Despliega el menú
Aragón

moda

De cachirulo, de Ágatha Ruiz de la Prada o con mensaje: diseño y negocio en las mascarillas

Tanto como en un elemento clave contra el contagio, se han convertido en un nuevo complemento que supone a la vez un escaparate de creatividad y una oportunidad comercial.

Las mascarillas tienen un lado de cachirulo y el otro, de ‘paturros’.
Las mascarillas tienen un lado de cachirulo y el otro, de ‘paturros’.
Heraldo

La obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios cerrados y al aire libre en caso de no poder respetarse la distancia social ha redoblado el interés por esta prenda de protección que ya es también un nuevo complemento de moda. De hecho, el mundo del  diseño fue de los primeros en salir al paso de la necesidad cuando había una grave carestía de ellas, al principio del confinamiento.

Ahora, los primeros compases solidarios, que en parte continúan, han dado paso a un creciente negocio. También, el pequeño trozo de tela de una mascarilla es espacio suficiente para la reivindicación o la reafirmación de convicciones, gusto personal o procedencia. 

De esta manera, en www.mascarillasunicas.com se venden ya, por 7,50, euros, telas protectoras con el tejido del zaragozano cachirulo, el pañuelo verde de San Lorenzo o la bandera de Huesca. También las hay zaragocistas o con la enseña de Aragón.

Una mascarilla con la bandera de Huesca.
Una mascarilla con la bandera de Huesca.
Heraldo.es

La marca Paturros, que se hizo popular con sus patitos de goma customizados, también ha lanzado la versión cachirulera de la mascarilla. 

A nivel nacional, las grandes superficies también han entrado de lleno en el recientísimo negocio de la mascarilla. La mayoría venden ya las quirúrgicas, pero algunas, como Lidl, se han introducido en el mundo del diseño de la mano de Ágatha Ruiz de la Prada, a la que solo le faltaba unir su nombre a este producto, después de hacerlo a productos de papelería, ropa de hogar o azulejos para baño.

No es la única diseñadora popular que se ha lanzado al 'mundo mascarilla'. Jean Paul Gaultier acaba de mostrar a través de Instagram una colección de cubrebocas recogiendo una invitación de la revista de moda 'Gala'.

Tampoco el deporte es ajeno a las posibilidades de una mascarilla a la hora de hacer dinero. Equipos de fútbol como la Real Sociedad ya las venden con sus colores y la NBA ha hecho lo propio con sus franquicias.

Ver esta publicación en Instagram

Just put my order in #nbamasks #memphisgrizzlies

Una publicación compartida de Joseph Anderson (@god.will.increase) el

Entre las firmas aragonesas que estos días ofrecen mascarillas diferentes están, por ejemplo, MundoMimiki (que propone que madres e hijos lleven mascarillas a juego), Urban Vicart, las oscenses Carita Bonita y Celia Metamorpho o Lucía Rodríguez, cuyas máscaras de tela tipo 'ninja' con tejidos de inspiración oriental están haciendo furor. Se pueden encargar o comprar 'on line' en las webs de cada marca o a través de sus cuentas de Instagram.

Etiquetas
Comentarios