Aragón
Suscríbete por 1€

Entre la 'muralla china' y una sima única en Europa, cinco joyas geológicas en Aragón

Hay paisajes que enseñan historia e invitan a viajar del pasado a nuestros días como los de Montoro de Mezquita, Jubierre, Oliete, Finestras y Gallocanta.

Recorrido senderista por los Mallos de Riglos.
Recorrido senderista por los Mallos de Riglos.
Turismo Hoya de Huesca

En las piedras está escrita la historia de la Tierra y puede servir para ver las consecuencias que tuvieron en la antigüedad fenómenos a los que ahora nos enfrentamos. Aragón cuenta con un patrimonio geológico excepcional del que se puede disfrutar sin ser un experto. En el territorio de la Comunidad se encuentran registrados todos los pisos geológicos desde el Precámbrico hasta la actualidad. Existen formaciones y paisajes increíbles y difíciles de imaginar que invitan a un viaje desde el pasado hasta la actualidad a través de auténticas joyas geológicas. Como una pequeña muestra bien valen estos cinco enclaves.

Impresionante tramo de las Pasarelas de Valloré
Impresionante tramo de las Pasarelas de Valloré
Laura Uranga

Pasarelas de Valloré, una ruta fluvial idílica

Esta ruta fluvial que discurre por un espectacular cortado bañado por la aguas del río Guadalope es el máximo atractivo turístico de Montoro de Mezquita, una pequeña pedanía situada en el corazón del Maestrazgo turolense. Estas idílicas pasarelas, que tienen su salida en el pueblo, fueron estrenadas en 2017, tristemente destruidas en 2018 y recuperadas en 2019 para esparcimiento de los visitantes que se quedan fascinados cuando recorren sus 1,2 kilómetros que regalan unas vistas impresionantes. Con esta longitud la ruta puede parecer a primera vista corta, pero es intensa. Tras bajar por el sendero desde el pueblo, empieza en los Chorros, unas cascadas que sirven de jacuzzi natural en verano, aunque la gente de la zona advierte de que el agua está fría. Un primer tramo discurre por el cañón, el lugar más angosto, y al final espera un peñasco de 30 metros de altura que, cuentan, tiene la cara de un monstruo de 'El Señor de los Anillos'. Mucha gente de la que acude aquí aprovecha la jornada para pasar a ver los Órganos de Montoro, otro tesoro geológico imprescindible de este Geoparque del Maestrazgo que acaba de regresar a la red de Geoparques de la Unesco.

El Tozal de la Cobeta, en Jubierre.
El Tozal de la Cobeta, en Jubierre.
Comarca de Monegros

Jubierre y sus misteriosos tozales

Los sobrecogedores paisajes desérticos de Jubierre son una razón de peso para acercarse a Castejón de Monegros (Huesca). Llaman la atención sus tozales, auténticos monumentos pétreos de formas singulares que son el resultado de la intensa erosión sufrida por una estructura geológica que alterna estratos de rocas duras y blandas. Hay itinerarios señalizados de escasa dificultad que se pueden recorrer a pie, en bicicleta de montaña, en coche o a caballo que permiten acceder a los tozales más populares: Tozal de la Cobeta, Tozales de los Pedregales, Tozal de Colasico, Tozal Solitario, Mirador Oriental y Peña Altar. Cuando uno se acerca a uno de ellos lo mejor es rodearlos para admirar todas sus perspectivas y detalles En este lugar donde la erosión reina por doquier y ejerce de artista de relieves y monolitos enigmáticos se han rodado anuncios internacionales y películas. Por algo se le conoce como el Hollywood de los Monegros. Pasa también por aquí la Orbea Monegros. Muy cerca, junto a la ermita de San Miguel en dirección Sariñena, se celebra cada verano el festival neohippie Nowhere desde hace aproximadamente una década, con mayoría de asistentes extranjeros.

La Sima de San Pedro impone respeto cuando uno se aproxima a ella.
La sima de San Pedro impone respeto cuando uno se aproxima a ella.
Laura Uranga

La hipnótica sima de San Pedro en Oliete

La sima de San Pedro, situada en Oliete (Teruel), invita a mirarla con respeto cuando uno se acerca a ella. En ella hay un mirador, pero no se trata de una instalación concebida para el turismo, sino de un pequeño balcón concebido para la práctica espeleológica, como se advierte en el acceso. El límite para recorrer su perímetro a una distancia prudencial está marcado con sirgas. "El río Martín está 40 metros por encima del fondo de la sima, y alimenta el lago de 22 metros de profundidad en la parte baja. La altura total es de 108 metros, 86 desde el mirador espeleológico, y el diámetro ronda los 80 metros", contaba en una reciente entrevista el director del Parque Cultural del Río Martín, Pepe Royo. Un agujero fascinante que sigue creciendo tanto en diámetro como en profundidad. Es única en Europa debido a sus dimensiones y a su valor geológico. Cuentan desde Turismo de Aragón qde se trata de un oasis en un territorio árido, un ecosistema propio con más de 25 especies de vertebrados, entre las que destacan las importantes colonias de murciélagos.

Estas paredes de roca situadas cerca del despoblado de Finestras se conocen como la 'muralla china' de Huesca
Estas paredes de roca situadas cerca del despoblado de Finestras se conocen como la 'muralla china' de Huesca
Heraldo.es

La 'muralla china' de Finestras

La muralla de Finestras, bautizada como la 'muralla china' de Huesca, es una fila de estratos paralelos de piedra que los movimientos geológicos de las fuerzas tectónicas forzaron hasta colocarlos verticales, como los vemos ahora. El efecto de la erosión sobre la roca calcárea fue aserrando sus contornos hasta abrir esas ventanas, o finestras, que asombran a quien las contempla. Esta singular colocación geológica que lo hace parecer una muralla defensiva recibe el nombre del despoblado de Finestra, en la comarca de La Ribagorza. El punto de partida de la ruta para llegar es Estopiñán, desde donde se marcha por la carretera nacional N-230 hacia Pilzán, núcleo del municipio de Benabarre, que se encuentra a 11,2 km. Desde Pilzán, a no ser que se disponga de todo terreno, conviene seguir la ruta a pie por el sendero de pequeño recorrido PR-HU 45, que durante un tramo marcha unido con el GR 18, primero hasta Estaña y después hasta Caserras. Hay que avanzar hasta el puente de Penavera, primer contacto con el embalse de Canelles, cruzar el viaducto y seguir avanzando para llegar alcanzar la única calle que cruza las ruinas de Finestra. Un lugar épico al que hay que ir preparado para una buena caminata.

Laguna de Gallocanta desde Google Earth
Laguna de Gallocanta desde Google Earth
Google Earth

El paraíso (geológico) también de las grullas

La laguna de Gallocanta, además de ser un importante refugio y paso de aves, tiene interesantes aspectos geológicos a contemplar. Situada en las inmediaciones de la localidad zaragozana del mismo nombre constituye la mayor laguna de origen endorréico de España. Su origen geológico se remonta al Pleistoceno, época que, por coincidir con los períodos glaciares, presentaba un clima mucho más frio y lluvioso que el actual. Existía por ello una gran laguna con una extensión doce veces superior a la de nuestros días. De ella son vestigios, además de Gallocanta, las lagunas de Guialguerrero, La Zaida, la Lagunica y otras de menor entidad. Es un espacio vivo que cambia mucho según la estación y el paso de las grullas se concentra entre los meses de noviembre y febrero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión