Despliega el menú
Aragón

aragón

La cuarta ola de covid se agudiza en Aragón con un fuerte repunte de casos tras la Navidad

El Gobierno cree que se puede deber a la "relajación" social durante las fiestas. La subida de la positividad y la bajada de asintomáticos son claves de un nuevo rebrote para algunos expertos. Desde el Colegio de Médicos piden esperar a los datos de una semana completa.

Luces de Navidad en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Luces de Navidad en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La cuarta ola de covid-19 se agrava en Aragón tras la Navidad con un nuevo repunte de contagios, el peor dato desde mediados de noviembre. La resaca de las celebraciones familiares durante la Navidad parece encontrarse detrás del incremento que ha supuesto que este miércoles se hayan notificado 692 positivos, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. La situación actual nada tiene que ver con el mes de diciembre. En las vísperas de Nochebuena solo se registraron 177 nuevos casos.

Desde el Gobierno de Aragón se están analizando las causas del repunte para tomar las medidas necesarias, en un momento en el que otras comunidades como Navarra, La Rioja y Galicia han endurecido ya las restricciones. En Castilla y León o Andalucía están pidiendo directamente un confinamiento domiciliario. La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha reconocido este miércoles tras el Consejo de Gobierno que se estaría "recogiendo el fruto de la relajación que se ha podido tener por parte de la ciudadanía en estas fiestas"

La titular de Sanidad, Sira Repollés, ya avanzó la semana pasada que la comunidad se enfrentaba a una cuarta ola tras unos últimos días del año de incremento de contagios.

Aumento de los positivos

El epidemiólogo veterinario zaragozano Nacho de Blas alerta de que se está produciendo una "subida muy preocupante". El avance de la onda epidémica se refleja tras el análisis de datos como el aumento de la positividad, 19,6% el lunes, que considera "altísimo" y que no se daba desde noviembre, que ha bajado a 16,85% este miércoles. A ello une el bajo porcentaje de asintomáticos. Estos serían "patrones" que ya ha seguido la comunidad en las anteriores oleadas del virus. 

Loading...

Sin embargo, desde el Colegio de Médicos de Zaragoza, prefieren esperar a tener los datos de una semana sin festivos para saber qué está sucediendo. "Para realmente hablar de una cuarta ola con la envergadura de lo que hemos tenido anteriormente hay que esperar un poquito a los datos",  afirma Concha Ferrer, presidenta del citado colegio.

"Son efectos de la Navidad, pero afirmar si van a tener una vía ascendente todavía con las cifras que tenemos no podemos decirlo". El aumento de casos lo considera un "repunte", pero para conocer qué representa "hay que analizar toda la curva de la semana, si no es difícil de poner en contexto". Esta última subida "se esperaba", asegura.

De Blas analiza otros factores que le llevan a vislumbrar el inicio del nuevo rebrote como el incremento de las hospitalizaciones en planta y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). En el primer caso, hay 468 ingresados en planta y 51 en cuidados intensiv . "Hemos estado estables en UCI, con lo más bajo en 44 y en planta 268 el día 30 de diciembre", apunta el profesor de la Universidad de Zaragoza. Habría habido cuatro días seguidos de alza de ocupación en planta. "Ahora suben los hospitalizados y empezaremos a ver los hospitalizados en UCI a finales de enero", calcula. 

"Por edades, los grupos que más están creciendo son los de 15 a 24 años y el de 25 a 34 años"

La incógnita, como durante toda la pandemia, es saber hasta dónde subirán los casos. Ferrer tiene "la esperanza de que no lleguemos a las cifras de tiempos pasados" porque volver a 1.000 contagios "sería una situación muy complicada". Con los actuales niveles la doctora sostiene que "tenemos todavía capacidad de maniobra". Pese a ello, advierte de que con el aumento de casos se corre el riesgo de "no poder dar respuesta a otras patologías".

Entre las tendencias que empiezan a asentarse figura la reducción de la edad de los enfermos. "Por edades, los grupos que más están creciendo son los de 15 a 24 años y el de 25 a 34 años", señala el epidemiólogo. Los mayores de 65 se habrían contenido. La incidencia se habría duplicado en los niños y triplicado en los jóvenes.

Por zonas, se muestra preocupado por los datos de Teruel. La capital que está ahora en unos 565 de incidencia acumulada semanal y el resto de la provincia subiría. "Empezó desde un escalón más alto que Zaragoza y Huesca, que llegaron a bajar de 100", reconoce. 

Más restricciones o más prevención

Por ello, De Blas pide más restricciones. Durante la Navidad "nos han dejado unas ciertas libertades y la gente las ha utilizado", considera. Cree que "cuanto antes se tomen las medidas, más efecto tendrán y menos tiempo habrá aplicarlas", aunque es consciente del impacto económico.

Por su parte, la doctora no cree que sean necesarias más limitaciones sino seguir insistiendo en la prevención en contactos sociales. Es consciente de que las navidades "han llevado un incremento con las relaciones familiares" y algunos "han bajado la guardia", pero también habría habido "mucha gente que ha pasado estos días solos" como precaución.

Ferrer pide tener cuidado con las actividades en espacios cerrados que aumentan con el frío y donde es más fácil contagiarse. "Si la gente cumple con el distanciamiento, mascarilla, ventilación e higiene de manos y no reunirse muchas personas no haría falta que restringieran nada", apunta y advierte de que "eso hay que cumplirlo a rajatabla".

El cierre perimetral que está todavía vigente puede ayudar a controlar el repunte, según De Blas. Destaca que las tres provincias se encuentran en tres situaciones distintas, con más casos en Teruel y un mayor control en Huesca y Zaragoza. "Abrirlo podría suponer que se extienda más la enfermedad". 

La mayor preocupación del epidemiólogo son las nuevas cepas del virus aparecidas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, que muestran una mayor velocidad de expansión. "Hay que estar muy alerta si no hay alguna introducción de variantes nuevas", para lo que cree que restricciones vigentes como el cierre perimetral puede ayudar. "Son más transmisibles y ese es el gran miedo", señala, aunque no sean más graves sus efectos.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios