Aragón
Suscríbete por 1€

tribunales

"El Rey del Cachopo es un mentiroso y espero que lo condenen a la mayor pena posible"

Raquel Contreras, la propietaria del bar Gerardo que facilitó la detención del presunto asesino, se muestra expectante ante el juicio contra César Román, que comenzará el mes que viene en Madrid.

c/ ITALIA. BAR GERARDO. DETENCION DEL REY DEL CACHOPO / 16-11-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
Raquel Contreras, a las puertas del Gerardo (C/Italia, 57), el día de la dentención.
Guillermo Mestre

“Fue el 16 de noviembre de 2018. Es una de esas fechas que te cambian la vida, que no se olvidan. Como los aniversarios o el cumpleaños de los hijos”. Raquel Contreras, propietaria del restaurante Gerardo, tienen grabado a fuego el día en el que identificó por televisión al Rey del Cachopo y llamó a la Policía para que lo detuvieran. Llevaba unas semanas trabajando en su bar de la calle Italia con una identidad falsa y con un comportamiento que hacía imposible sospechar que pudiera estar detrás de un cruel asesinato. El próximo 10 de mayo comenzará en Madrid el juicio contra César Román, también conocido como ‘el Rey del Cachopo’, acusado de matar y descuartizar a la joven Heidi Paz, la que fuera su pareja, de apenas 25 años.

“Ojalá le caiga la permanente revisable. Solo deseo que la madre de Heidi pueda descansar por fin tranquila porque estoy convencida de que es culpable y porque lo que hizo es inhumano y atroz. Yo tengo una hija de la misma edad que Heidi y no quiero imaginar lo que supone perder a alguien querido de esta manera”, dice Contreras, que seguirá de cerca el juicio en el que es más que probable que tenga que testificar por videoconferencia.

¿Qué pasó en el Gerardo después de la detención del rey del Cachopo? “Durante los primeros meses vinieron muchos curiosos, pero luego la cosa cayó muchísimo. Yo creo que perdimos en torno al 30% de la facturación de 2019. No sé si en serio o en broma, pero -incluso- me hicieron comentarios de que me estaba volviendo rica por atender a las televisiones. Como es evidente, nunca he visto un euro. ¡Ni que fuera Rocíito!”, se queja Contreras. Justo cuando el local parecía que comenzaba a recuperarse en ventas y clientes, llegó la pandemia y tuvo que cerrar. “Ahora hemos vuelto pero con el aforo recortado, con la imposibilidad de servir en barra y todas las restricciones conocidas”, explica la propietaria.

Fue Raquel quien, hace ya más de dos años, tras reconocer la imagen de César en un magacín de televisión descolgó el teléfono y marco el 091. Rafael Rujano, alias 'Txiki', cocinero venezolano de ascendencia aragonesa, no era quien decía ser, sino un presunto criminal que había descuartizado a su novia y había guardado los restos en una maleta. “Si no tienes nada que esconder, ¿por qué te escondes? ¿Por qué vas con identidad falsa? ¿Por qué mientes a todo con el que te cruzas?”, reflexiona Contreras.

“Si no tienes nada que esconder, ¿por qué te escondes? ¿Por qué vas con identidad falsa? 

Unas amigas suyas le avisaron la semana pasada de que César Román estaba haciendo “unas entrevistas desde la cárcel de Soto del Real” y se quedó muy sorprendida. “Yo no me manejo en redes sociales ni en los ordenadores, pero escuché eso del Spotify y parece que está encantado. Que en la cárcel lee mucho, que hace deporte y que es una celebridad porque le llaman César y Cachopo”, explica Raquel, que cree que el supuesto pinche de cocina tenía una personalidad un tanto ególatra. “Él decía saber de todo pero el caso es que mentía todo el tiempo. Dijo que había trabajado con Arzak pero no sabía hacer nada. Aquí se hizo pasar por Rafael y cuando le llamabas por ese nombre enseguida te atendía. Eso es propio de una mente calculadora, porque a mí me llamas Pilar por la calle y no me giro”, comenta la dueña del Gerardo, convencida de que al supuesto criminal le satisface la atención mediática.

El Rey del Cachopo consiguió un teléfono móvil de forma ilegal y por medio de sus abogados habló con los periodistas encargados del documental de Spotify con el que el director Daniel Higueras intenta arrojar luz al caso. El podcast acaba de lanzarse pero se irá nutriendo con nuevos episodios durante el juicio y, también, con un análisis de la sentencia a posteriori. “Yo creo que esta pesadilla solo acabará cuando lo condenen. Y no lo digo por el bar, ni por las ventas, los créditos o Hacienda. Lo digo pensando en la madre de Heidi, con la que tengo muy buena relación, y que merece poder descansar. Que caiga sobre él todo el peso de la justicia. Si piden la permanente revisable, ojalá se la concedan”, concluye Contreras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión