Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Las mascarillas ya son obligatorias en Aragón bajo sanción de 100 euros

Habrá que llevar la boca y la nariz cubiertas al margen de que se puedan mantener las distancias de seguridad.

El uso de la mascarilla se extiende desde este martes a todos los espacios públicos, abiertos o cerrados, con independencia de que se pueda mantener la distancia social, estipulada en estos momentos en metro y medio. Una medida, ya adoptada en otras comunidades como Cataluña, Extremadura o Baleares, que tiene por objetivo reducir el número de contagios, disparado en los últimos días y que ha llevado a que ciudades como Zaragoza regresen a la segunda fase de la desescalada, aunque con cierta "flexibilidad". Ante esta situación se impone el uso de la mascarilla, cuyas sanciones, recordó el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, están estipuladas a nivel nacional y ascienden a 100 euros. No obstante, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, aseguró que la intención es dar "un poco de margen" una vez se establezca la obligación.

¿Quién tiene que llevarla?

La normativa detalla que su utilización es obligatoria para todas las personas mayores de seis años. Todos ellos deben llevarla en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público. Estas obligaciones son extensibles aunque se pueda mantener la distancia interpersonal entre los presentes.

¿Hay excepciones?

Sí. Aquellas personas que presenten alguna enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla, no tendrá que utilizarla. Lo mismo ocurrirá con aquellos que por su situación de discapacidad o dependencia no dispongan de autonomía para quitársela o presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

El deporte. La práctica deportiva también es motivo de exención, aunque solo cuando se trate de un deporte individual al aire libre. Asimismo, la normativa excluye las actividades que resulten incompatibles con el uso de la mascarilla.

¿Cómo se tiene que llevar?

Los profesionales han recordado de manera insistente la importancia de ponerla correctamente, consiguiendo que tape tanto la nariz como la boca. También han detallado la importancia de priorizar las mascarillas reutilizables o quirúrgicas.

En el puesto de trabajo. Hasta ahora las situaciones en el entorno laboral eran dispares y se homogeneizan con la nueva regulación. A partir de ahora, según se detalla en el BOA, habrá dos escenarios. En aquellos centros en los que pueda acceder el público general -una entidad bancaria o un comercio- será obligatoria aunque se mantenga la distancia social; mientras que en los espacios privados, donde no acceda personal externo, solo será recomendable. En los primeros supuestos, detallan desde el Departamento de Sanidad, tampoco será necesario que lleve mascarilla aquella persona que cuente con un despacho propio, siempre y cuando, no haya otro individuo en el mismo espacio.

Terrazas y otros espacios de reunión

Sentarse en una terraza, cafetería o restaurante y quitarse la mascarilla de manera casi inmediata ya no será posible. El director general de Salud Pública de Aragón explicó que mientras se coma o se beba, no será necesario contar con la mascarilla, pero los clientes tendrán que ponérsela cuando mantengan una conversación con sus compañeros de mesa o con el camarero. Cuando existan reuniones o una posible confluencia de personas no convivientes en espacios privados, se recomendará su uso aunque no será obligatorio.

Etiquetas
Comentarios