Despliega el menú
Aragón

Temporal

La ola de frío deja mínimas de -16 grados y eleva la alerta por riesgo extremo de heladas

La nieve y el hielo seguían dificultando ayer la circulación en 150 puntos de la red de carreteras.

Zaragoza, a vista de dron
Zaragoza, a vista de dron
Latorre y Romeo

La ola de frío polar provocada por el anticiclón atlántico que barre la península dejó ayer mínimas de hasta 16 grados bajo cero en municipios como Bello, en Teruel, y complicó la circulación en hasta 150 puntos de la red secundaria de carreteras de Aragón, que sigue registrando numerosas incidencias, la mayoría en la provincia turolense, tras el paso de la borrasca Filomena.

De cara a las próximas horas, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha elevado la alerta en la Ibérica zaragozana, el Jiloca y Albarracín ante el riesgo "extremo" de que el termómetro caiga por debajo de los 14 grados bajo cero, y tanto estos puntos como Gúdar, el Maestrazgo y el Pirineo oscense seguirán mañana en prealerta, ya que podrían moverse entre los -4 y los -6 grados.

La nieve acumulada, transformada ahora en hielo, siguió obligando ayer a extremar la precaución y a utilizar cadenas en decenas de tramos, y tanto desde la DGA como desde la Delegación del Gobierno se insiste en evitar todos los desplazamientos innecesarios. También disparó las atenciones por traumatismos en los principales hospitales.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajó junto a los operarios de la DGA y las diputaciones provinciales para despejar los caminos a hospitales, centros de salud, consultorios, polígonos industriales y colegios y residencias, una tarea nada sencilla por la cantidad de nieve, que en municipios como Andorra ha superado la dejada por Gloria.

La Comunidad registró tres de las diez temperaturas más bajas de toda España. Los -16 grados de Bello solo fueron superados por los -17,8 de El Burgo de Osma y los -16,1 de Ucero, ambos en la provincia de Soria. En el listado de la Agencia Estatal aparecen, además, los gélidos 15,6 grados bajo cero que se alcanzaron en Alhama de Aragón a las 9.00 y los -13,6 que marcó a esa hora el termómetro en la localidad turolense de Calamocha.

El problema, razonó el delegado territorial de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, es que "con estas temperaturas, la nieve no se va a fundir". Los valores subirán ligeramente hacia finales de semana, momento en que las máximas podrían alcanzar los 15 grados en Zaragoza, pero numerosos puntos de la Comunidad, en especial en la provincia de Teruel, seguirán con mínimas en negativo al menos hasta el domingo. 

Hasta cuatro o cinco estaciones de la Aemet registraron ayer temperaturas de 14 grados bajo cero, mientras que otras, como las de Sabiñánigo, cayeron hasta los -11,9. Requena confirmó que el episodio de la borrasca Filomena se da ya por finalizado, aunque sus consecuencias podrían tardar días en desaparecer.

Numerosos municipios de Aragón no daban ayer abasto para retirar la nieve acumulada. Solo en Andorra sacaron 180 camiones, y en Alloza, alguaciles, concejales y vecinos trabajaron para limpiar los accesos. Hubo localidades, como Alcorisa, que reforzaron el operativo con tractores con abonadoras para esparcir sal.

La UME ha desplegado 215 efectivos y 85 vehículos entre Daroca y Castellote para despejar los cascos urbanos de estas localidades y su entorno. En el caso de la primera zona, cerca de 100 soldados ampliaron ayer su labor a municipios como Langa del Castillo, Torralbilla, Badules y Fombuena. "Son lugares con mucha población mayor y en los que el interior del casco urbano tiene la nieve sin tocar", detalló Luis Martínez, comandante del destacamento. 

Por su parte, la delegada del Gobierno, Pilar Alegría, visitó la cabecera de la comarca darocense y vaticinó que, si se cumplen la subida de temperaturas, entre el martes y el miércoles se habrán podido concluir las tareas.

Etiquetas
Comentarios