Aragón
Suscríbete

rutas por aragón

El misterioso pueblo de Aragón con 'la nota del diablo' que despertó el interés de Iker Jiménez

El templo de la Virgen de la Carrasca encierra elementos de todo tipo, desde los más píos a los iconos esotéricos.

El templo de la Virgen de la Carrasca de Bordón
El templo de la Virgen de la Carrasca de Bordón
Laura Uranga

Bordón es un bonito pueblo del Maestrazgo, muy cercano al límite de Teruel con la Comunidad Valenciana. Tiene un entorno tranquilo y agradable para los paseos, un pan buenísimo gracias a Félix Jarque y una parroquia, dedicada a La Virgen de la Carrasca, que sorprende por su belleza. La historia de la iglesia encierra además varios misterios sin resolver.

Se trata de una iglesia construida por la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo del Templo de Salomón, los caballeros templarios, en el siglo XIII. La orden estaba instalada en varias poblaciones cercanas, y ese templo se concibió inicialmente como ermita en un lugar de paso, con hospedería incluida, y de oración para asistir a quienes pasaban por el camino real que unía los pueblos del área. El lugar elegido viene del hallazgo de una talla de la virgen, como ocurre en muchos otros puntos de Aragón; en este caso apareció en una carrasca, y de ese árbol tomó su nombre.

La virgen empezó a tomar fama de milagrosa. Todos los viajeros que paraban en su puerta pedían la lluvia para sus campos; se corrió la voz, se llenaba el recinto, peleaban los viajeros por la exclusividad de sus lluvias y los templarios decidieron hacer la iglesia.

'La nota del diablo' de Bordón

Hasta ahí, la historia se parece a mucha otras. ¿Qué ocurrió para que la iglesia de Bordón se considere como algo sin igual en España, más allá de la belleza de su interior, o que se compare incluso con la de Rosslyn junto a Edimburgo, también templaria y famosa por ser escenario de la película ‘El código Da Vinci’? La clave del asunto está en unas aspas simétricas que pueden apreciarse en el techo de la iglesia. Varios expertos en esoterismo sostienen que esas aspas representan un tritono, que se conoce popularmente en el argot musical como ‘la nota del diablo’; supuestamente, esa nota da un sonido metálico que se antoja insoportable, aunque otras voces lo asocian precisamente a lo contrario, a una actividad de relajación. En todo caso, no suena en la iglesia de Bordón, solamente figuran las citadas aspas.

Vídeo de Bordón en 'Aragón es extraordinario'

Lo que ocurre es que no se trata de una única decoración inquietante. También hay dos cabezas diabólicas que parecen representar un exorcismo, con el ave fénix situada al lado como metáfora del resurgimiento del alma. El fenómeno también ha despertado la curiosidad de los medios; el popular espacio televisivo ‘Cuarto milenio’ de Iker Jiménez ya visitó la iglesia de Bordón hace una década, por ejemplo.

Conoce más pueblos bonitos de Aragón.

Recibe en tu correo nuestra newsletter de rutas y turismo por Aragón. Regístrate gratis y tendrás cada semana una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión