Aragón

educación

La puesta en marcha del banco de libros y el recorte en religión marcan el inicio de curso

Las familias asumen que habrá incidencias por ser el primer año, pero esperan que se resuelvan sin mayores problemas

Imagen de archivo de las obras del aulario de primaria del colegio de Parque Venecia
Imagen de archivo de las obras del aulario de primaria del colegio de Parque Venecia
Toni Galán

La puesta en marcha del banco de libros marcará este año el inicio del curso escolar. Las familias asumen que habrá incidencias por su novedad, aunque esperan que puedan resolverse sin mayores contratiempos. Habrá, además, ocho colegios que abrirán sus aulas por primera vez o estrenarán nuevos espacios. Destacan el de Arcosur, el de Parque Venecia, el Valdespartera III, el Soledad Puértolas (Valdespartera IV) y el de Pedrola. Aunque actualmente están en obras, la Consejería de Educación reitera que estarán para septiembre.

A la lista de novedades se unen los 26 centros que estrenarán jornada continua, ocho nuevas aulas para niños de dos años y nuevos colegios e institutos bilingües, con la extensión del modelo Brit a la mitad de los centros de titularidad pública de la Comunidad. También los más de mil profesores que se incorporarán a sus nuevos destinos a partir del día 2 tras haber aprobado las últimas oposiciones de Educación. Más polémica será la reducción de las horas de Religión, que pasarán de 90 a 45 minutos semanales en infantil y primaria. Esta decisión, validada por el Tribunal Supremo en marzo de este año, sigue generando discrepancias entre padres y profesores. No en vano, hasta cuatro sindicatos firmaron en junio un documento en el que exigían que se mantuviera el empleo.

El nuevo curso coincidirá, por otra parte, con el arranque del nuevo Gobierno, que se ha comprometido a garantizar "una convivencia pacífica" entre la enseñanza pública, la privada y la concertada, extender la enseñanza gratuita de 0 a 3 años, apostar de manera "firme y decidida" por la escuela rural y ampliar la dotación presupuestaria para asegurar la gratuidad de los libros de texto.

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) espera que en los próximos cuatro años siga la "comunicación y receptividad" de la última legislatura. Los principales retos serán, según su presidente, Miguel Ángel Sanz, la ampliación del banco de libros, la eliminación de los al menos 40 barracones que habrá este año en los colegios e institutos de Aragón y el freno al fracaso escolar, un problema que preocupa especialmente a este colectivo.

Respecto al banco de libros, aseguró que muchas familias están "expectantes"por la entrega del material, que comenzará, previsiblemente, la primera semana de septiembre en el caso de primaria y la segunda en el de secundaria. "Al ser el primer año, creemos que habrá lío, sobre todo para las familias y para quienes están manejando el banco", afirmó.

A esta iniciativa, limitada a los cursos que van de 3º de primaria a 4º de la ESO, se han apuntado 49.000 personas. Las familias adheridas obtendrán los lotes de libros por 20 euros, en el caso de primaria, y 25 en el de secundaria.

En cuanto a las becas de comedor, el plazo de solicitud –abierto el pasado viernes y criticado por sindicatos como CGT o STEA por coincidir con el final de las vacaciones y el hecho de que los centros estén cerrados hasta el día 2– continuará abierto hasta el 5 de septiembre.

Las primeras horas, de acuerdo con Sanz, estuvieron marcadas por una notable afluencia. "Hubo bastantes dudas, pero las habituales para estos procesos", aseguró, al tiempo que recordó que quienes pidieran una ayuda curricular en junio "tendrán que presentar la solicitud, pero no la documentación" y que aquellos que no lo hicieran tendrán que completar ambos pasos. Fapar mantendrá un punto de apoyo y resolución para las familias en su sede, en el Centro Aragonés de Recursos para la Educación Intercultural (Carei).

Etiquetas
Comentarios