Aragón
Suscríbete por 1€

Zaragoza

El Tribunal Supremo tumba el registro electrónico que permite controla a Cabify

Admite sendos recursos de Uber y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Imagen de uno de los vehículos que Cabify ha desplegado en la capital aragonesa.
Imagen de uno de los vehículos que Cabify ha desplegado en la capital aragonesa.
Cabify

El Tribunal Supremo (TS) acaba de tumbar dos artículos del Real Decreto que aprobó el Gobierno central en 2017 para regular la actividad de las empresas de alquiler de vehículos con conductor como Uber o Cabify. En concreto, los magistrados consideran "inaceptable" la prohibición de transmitir este tipo de licencias durante un periodo de dos años y, quizá lo más importante, anulan el registro electrónico de los viajes, una herramienta clave para garantizar que cumplen con los 15 minutos de tiempo de contratación previa.

El Alto Tribunal da así la razón a Uber y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que plantearon sendos recursos contra la regulación del sector al considerarla intrusiva. En el caso del registro electrónico, los magistrados advierten de que no solo obligaba a inscribir los datos del trayecto en cuestión, sino que también debían figurar los de los clientes, algo que "carece de justificación en relación con la finalidad perseguida, pues dicha información resulta irrelevante" y tendría "una clara incidencia en la esfera de derechos protegidos por la normativa de protección de datos", según señala el TS.

Con este fallo –del que disintieron 3 de los 7 magistrados– se pone en jaque una de las principales herramientas de la Administración para restringir la libre circulación de las VTC, tal y como exigió el colectivo taxista. Tanto el decreto nacional como los autonómicos establecieron un periodo de precontratación de 15 minutos para cada desplazamiento, lo que anulaba en parte la eficacia de empresas como Uber o Cabify. Además, se limitaba al 20% el número de viajes que cada licencia podía prestar fuera de la comunidad en la que está inscrita.

Ahora, será complicado comprobar estos dos requisitos, tal y como reconoció ayer el director general de Transportes de la DGA, Gregorio Briz. "No estamos de acuerdo con el fallo. Nos hemos puesto en contacto con el Ministerio para coordinar las acciones, conocer qué se puede hacer y reorientar la situación", señaló.

En cualquier caso, la campaña de control a Cabify en Zaragoza se mantiene. "Vamos a seguir con el plan previsto de inspección conjunta con la Policía Local porque todavía tenemos varios puntos del decreto ley que deberán cumplirse", dice Briz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión