Despliega el menú
Aragón

bajo aragón-caspe

Los actos vandálicos le cuestan a Caspe 60.000 euros al año

El Ayuntamiento pide la colaboración ciudadana para localizar a los autores

Pilastras arrancadas en el puente de Masastrigos
Pilastras arrancadas en el puente de Masastrigos
Ayto de Caspe

El Ayuntamiento de Caspe ha pedido la colaboración ciudadana para poder identificar y multar a los autores de los actos vandálicos que le cuestan cada año a las arcas municipales 60.000 euros.

"En diciembre inauguramos la mejora de la calle de Alcañiz con un parque infantil y el carrusel que se instaló, que costó unos 1.500 euros, no duró ni una semana porque lo arrancaron a los pocos días", explicó el concejal de Medio Ambiente, Rafael Guardia, sobre uno de los últimos daños que han sufrido por culpa de los comportamientos incívicos.

A las pintadas que han aparecido en el mobiliario, suelo y paredes de los jardines de la Glorieta han seguido otras acciones de "idéntico calibre", señaló Guardia. En el parque José Antonio Labordeta se ven también pintadas en las paredes y las escaleras de acceso y la vegetación plantada en la Fuente de los Chorros ha aparecido arrancada en repetidas ocasiones, por lo que tendrá que ser replantada de nuevo.

Otro desperfecto reciente que preocupa es el ocurrido en el puente de Masastrigos, situado sobre el río Guadalope. Es obra del siglo XVIII, pero se apoya sobre una estructura anterior realizada entre los siglos XIII y XIV. A pesar de lo alejado de la población, unos cinco kilómetros, han aparecido arrancadas más de 70 pilastras de protección del puente y de las orillas, lo que ha afectado "gravemente a su imagen y a la seguridad", afirmó el concejal de Medio Ambiente. Guardia reconoció que al estar este paraje alejado de las población es muy difícil controlar estos comportamientos.

Aunque el problema no es nuevo, el consistorio caspolino solicita a los vecinos, ante la imposibilidad de vigilar todos y cada uno de los espacios municipales, que colaboren en la medida de lo posible para frenar estas conductas y localizar a los infractores que pueden ser sancionados con multas. En la localidad hay ocho puntos controlados con cámaras y para 2021 hay una partida de 8.000 euros para instalar más pero, concluyó Guardia, "la concienciación es una tarea que nos corresponde a todos".

Etiquetas
Comentarios