Aragón
Suscríbete por 1€

EFECTOS DEL CORONAVIRUS

Preocupación entre el personal sanitario por la escasez de mascarillas en los centros de salud

Los sindicatos evidencian que el material "no es suficiente". La OMS alerta de que la falta de estos equipos pone en riesgo a los profesionales.

La preocupación por la falta de material se ha extendido a hospitales y centros de salud.
La preocupación por la falta de material se ha extendido a hospitales y centros de salud.
Oliver Duch

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avisado de que la escasez de los equipos de protección pone en riesgo al personal sanitario, el primer eslabón de la cadena a la hora de enfrentarse a un caso de coronavirus. En Aragón arrecian las críticas y el malestar entre los profesionales por la falta de mascarillas, batas y guantes en centros de salud de toda la Comunidad.

Evangelino Navarro, representante de Sanidad de CSIF Aragón, recordó que los protocolos se aplican desde los primeros casos de la Covid-19, que despertó la alarma a nivel mundial, aunque existen "problemas de escasez de material" que se extiende también a centros de salud urbanos y rurales. Merche Ortín, secretaria autonómica de Cemsatse, confirmó el desabastecimiento generalizado al que se enfrentan los profesionales de la salud. La falta de equipos de protección suficientes ha provocado, recuerda, situaciones como la vivida este jueves en un hospital aragonés, donde "un responsable abroncó a un profesional sanitario por el uso de una mascarilla", a pesar de que se utilizó para atender un caso de insuficiencia respiratoria que podría suponer un riesgo.

El sindicato Fasamet recogió ayer por a mañana información de todos los centros de Zaragoza y provincia y confirmó que "muchos no tiene el material correcto y necesario". Carlos Ruesca, delegado de protección de riesgos laborales del sindicato de Médicos de Atención Primaria en Zaragoza, indicó que en algunos todavía están los equipos que se repartieron para el ébola, "caducados desde 2017". En todo caso, falta líquido desinfectante, no hay mascarillas quirúrgicas suficientes, ni existe dotación adecuada de aquellas con filtro: "Actualmente estamos en la fase de contención. Lo único que tenemos es el protocolo que ha mandado Ministerio y Salud pero no hay instrucciones claras, concisas y concretas de lo que hay que hacer, por eso existe ese alarmismo".

Gracia García, médico de Urgencias del Clínico y representante de Cesm Aragón en la Junta de Personal, reconoció que se mueven "en la incertidumbre del futuro", porque la realidad en el hospital "no es de falta de material pero sí de precaución". "Tenemos lo que necesitamos, pero está controlado porque ha habido hurtos. No ha faltado el material pero se recomienda que vayamos con cuidado al utilizarlo", indicó. El EPI (equipo de protección individual) consta de gafas, guantes, bata impermeabilizada en la parte delantera y mascarilla ffp2 (distinta de la quirúrgica), que sirve para ocho horas.

En Borja y en Boquiñeni, por citar dos ejemplos, este viernes se recibió material para enfrentarse a posibles enfermos de coronavirus que acudan a la consulta. Al centro de salud borjano se remitieron mascarillas de filtro, quirúrgicas, batas y gafas, aunque "pocas unidades". Y además se repartieron entre todos los consultorios: "Hay un desabastecimiento general y aquí llevábamos tiempo esperando". El centro de atención primaria de Gallur y los consultorios de Mallén, Boquiñeni y Luceni cuentan con seis médicos, seis enfermeras, un pediatra y cuatro administrativas. Para todos, llegaron el viernes dos gafas, dos batas, cinco mascarillas ffp2 (las de mayor protección) y 250 quirúrgicas. Desde el consultorio de Boquiñeni explicaron que llevaban una semana solicitando más equipos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión