Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Debate ético: "Cabe la posibilidad de vacunar a altos cargos como grupos de riesgo, pero sin saltarse el orden"

Rogelio Altisent, profesor titular de Bioética de la Facultad de Medicina, explica que hay razones de peso para incluir a determinados cargos públicos en los grupos prioritarios para recibir la vacuna. Pero esto -recalca- debe hacerse siguiendo unos cauces que lo justifiquen a priori.

El aragonés Rogelio Altisent es vicepresidente del Comité Español de Bioética.
El aragonés Rogelio Altisent es también presidente del Comité Español de Bioética. 
Guillermo Mestre | Archivo

El caso de un consejero murciano y varios alcaldes españoles que se han vacunado ya pese a no ser de riesgo ha abierto el debate ético sobre estas actuaciones en un momento muy "sensible" para el sistema sanitario y sus profesionales, que trabajan sin descanso en Aragón y otras comunidades para doblegar esta nueva ola del coronavirus.

A juicio del profesor titular de Bioética de la Facultad de Medicina, Rogelio Altisent, "hay razones de peso para incluir a determinados cargos públicos en los grupos prioritarios" para recibir la vacuna. Pero esto -matiza- debe hacerse siguiendo unos cauces. 

"Cabría la posibilidad de contemplar que estas personas pudieran tener una calificación en puestos esenciales y convendría darles una prioridad porque están en contacto con muchas personas que trabajan en primera línea. Ahora bien, eso lo tendría que establecer la comisión que ha hecho la priorización y en su día estableció los grupos y el orden de vacunación. Estamos en un contexto complejo y muy sensible en el que este tipo de ventajas, aunque las han explicado a posteriori, son un error. Se tendría que haber hecho de otra manera", opina este experto.

En el caso del consejero de Sanidad murciano que dimitió este miércoles y otros alcaldes de pequeñas localidades españolas, hay investigaciones y amonestaciones en curso. La mayoría alegan que "están expuestos al virus' o que las dosis se iban a tirar. Altisent considera que en el caso de ciertos gestores públicos, como los titulares de Sanidad, deberían incluirse entre los grupos prioritarios. "A mí no me parecía descabellado que un alcalde o un consejero se vacune porque es un cargo público que tiene que estar de un lado para otro y en contacto con mucha gente… Sería bueno que tuvieran una prioridad en el beneficio de la vacuna no por su persona, si no por lo que representa y las repercusiones que puede tener para evitar el contagio", recalca.

"Un servidor público debe ser ejemplar, lo cual no significa que no pueda tener justificación. Pero esa justificación hay que llevarla por un cauce procedimental adecuado"

Desde el punto de vista ético, sin embargo, Altisent considera que estas personas se han equivocado al saltarse unas normas que deberían ser de obligado cumplimiento para todos. "Un servidor público debe ser ejemplar, lo cual no significa que no pueda tener justificación. Pero esa justificación hay que llevarla por un cauce procedimental adecuado, introduciendo la variante que lo justifique. Es algo que tiene que estar estandarizado y si no lo está, es evidente que no es el camino a seguir. Los hechos consumados no son un buen camino para acometer esta cuestión que, sin embargo, podría estar justificada, pero tiene que llevar unos procedimientos", subraya. 

La vacunación de altos cargos de Sanidad en Aragón

En Aragón, por el momento, no está prevista la vacunación de altos cargos del Departamento de Sanidad, como es el caso de la consejera Sira Repollés. "Su vacunación, como tal, no se contempla en ninguno de los grupos prioritarios establecidos actualmente", confirman fuentes del departamento. 

Hasta el momento, en la Comunidad, se han vacunado ya más de 2.000 profesionales de Atención Primaria y esta semana se prevé acabar en este ámbito, que empezó utilizando las dosis que por circunstancias excepcionales no se podían administrar a residentes y trabajadores de estos centros incluidos en la fase 1. 

Posteriormente, tras residencias y sanitarios, se prevé empezar a vacunar la semana que viene a grandes dependientes y mayores de 80 años en centros de salud y domicilios. 

El calendario de vacunación, por fases

Emilia Nájera, primera vacunada en Aragón
1

Residencias y centros de personas dependientes

El 28 de diciembre comenzó la vacunación en Aragón en residencias y centros de personas dependientes. Emilia Nájera, de 80 años, fue la primera en recibir la vacuna en Aragón

Vacunación entre sanitarios en el hospital Miguel Servet de Zaragoza.
2

Vacunación de los sanitarios de Atención Especializada

Este lunes, 18 de enero, se vacunaron los primeros sanitarios, empezando por los servicios más expuestos al virus. Cada hospital ha organizado sus recursos para inmunizar a sus profesionales de la forma más rápida y en el menor tiempo posible.

La enfermera Teresa Tolosana ha recibido este miércoles la segunda dosis de la vacuna del coronavirus.
3

Dosis sobrantes y listas de "reserva"

De forma paralela a la primera fase, las dosis sobrantes se han ido utilizando también para  vacunar a sanitarios y personas de riesgo que estaban en listas de reserva gestionadas por cada centro de salud para no desperdiciar ninguna vacuna. Así, algunos de los sanitarios que la recibieron el pasado día 30, han podido ponerse este miércoles, 21 de enero, la segunda dosis de la vacuna de Pfizer

Gayata o bastón.
4

Mayores de 80 años y grandes dependientes

Tras concluir esta semana la vacunación en residencias y centros de mayores, está previsto que la próxima semana se extienda la campaña a mayores de 80 años y grandes dependientes, que serán citados por los profesionales de Atención Primaria para la vacunación en centros de salud y domicilios.

Etiquetas
Comentarios