Despliega el menú
Aragón

125 historias de heraldo de aragón

'Vacaciones en paz', un programa milagro que rescata en verano a miles de niños saharauis

Desde hace más de 20 años, diversas asociaciones vinculadas con el Sáhara Occidental organizan estancias solidarias.

Un grupo de niños saharauis, a su llegada al aeropuerto de Zaragoza
Un grupo de niños saharauis, a su llegada al aeropuerto de Zaragoza
A. Alcorta

El programa ‘Vacaciones en Paz’ nace de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara Occidental CEAS-Sahara y la Delegación Saharaui para España y se centraliza a través de UM-Draiga en Aragón desde hace 23 años. Consiste básicamente en acoger a un niño o niña saharaui cuya edad oscila entre los 7 y 12 años, durante dos meses, desde finales de junio hasta finales de agosto.

En España participan todas las Comunidades Autónomas y son varios cientos de pueblos y ciudades los que cada año se apuntan al proyecto. También se cuenta con la participación de otros países. En Aragón la coordinación se realiza a través de Alouda, Arapaz, Asaps y Lestifta para fletar un único vuelo y realizar algunas actividades conjuntas.

Los niños, según relata la propia asociación UM-Draiga en su documentación oficial, proceden de los campamentos de población refugiada saharaui en Tindouf (Argelia) "en los que sus familias llevan refugiadas desde hace 45 años. Cuando España abandonó la provincia del Sahara Occidental, Marruecos invadió el territorio, teniendo que huir la población saharaui a los campamentos actuales".

En cada viaje anual, los responsables recuerdan la importancia que tiene para los niños la ayuda realizada por las distintas instituciones y asociaciones aragonesas, al tratarse de muchachos que viven en condiciones extremas, incrementadas en verano por temperaturas que en ocasiones superan los 50 grados.

Aunque la presencia estival de los niños saharauis, que en muchas ocasiones tejen lazos permanentes con sus familias de acogida, es la más recordada por su frecuencia, en la Comunidad se han organizado diferentes iniciativas solidarias ante situaciones críticas internacionales. Por ejemplo, la que emprendieron varias oenegés durante años para poder ayudar a los niños bielorrusos y ucranianos afectados por la catástrofe de Chernobyl de 1986.

Se organizaron diferentes viajes anuales, como el del año 2000, cuando 145 familias aragonesas recibieron a otros tantos niños de para pasar el verano.

Además, en 1992 y 1993 más de un centenar de refugiados de la guerra de los Balcanes fueron recibidos con los brazos abiertos por los vecinos de casi treinta pueblos aragoneses.

Etiquetas
Comentarios