Despliega el menú
Aragón

sanidad

Enfermería de la UCI del Servet: "Estamos muy preocupadas. Hemos tenido que comprar unas pantallas para protegernos"

El equipo de Enfermería de la UCI polivalente del Servet, la designada para tratar los casos más graves de coronavirus en este hospital, denuncia la falta de material y recursos para tratar a pacientes con coronavirus. 

Equipos de protección que ha comprado el personal sanitario para protegerse frente al coronavirus ante la escasez de mascarillas en los centros hospitalarios.
Equipos de protección que ha comprado el personal sanitario para protegerse frente al coronavirus ante la escasez de mascarillas en los centros hospitalarios.
HA

El equipo de Enfermería de la UCI polivalente del Hospital Miguel Servet de Zaragoza lamenta la "escasez" de medios de los que disponen para tratar a los pacientes más graves que son hospitalizados por coronavirus en este centro sanitario de Aragón, donde según señalan sus profesionales han tenido que reforzar sus propios equipos materiales para estar "más protegidas" al abordar este tipo de casos. A su juicio, es "cuestión de días" que se agoten en el hospital las batas impermeables y las mascarillas, una situación que les ha llevado este sábado a tomar medidas y adquirir recursos. 

"Hay plantas enteras que sufren la escasez de mascarillas y, en concreto, nosotras hemos tenido que pagar de nuestros bolsillos unas pantallas para la cabeza que nos hemos comprado hoy", afirman desde el colectivo.

En un comunicado enviado a este periódico, después de transmitir su malestar a la gerencia, manifiestan su "preocupación" por la falta de mascarillas y piden medidas y formación específica para abordar este tipo de casos.

“Ayer nos dijeron que en el caso de que nos quedemos sin protección, entremos con mascarillas de tela a los boxes. Hay plantas enteras afectadas y, en concreto, en la nuestra, para ingresar a los coronavirus que necesiten intubación y cuidados intensivos, hay una pantalla solamente para intubar y solo puede utilizarla el médico. Tú que estás a su lado ayudando a intubar no puedes…", lamentan al explicar la situación en la que se encuentran.

La escasez de material –dicen- se ha agudizado en los últimos días. Este jueves, el Gobierno de Aragón prohibió la venta libre de mascarillas en las farmacias precisamente para tratar de evitar el desabastecimiento y garantizar que el personal sanitario y los pacientes más vulnerables pudieran recurrir a ellas. Dos días después, y pese a haber decretado el Gobierno el estado de alarma, los sanitarios muestran su "preocupación" ante la escasez de material en algunas plantas.

En el Miguel Servet de Zaragoza, el propio personal de enfermería de esta UCI hospitalaria ha decidido tomar medidas para paliar la escasez de material. “Hemos comprado con nuestro dinero 10 pantallas esta mañana yendo al Leroy Merlín y otras ferreterías. También unas gafas especiales que aprieten la cara para que sean aislantes. Y lo hemos hecho con dinero de nuestros bolsillos”, subrayan las enfermeras consultadas.

Según relatan, la unidad en la que trabajan todas ellas es el servicio de referencia para los casos más graves de coronavirus que son derivados al hospital Miguel Servet de Zaragoza. Llevar los correspondientes equipos de protección no solo actúa en beneficio propio sino también de los enfermos vulnerables. “En esta planta, tenemos más pacientes que no tienen coronavirus pero necesitan también cuidados intensivos”, advierten las enfermeras.

Del mismo modo, estas profesionales sanitarias denuncian que hay otras unidades que también tienen problemas de suministro, y así lo han comunicado a sus respectivos gerentes para atajar la situación y conseguir en los próximos días más medios.

“En la planta de Infecciosos, los enfermos que estén conscientes y necesiten soporte no invasivo están sin mascarillas ya. Nos han dicho los compañeros que tenían para toda la planta tres mascarillas y tres batas. Pero qué hacemos, ¿nos turnamos de tres en tres? Con las de tela que nos van a dar nos tocará lavarlas, y no protegen porque filtran todo”, explican las enfermeras, en alusión a los equipos de protección necesarios en estos casos, las mascarillas de protección respiratoria homologadas FFP2 y FFP3, cuya venta libre está prohibida desde el jueves en las farmacias.

El propio protocolo hecho público por el Ministerio de Sanidad aconsejar desechar las mascarillas tras su uso si se ha estado en contacto con un caso de coronavirus.

“En los centros sanitarios, los pacientes que se identifiquen como casos en investigación deberán separarse de otros pacientes, se les pondrá una mascarilla quirúrgica y serán conducidos de forma inmediata a una zona de aislamiento. El personal que les acompañe hasta la zona de aislamiento llevará mascarilla quirúrgica”, dicta el protocolo, que añade lo siguiente en relación a los equipos que debe usar el personal sanitario que atienda casos en investigación, probables o confirmados por COVID-19 o a las personas que entren a la habitación de aislamiento (como familiares o personal de limpieza). Todos ellos -reza la normativa- deben llevar un equipo de protección individual para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto que incluya bata, mascarilla (quirúrgica o FFP2 si hay disponibilidad y siempre asegurando la existencia de stoks suficientes para las situaciones en las que esté indicado su uso), guantes y protección ocular antisalpicaduras”, ordena el Ministerio en una nota de carácter público. 

El personal sanitario de otros hospitales de la Comunidad, como el Clínico o el comarcal de Barbastro, también ha denunciado la falta de mascarillas y ha apelado a la responsabilidad ciudadana para salir de esta situación de alarma. 

Bajo el mensaje 'Quédate en casa y haznos una mascarilla' los sanitarios del Hospital de Barbastro han pedido ayuda a sus vecinos ante el desabastecimiento de mascarillas

Pendientes del envío al que se ha comprometido el Gobierno central

Por su parte, el departamento de Sanidad reconoce que las reservas de mascarillas "ya están empezando a escasear" e informan de que las unidades que hay se están repartiendo en función de las necesidades de los diferentes centros. "Teniendo en cuenta la imposibilidad de comprar en el mercado seguimos pendientes del envío al que se ha comprometido el Gobierno central. Además, -añaden- se están confeccionando mascarillas de tela, que se pueden usar para algunas intervenciones de modo que las mascarillas aptas para estar con este tipo de pacientes se pueden destinar a ellos", concluyen las mismas fuentes.

Tanto las autoridades como el propio personal sanitario instan a la población a ser responsables para hacer frente a la pandemia y no poner en riesgo a aquellos pacientes o profesionales que más necesitan el uso de estos recursos materiales. 

Hasta la fecha, en Aragón, la Dirección General de Salud Pública ha notificado 41 positivos por coronavirus, con lo que Aragón suma ya 121 casos confirmados: 42 hospitalizados, 5 en UCI y, el resto, en aislamiento domiciliario. Del total de casos confirmados en la región, cinco son profesionales sanitarios y siete pacientes han fallecido a causa de la enfermedad.

Etiquetas
Comentarios