Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los sanitarios aragoneses piden un "confinamiento racional" ante el incremento de casos

Reconocen su "preocupación e incertidumbre" por la evolución de la pandemia, que obliga a abrir otra unidad de cuidados intensivos en el Servet.

Llegada de dos sanitarios, con una paciente, al servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, ayer por la mañana.
Llegada de dos sanitarios, con una paciente, al servicio de Urgencias del Hospital Miguel Servet, ayer por la mañana.
Guillermo Mestre

El aumento de la presión asistencial por covid sigue tensionando el sistema sanitario aragonés. El Hospital Miguel Servet de Zaragoza reubica pacientes para reservar espacio para esta patología y suspende ya intervenciones quirúrgicas para tener disponibilidad de recursos, físicos y humanos. Además, con las camas de uci casi al límite de su capacidad, tanto por casos covid como de otras patologías, prevé abrir otra unidad en cuidados intermedios con nueve puestos más. En el Clínico, por su parte, confirman que, aunque se nota un lento incremento casos, por ahora no hay alteraciones en el ritmo de quirófanos. No obstante, aseguran desde el centro, como son situaciones dinámicas se van evaluando y tomando decisiones según las necesidades.

Y es que la pandemia está creciendo a una velocidad muy alta en Aragón. El cuarto repunte de casos irrumpió en la segunda semana de diciembre sin tiempo de haber liberado las camas de los hospitales. De hecho, las plantas y las ucis solo quedaron prácticamente libres de coronavirus tras la primera oleada. Desde la segunda, el ritmo de asistencia ha sido siempre elevado. El jefe de sección de la uci del Clínico, Juan José Araiz, lo resume así: "No es cuestión de olas, trabajamos con una marea alta permanente". Un nivel que les obliga a mantener un equilibrio para atender todas las enfermedades.

"Ahora mismo no sabemos cuándo llegará el pico del nuevo brote. Hay mucha preocupación e incertidumbre estos días", reconoce Andrés Carrillo, jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Miguel Servet. Además de la covid, que ahora centraliza gran parte de los recursos, "hay que atender las urgencias por patologías no covid, que no decrecen y hay que ir dando respuesta, y las intervenciones quirúrgicas programadas".

Racionalizar las salidas

De lo que se trata, afirma Concha Ferrer, presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza, es de "usar el sentido común y racionalizar las salidas, sobre todo entre aquellas personas que pertenecen a los grupos de riesgo. Si evitamos contactos, mantenemos la distancia social y usamos mascarilla, vamos a reducir la posibilidad de contagio". Unas medidas, afirma, que responden a un "confinamiento racional": "Si no tienes necesidad de salir, no lo hagas. Y, si es preciso, hay que intentar hacerlo a unas horas en las que haya poca aglomeración de gente".

El objetivo en este momento de la crisis sanitaria es controlar la transmisión, porque si siguen aumentando los contagios y se traducen en nuevos ingresos, hay riesgo de que se produzca un colapso. Los profesionales sanitarios coinciden en la necesidad de restringir los contactos a lo imprescindible. "No sé si tanto como autoconfinarse, pero desde luego hay que limitar mucho las relaciones sociales", apunta Jesús Díez Manglano, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna e internista del Hospital Royo Villanova. "Los últimos 20 días -subraya- el contagio ha sido fundamentalmente domiciliario por las fiestas navideñas". De hecho, Nochevieja fue hace 20 días y Reyes, hace dos semanas. Tiempo suficiente para que el aumento de las infecciones haya desembocado en una mayor presión hospitalaria. Tal y como pone de manifiesto: "Es un esfuerzo que va a redundar en un beneficio a relativo corto plazo y en 15 días se van a ver resultados. Cuanto más controlamos ahora, más tiempo damos a que se vaya poniendo más segundas dosis de la vacuna para intentar atajar la transmisión viral".

Una opinión que comparte también el jefe de servicio de la uci del Clínico: "Tenemos la vacuna, y es nuestra baza. Sabíamos todos que íbamos a tener un rebrote tras las Navidades y nos pilló demasiado saturados". De hecho, en su unidad llevan trabajando desde julio con 50% de covid, además del resto de patologías: "Es una sobrecarga asistencial tremenda". Una tensión que evidencia también Luis Miguel García, presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (Samfyc), que lanza a la opinión pública un mensaje de prudencia: "Estamos casi como en marzo. La gente no se tiene que relajar y debe minimizar los contactos. Igual confinarse en casa, en el sentido estricto, no; pero sí reducir el número de contactos a lo mínimo posible". "Plantearnos salvar a la población debería ser nuestro eslogan", asegura. Hay que tener en cuenta, añade, que "las ucis llenas por covid no solo limitan a los siguientes pacientes con coronavirus, sino a las patologías agudas: hay enfermedades que precisan ser operadas y que si se posponen demasiado pueden dejar de ser efectivas". Para el jefe de servicio de cuidados intensivos del Miguel Servet, es evidente que "con aislamiento social se controla la enfermedad".

Evolución incierta

La curva epidemiológica está disparada en Aragón, lo que desde hace unos días se traduce en un incremento de consultas en Atención Primaria y en las urgencias hospitalarias por síntomas compatibles con el coronavirus. Ante una mayor presión, consecuencia de un incremento de contagios, la sanidad se prepara para poder dar respuesta.

El 25% de las camas de cuidados intensivos del Miguel Servet están dedicados a pacientes covid (ayer eran 12 enfermos, que ocupan una de las cuatro unidades de este servicio). Las otras tres, por el momento, se reservan a enfermos de otras patologías, que están ya con una ocupación prácticamente del 100%. En la anterior oleada, este centro amplió su capacidad de 48 camas uci con otras nueve plazas de la unidad de intermedios que se reconvirtió en intensivos. Andrés Carrillo explica que, ante el escenario actual, la idea es reabrirla hoy o mañana, reorganizando las plantillas, de manera progresiva. Este espacio atendería a pacientes libres de coronavirus; mientras que una de las unidades habituales de críticos, con boxes independientes, sería una zona covid.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión