Nacional
Suscríbete

El coronavirus dobla su ritmo de contagios en España y se cobra ya ocho vidas, una de ellas en Aragón

La epidemia alcanza los 389 positivos y Madrid cierra todos los centros para jubilados después de que Sanidad rechazara hacerlo.

Fernando Simón durante la rueda de prensa de este jueves por la mañana.
Fernando Simón durante la rueda de prensa de este jueves por la mañana.
Paco Campos/EFE

El coronavirus se está cebando en España con los más mayores. Madrid, la comunidad más afectada, tomó las medidas más extremas: cerrar todos sus centros de ancianos, 213 hogares y clubes, a pesar de que Sanidad, solo horas antes, había rechazado una medida así porque la epidemia no está atacando más a ese tipo de instalaciones para jubilados.

La muerte de tres ancianos en Madrid, una en Cataluña y uno Zaragoza elevó a ocho las víctimas mortales de un virus que avanza a un ritmo bastante más elevado que en los últimos días. Este viernes aumentaron a 389 los casos confirmados en el territorio nacional, sobre todo después de que las infecciones se dispararan en la Comunidad de Madrid, donde ya hay 137 casos, y en menor medida en el País Vasco y La Rioja. Solo este viernes en España se notificaron 108 nuevos positivos, más del doble que el día anterior.

El primero de los fallecidos notificados este viernes fue un hombre de 76 años, usuario de un centro de día de mayores de Valdemoro (Madrid). En ese establecimiento se elevan ya a 16 los infectados entre trabajadores y usuarios. Cuatro de ellos están en la UCI. Otras cuatro personas de la localidad, ajenas al centro, han dado positivo a las pruebas del virus. El segundo fallecido fue un hombre de 87 años, con patologías previas, que murió en el hospital Nuestra Señora de Gracia en Zaragoza, donde ingresó el pasado domingo con una neumonía.

El tercer anciano muerto, de 91 años, también de la Comunidad de Madrid, era residente de La Paz, el centro de mayores del distrito Retiro de la capital, donde vivía la mujer de 99 años que el martes falleció en el hospital Gregorio Marañón por neumonía sin haber sido diagnosticada previamente de coronavirus. Solo en ese centro, además de los fallecidos, hay catorce infectados, trece ancianos y una auxiliar. Tres de los usuarios de La Paz siguen en la UCI.

El viernes por la noche se conocieron las otras dos muertes. Un hombre de 83 años, con patologías previas, perdía la vida en el hospital Severo Ochoa de Leganés; y en el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) moría una mujer de 87 años a las 15.15 horas del viernes después de ingresar en urgencias con un cuadro grave de fiebre e insuficiencia respiratoria, entre otros síntomas.

Hasta ahora, todos los fallecidos en España son personas de edad. Rozaba los 70 años el paciente que murió en Valencia tras un viaje a Nepal y el finado del miércoles en un hospital de Vizcaya tenía 82 años. Las autoridades sanitarias están especialmente preocupadas por la posible propagación del SARS-CoV-2 entre la población más mayor. Las estadísticas en todo el mundo ya han demostrado que, con mucho, los ancianos son el colectivo más vulnerable a este virus, que apenas afecta a los niños.

Aun así, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, anunció que el Gobierno, a pesar de la decisión del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, no se plantea el cierre de los centros de mayores porque, más allá de los dos establecimientos de Madrid, no hay propagación especial del virus en los establecimientos para ancianos porque la epidemia, a pesar del fuerte repunte de este viernes, sigue moviéndose en la "contención". "Los centros sociosanitarios son de riesgo, no por cantidad de transmisión sino por la fragilidad de la población y nos preocupan", reconoció Simón.

La inquietud por esa demostrada "fragilidad" de la tercera edad al virus -desvelaron desde Sanidad- es una de las razones por las que el Gobierno se niega a cerrar colegios: la clausura de los centros escolares haría que muchos abuelos tuvieran que cuidar a sus nietos, exponiéndose a un contagio proveniente de las aulas, donde el COVID-19 está pasando sin grandes daños. El coronavirus sigue su escalada en España, a un ritmo muy superior a los últimos días. El viernes la infección, por primera vez desde que estallara esta crisis sanitaria, superó los cien positivos en un día. Hasta entonces había 389 casos de infección. La distribución de positivos de COVID-19 este viernes es: Madrid (137), País Vasco (45), Cataluña (37), Valencia (31), La Rioja (29), Andalucía (21), Canarias (16), Castilla-La Mancha (15), Castilla y León (catorce), Cantabria (once), Asturias (siete), Baleares (siete), Extremadura (seis), Aragón (seis), Galicia (cuatro) y Navarra (tres).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión