Despliega el menú
Viajes

rutas

De momias a paisajes lunares: seis lugares curiosos para visitar en la provincia de Zaragoza

Historias de templarios, árboles centenarios o un reloj que apareció por sorpresa son algunos de los atractivos de unas escapadas que nos llevan por Ambel, La Almunia, Villanueva de Huerva o Pozuelo.

Foto de Valpalmas
Aguarales de Valpalmas
Laura Uranga

La provincia de Zaragoza alberga monumentos y espacios naturales que, además de su belleza, añaden historias verdaderamente singulares. Aquí van seis ejemplos que bien merecen una escapada.

San Miguel de Ambel y la cabeza momificada de un templario
Manuel Gracia en la Iglesia de San Miguel Arcángel.
1

La iglesia de San Miguel y el palacio sanjuanista de Ambel son un conjunto fundamental en el patrimonio histórico de la comarca del Campo de Borja, con la huella de los Monserrat muy presente. Esta antigua villa templaria, después sanjuanista y hospitalaria (por la Orden de los Caballeros de Malta) mantiene desde siempre un halo único, sustentado en su patrimonio religioso y arquitectura señorial. La iglesia parroquial de San Miguel ha sido objeto en los últimos años de un rescate interior centrado en los muros y sus vestigios pictóricos. Uno de los alicientes más chocantes para el visitante de la iglesia, una visión no apta para todas las sensibilidades."En un ventanuco de la capilla, cuyo interior se cubre con una portezuela cerrada bajo llave, se guarda momificada la cabeza del comendador don Melchor de Monserrat, que murió decapitado defendiendo el fuerte de San Telmo en la isla de Malta. El cuerpo está enterrado en la catedral de La Valetta, capital de la nación maltesa. Al parecer, los turcos pusieron su cabeza en una pica, pero fue rescatada y enviada a Ambel por sus correligionarios de la Orden. Curiosamente, es posible que Melchor de Monserrat no llegara a poner los pies en Ambel, a diferencia de sus hermanos, que pasaron aquí buena parte de sus vidas.

Árboles fuera de serie
Pino Pindera en Villanueva de Huerva
2

En Villanueva de Huerva, emerge entre campos de viña un  Pino Carrasco (foto) considerado uno de los más importantes de la provincia de Zaragoza por su singularidad. Con más de 300 años, este robusto árbol situado cerca de la localidad de Villanueva de Huerva en la Comarca de Campo de Cariñena presume de tener una superficie de copa de 209 metros cuadrados y una altura de 6 metros y medio.
En La Almunia, por su parte, un roble marca el hito de uno los enclaves más fascinantes de la ruta de las Huertas de La Almunia. Homenajeado por sus vecinos y con más de 120 años de edad, este robusto roble da solemnidad a una finca que en su día perteneció a la familia Rey Ardid. Al final de un sendero flanqueado por cipreses se haya esta joya natural de 24 metros de altura y con un tronco de más de más de metro y medio de diámetro. Junto a él aparecen plataneros, cipreses, álamos, laureles y alguna acacia.

Saladas de Sástago: cuando en Aragón había mar
Las saladas de Sástago y Bujaraloz ocupan una superficie de 8.144 hectáreas
3

Hace millones de años, durante el periodo Terciario, el mar cubría Aragón. Las aguas se retiraron pero la sal se quedó, dejando sustratos salinos en la depresión del Ebro. Como antiguo vestigio de ese mar queda este conjunto lagunar de 26 cubetas que ha llegado hasta nuestros días. Estas saladas tienen ‘apenas’ 100.000 años, por lo que son unos ‘bebés’ desde el punto de vista geológico. Sin embargo, alguno de los microorganismos que las habitan tienen su origen hace cinco millones de años, desde que las aguas marinas cubrían esas tierras. Las salinas de Sástago están incluidas en la lista internacional que recoge los humedales más importantes del planeta.

Valpalmas: un trocito de 'Star Wars'
Foto de Valpalmas
4

Los Aguarales de Valpalmas, o de Valdemiraz, son unas formaciones geológicas de formas oníricas y sugerentes que sorprenden e impresionan al visitante que llega a este paraje de las Cinco Villas. Su paisaje nace de un fenómeno geológico conocido como 'piping': a lo largo de miles de años, el suelo de arenas y arcillas se ha ido erosionando y hundiendo por partes por la acción del agua y el viento y ha creado unas estalactitas de tierra conocidas popularmente como chimeneas de hadas. Al mirarlas parece estar viendo un planeta extraño en el que de un momento a otro va a aterrizar una nave de 'Star Wars'.

Las Torcas: caprichos en la piedra
Arco de Piedra en Las Torcas, cerca de Morata de Jalón.
5

Morata de Jalón posee con un entorno natural de gran importancia, especialmente por sus singularidades geológicas, entre las que cuenta con una zona de escalada de relevancia nacional. Proponemos esta excursión en la que disfrutar del paisaje kárstico de Las Torcas, por el que discurre el río Jalón tras dejar atrás Morata de Jalón. Se trata de un recorrido de 9 kilómetros y unas dos horas y media de duración, durante las que se salva un desnivel de 150 metros, por el paraje conocido como Las Torcas, en Chodes, desde donde veremos formaciones muy curiosas como la peña Agujereada.

Pozuelo: el reloj sorpresa
Detalle de la tabla del reloj en la Iglesia de la Asunción.
6

En Pozuelo de Aragón, desde hace nueve años, hay un Reloj con mayúscula que se apellida como el pueblo (aunque también se le ha llamado el relox viejo de Veruela) y que ha encontrado asiento definitivo en la parroquia de la Asunción, después de ser descubierto y restaurado. Se trata de una tabla con veinticuatro horas pintadas (la maquinaria desapareció) originaria del monasterio de Veruela. El descubrimiento fue una verdadera sorpresa para todos. En 2011 llegaron de la Escuela Taller de la DPZ para restaurar un cuadro de San Antón del siglo XVI. El lienzo estaba pegado a una tabla, tenía algún desperfecto que dejaba ver algo en la tabla y venía de Veruela, pero desde la desamortización de Mendizábal había vuelto al pueblo". Los jóvenes restauradores encontraron muy atractivo el reto de descubrir lo que había bajo el lienzo y recuperar las dos cosas, cuadro y tabla. "Se veía la luna en un hueco bajo el lienzo. Cuando se pasó el cuadro por rayos X vieron el reloj y se concluyó que lo de abajo era más valioso que la pintura.

Etiquetas
Comentarios