Huesca
Suscríbete por 1€

El alcalde justifica el cierre de Huesca por los datos sanitarios en otra jornada de protestas en la calle

Luis Felipe respalda la medida adoptada por Salud Pública, aunque la ciudad tenga una incidencia por debajo de otras cerradas perimetralmente. También hubo una cacerolada en Graus.

Manifestantes de los sectores económicos del comercio y la hostelería este miércoles en Huesca.
Manifestantes de los sectores económicos del comercio y la hostelería este miércoles en Huesca.
Pablo Segura

La ciudad de Huesca ha vivido este miércoles otra jornada de protestas en la calle por las restricciones sanitarias. La movilización ha estado convocada por la Asociación de Comerciantes, pero se han sumado representantes de otros colectivos, como los hosteleros. Los asistentes, tras concentrarse en la plaza de López Allué, han participado en una manifestación hasta la plaza de Cervantes, donde también se ha reunido los peluqueros. 

La presidenta de los comerciantes, Susana Lacostena, ha reclamado subir los aforos y los horarios "porque en octubre, con menos casos, estábamos con un aforo del 50% y una apertura hasta las ocho de la tarde. ¿Por qué esto? Huesca ahora está bien, cuando estemos mal, ya tomaremos medidas". 

Los empresarios creen que los datos no justifican el confinamiento de Huesca. "Ya que lo hemos hecho bien estas navidades, que nos permitan llevar una vida más o menos normal. Que hagan restricciones, pero no más de la necesarias", comenta Isabel Luna, comerciante. En el mismo sentido, Diego Marro muestra su desacuerdo con unas medidas que considera "muy restrictivas", como el cierre a las 18.00 el fin de semana. "Huesca necesita a la provincia y la provincia necesita a Huesca. Cerrar la ciudad destroza el comercio local y además nos impide ir a Jaca a esquiar o a comprar a Sariñena", dice Isabel Claver, lamentando el parón en la economía de todo el Alto Aragón.    

Sin embargo, el alcalde, Luis Felipe, justifica el confinamiento por los datos epidemiológicos. "Huesca tiene una incidencia más baja que otras poblaciones confinadas", reconoce, pero la incidencia acumulada en siete días estaba el martes en 305 casos por cada 100.000, por encima de los 250 fijados para confinar ciudades en nivel de alerta 3 agravado. 

En Zaragoza, la incidencia es de 355, y en Teruel, de 685, mientras Calatayud tenía el mismo día 439 y Utebo, 283. En Ejea de los Caballeros, se dispara a 1.173 y en Alcañiz, a 1.410. En el caso de ciudades que no están cerradas perimetralmente, la incidencia en 7 días en Monzón se sitúa en 63 (está en nivel 2); en Barbastro, en 182; y en Fraga, en 139, estas últimas también en nivel 3 agravado. Jaca, con 84, se mantiene en nivel 3.   

 "Son los parámetros que Sanidad me traslada, los que le llevan a tomar decisiones, decisiones que tienen efectos colaterales, y por eso ponemos en marcha ayudas", según el alcalde, quien ha anunciado una nueva convocatoria del Observatorio Covid de diálogo social y ha recordado los 400.000 euros para los bonos Impulsa presupuestados en 2021.  

Cacerolada en Graus

Por otra parte, en Graus, medio millar de personas procedentes de distintas localidades ribagorzanas y de la vecina comarca del Sobrarbe han respondido este miércoles a la convocatoria de la Asociación de Empresarios de Ribagorza y se han dado cita ante la estatua de Joaquín Costa en Graus para mostrar su malestar con la situación económica y social derivada de las medidas de confinamiento ante la crisis sanitaria y exigir la adopción de medidas urgentes para evitar el colapso del territorio pirenaico.

La manifestación había sido convocada a las 20.00 y, aunque dirigida especialmente a los hoteleros, al personal trabajador en el sector turístico vinculado con la nieve y a los comerciantes del territorio –a muchos de los cuales las limitaciones horarias y de movilidad impulsadas por el Gobierno de Aragón, ahora todavía más estrictas, están amenazando con el cierre definitivo de sus negocios y puestos de trabajo-, ha contado también con el apoyo de numerosos ciudadanos de la zona que entienden que la problemática laboral de los sectores turísticos incide directamente en la resto de la economía de las comarcas pirenaicas.

Enarbolando esquilos y cacerolas y amparados por varias grandes pancartas reivindicativas, los concentrados han iniciado una sonora protesta antes de participar en una improvisada manifestación que ha dado varias vueltas a la rotonda junto al monumento a Costa y ha provocado un breve, y simbólico, corte de la circulación rodada por la carretera A-139 que discurre por este tramo.

Al acabar, Carlos Pallás, gerente de un popular establecimiento hotelero grausino, ha dado lectura a un manifiesto. Ha exigido la finalización del cierre perimetral de las provincias y ciudades y la recuperación de unos horarios normalizados. 

Las concentraciones reivindicativas proseguirán en los próximos días en la comarca ribagorzana donde ya este jueves el colectivo SOS Pirineos ha convocado una nueva manifestación en Benasque que partirá a las 13.00 desde la plaza del Ayuntamiento. Y el sábado tomará el relevo Castejón de Sos con una nueva manifestación que saldrá a las 18.30 desde la plaza Morera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión