Despliega el menú
Huesca

Aragón empieza a vacunar a ancianos fuera de las residencias con dosis sobrantes 

Ya se han administrado más de 550 vacunas en grupos de riesgo al margen de los centros asistenciales y sanitarios, el 42% en el sector de Barbastro. 

Vacunación en la residencia Somontano de Barbastro
Vacunación en la residencia Somontano de Barbastro, de las primeras en recibir la inyección.  
Álvaro Calvo.

Más de 550 aragoneses que no pertenecen a residencias ni centros sanitarios han recibido ya la vacuna contra la covid. Son sobre todo personas mayores de 80 años, que se han beneficiado de las dosis sobrantes, en un intento de aprovechar al máximo los viales, porque de lo contrario habría que tirarlas pasadas dos horas. Así ha ocurrido en localidades como Vencillón, Binéfar o Tamarite de Litera, pertenecientes al sector de Barbastro, donde algunos centros de salud han citado a pacientes de esa franja de edad para avanzarles el calendario de vacunación, previsto inicialmente para el próximo mes de febrero.

Según los últimos datos oficiales sobre la situación de la vacunación en Aragón, de las 28.399 dosis administradas hasta el 18 de enero, el 98% se distribuyeron entre usuarios de residencias (14.558), trabajadores de las mismas (9.026), profesionales sanitarios de atención especializada (2.525) y de atención primaria (1.733). El proceso comenzó a finales de diciembre con los dos primeros colectivos, que de hecho ya han empezado a recibir la segunda dosis, y desde la semana pasada se han sumado los sanitarios. Sin embargo, 557 vacunas, un 1,96% del total, corresponden a lo que se denomina otros grupos de riesgo.

El departamento de Sanidad justifica que se han inoculado dosis sobrantes de las residencias "para no perderlas", y entre quienes las han recibido están los mayores de 80 años. La ficha técnica de la vacuna de Pfizer indica que de cada vial se podían extraer cinco vacunas y al final están saliendo seis, es decir, se gana una, aprovechada para otras personas de la misma área sanitaria. El grupo de más de 80 años figura en las siguientes fases del plan, junto a grandes dependientes que viven en su casa y personal de los servicios de ayuda a domicilio que atienden a estos y a los mayores, de acuerdo con la estrategia de vacunación frente a la covid-19 en España.

Barbastro, a la cabeza

La mayor parte de las 557 vacunas inyectadas fuera de residencias y centros sanitarios corresponde al sector de Barbastro, que concentra casi la mitad, un 42%, 235 dosis. Fue precisamente aquí donde arrancó la campaña, el 27 de diciembre, en la residencia de ancianos Somontano de esa ciudad. El día 18 de enero los internos del centro recibieron ya la segunda dosis. Un día después comenzó en el hospital.

Le siguen el sector sanitario de Huesca (93), Zaragoza III (90), Zaragoza I (70), Teruel (36) y Zaragoza II (15). En Calatayud (7) y Alcañiz (10) apenas se ha vacunado a otros grupos de riesgo.

Entre los primeros ancianos de fuera de las residencias beneficiados por la inyección de Pfizer están los de Vencillón, localidad adscrita al centro de salud de Binéfar. Se la suministraron el pasado martes. Según su alcalde, Ramón Capel, estaban vacunando en la residencia El Pilar para personas con discapacidad, ubicada a pocos kilómetros. "El día anterior, el centro de salud avisó a algunos mayores para aprovechar las dosis sobrantes. El cien por cien de los que citaron accedió a ponérsela y ya se les administró la primera dosis", indicó.

En la ciudad de Binéfar también se ha citado a pacientes de más de 80 años. Y no es la única zona sanitaria, ya que se ha hecho lo mismo con la de Tamarite de Litera (en el mismo sector de Barbastro), donde se ha avisado a mayores para que acudan el jueves y viernes a recibir la primera dosis. La selección se realiza en función de su situación médica y sus patologías.

Las autoridades locales están de acuerdo en que "antes de tirarla", si sobra alguna dosis, se aproveche para adelantar el calendario de vacunación, que inicialmente preveía, una vez completada la primera fase, llegar a los mayores de 80 años a finales de febrero. Será a través de un sistema de cita previa para no desperdiciar ninguna.

Etiquetas
Comentarios