Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Coronavirus

El Arzobispado de Zaragoza recomienda no ir a misa ante síntomas de catarro para evitar contagios

Su portavoz asegura que la situación es de "tranquilidad" y el Pilar aconseja no besar la columna de la Virgen.

El Arzobispado de Zaragoza ha recomendado este sábado no ir a misa ante síntomas de catarro para evitar contagios por el coronavirus. Su portavoz, José Antonio Calvo, considera que, ante la situación actual, es mejor que estas personas "se queden en casa" y se pongan en manos de los servicios sanitarios. Esta es una de las medidas adoptadas tras las recomendaciones de la Conferencia Episcopal Española, que ya se aplican en puntos tan emblemáticos como la basílica del Pilar.

El riesgo de contagio también ha obligado a colocar carteles en los que se recomienda no besar la columna de la Virgen ni tocar la imagen del Cristo de la capilla de San Juan Bautista. En su lugar, se propone sustituir las muestras de devoción y afecto "por una inclinación o reverencia". Tampoco hay ya agua en las pilas, pese a que más de uno ha seguido acercándose hasta ellas y santiguándose por inercia.

La medida más significativa, no obstante, ha podido verse esta mañana en la primera misa del Pilar. Pasaban las 9.30 y tocaba el momento de dar la paz, pero antes de hacerlo, el canónigo que oficiaba la celebración ha hecho suyas las recomendaciones de la Conferencia Episcopal. "Se ha pedido que, especialmente en la Eucaristía, en el momento de la paz, nos la demos con un gesto que, sin tocar las manos de nadie, sirva para expresar esa unión con Dios y con los hermanos, pero no hace falta nada más que expresemos esa paz con una inclinación de cabeza o un saludo con las manos, sin llegar a tocar el cuerpo de nadie a fin de evitar el problema que se está planteando estos días", ha dicho sin nombrar la palabra 'coronavirus'.

En este punto, el canónigo ha hecho una petición especial "para que pase pronto esta riada". "Daos fraternalmente... un signo de paz", ha dicho. Medidas como esta ya son efectivas en la diócesis de Barbastro-Monzón, en la de Tarazona y en la de Teruel y Albarracín y se aplicarán "hasta nuevo aviso".

El Arzobispado, en todo caso, ha querido transmitir una sensación de "tranquilidad". "No hay nada que nos impida salir a la calle o seguir con nuestras costumbres. Tenemos que luchar contra una epidemia que es peor que la del coronavirus: la epidemia del miedo", ha afirmado Calvo.

De cara a Semana Santa, ha añadido, "no hay incertidumbre", ya que durante todo el mes de marzo hay acontecimientos multitudinarios que van a seguir adelante. Como ejemplo ha puesto la manifestación del 8-M o la saturación que se vive a diario en los tranvías y autobueses urbanos. "Es una cuestión que supera a las atribuciones que puede tener la Iglesia Católica, que no prohíbe nada, sino que hace unas recomendaciones", ha recalcado.

Toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión