo va a acompañar y hay bastantes acontecimientos, como la Noche en Blanco. Si nada cambia, la gente va a seguir saliendo", expuso el presidente de la Confederación de Empresarios.

Pese a que las mascarillas seguirán siendo obligatorias en terrazas siempre que no haya metro y medio de distancia y se esté con no convivientes, el sector ve la medida como "un paso hacia adelante". "Van a cambiar las sensaciones. Va a tocar estar ‘de policías’, pero lo tenemos ya asumido. Los camareros, eso sí, la seguirán llevando siempre", comentó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión