Aragón

educación

El banco de libros toma forma entre elogios y algunas quejas

Padres, profesores y libreros revisan, etiquetan y preparan estos días los lotes de material para el próximo curso en el que 49.000 alumnos estrenarán el nuevo sistema de préstamo.

ARAGON PREPARATIVOS DE LOS NUEVOS BANCOS DE LIBROS COLEGIO CATALINA DE ARAGON / 04-07-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Miembros de la asociación de padres y madres del colegio de educación de infantil y primaria Catalina de Aragón de Zaragoza y el secretario del centro: Elena Marín, Ana Isabel León, Patricia Zaragoza, Arturo Gil y María Prats.
Aránzazu Navarro

El banco de libros del que se beneficiarán el próximo curso 49.000 alumnos aragoneses de 3º a 6º de primaria (25.900) y secundaria (23.217) empieza a ser una realidad palpable en colegios e institutos. Padres, profesores y librerías (los tres posibles gestores del nuevo sistema de préstamo) revisan, etiquetan y preparan este mes los lotes de material que se entregarán en septiembre en el inicio de las clases.

La iniciativa recibe elogios por el considerable ahorro que supone para las familias, después de que en 2012 el Gobierno PP-PAR eliminara el programa de gratuidad. A los alumnos de primaria el material les costará 20 euros y a los de secundaria, 25. La puesta en marcha de su gestión también está provocando algunas quejas, como la premura de tiempo con la que se ha tenido que trabajar, las dudas que ha suscitado el proceso hasta última hora y la lentitud que genera el tener que introducir en el sistema informático el estado de cada uno de los libros de texto que se chequean.

La asociación de madres y padres del colegio público Catalina de Aragón de Zaragoza es una más de las que estos días dedican tres o cuatro horas por las mañanas en la biblioteca del centro a esta labor. No cuentan con la experiencia de un banco anterior (funcionaban unos 180 impulsados mayoritariamente por las familias), pero han tomado las riendas.

"Adoptar la decisión nos costó mucho, porque firmas un convenio con la DGA para cuatro años en el que te comprometes. Pero lo hacemos a gusto porque es un trabajo en beneficio de nuestros hijos y el dinero que se percibirá por la gestión siempre es mejor que se quede en el colegio", explica Patricia Zaragoza, secretaria de la Ampa.

"Lo hacemos a gusto porque es un trabajo en beneficio de nuestros hijos y el dinero que se percibirá para la gestión siempre es mejor que se quede en el colegio"

Unos días antes de que acabara el curso reunieron todos los volúmenes de 3º a 6º y de cada uno de ellos han hecho una plantilla con su estado (si está roto, subrayado, pintado o tiene otros deterioros). Ahora van a empezar a utilizar la aplicación informática para obtener los códigos con los que cada libro se asignará a un alumno y a introducir la información del estado de cada uno.

Los libros están apilados sobre las estanterías. No son un número ingente, porque en el Catalina de Aragón "muchas asignaturas se estudian por proyectos", apunta Elena Marín, otra madre de la Ampa. "Hemos tenido que recoger los de matemáticas, lengua y naturales, además de los de francés de 5º y 6º. En general estaban bastante bien cuidados, menos los de naturales que llevan anillas", señala esta madre.

Unos días antes de que acabara el curso recogieron todos los volúmenes de 3º a 6º y de cada uno de ellos han hecho una plantilla con su estado (si está roto, subrayado, pintado o tiene otros deterioros). Ahora van a empezar a utilizar la aplicación informática para obtener los códigos con los que cada libro se asignará a un alumno y a introducir la información del estado de cada uno.

"Todo ha sido muy precipitado. Tuvimos que pedir a las familias que se inscribieran sin poder explicarles en detalle cómo funcionaba, casi como un acto de fe. Esperamos que el año que viene se apunten más", lamenta la secretaria del Ampa. Solo se han adherido un 35% de los padres.

"Paciencia" para secundaria

El presidente de la Federación Aragonesa de Gremios y Asociaciones de Librerías (Fagal), Óscar Martín, alerta de los "retrasos" e "inconvenientes" que pueden producirse en los lotes de los cuatro cursos de ESO y pide "paciencia" a los progenitores. "Al haber exámenes en septiembre, la totalidad de los libros no se pueden recoger hasta entonces y la matrícula se cierra cuando salen las notas", subraya Martín. Un total de 87 colegios e institutos, 66 de la provincia de Zaragoza, 16 de la de Huesca y 5 de la de Teruel, han optado por que una librería se encargue de administrar el préstamo.

El portavoz de los libreros critica que la asignación individualizada de cada lote a un alumno y la obligatoriedad de subir a la plataforma el estado de los volúmenes, para lo que se ha establecido un semáforo que indica bueno (verde), regular (amarillo) o malo (rojo), "retrasa y retarda" las tareas. "En el plan de gratuidad anterior los libros se utilizaban o se desechaban", recuerda.

Estos negocios están pendientes de saber si les salen las cuentas y si es rentable gestionar un banco de libros, más allá de prestar un servicio a los centros, garantizarse las compras de las reposiciones y fidelizar a estos clientes. "Yo he tenido que contratar a tres personas para este julio y a ver qué ocurre en septiembre. Hay librerías que ya me han comentado que si no les cuadran los números lo tendrán que dejar", concluye Martín.

Fapar ayuda a prolongar la vida del material

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de la escuela pública (Fapar) ha reactivado su sistema de intercambio de libros entre centros para que los volúmenes que se vayan a desechar y se encuentran en un estado aceptable puedan ser reutilizados en otros colegios. «Durante todo el mes de julio las ampas nos pueden enviar los listados de los volúmenes que van a retirar y se pueden usar con su IBN. Nosotros, con un coste cero, lo difundimos entre las más de 400 que agrupamos por si a alguna le pueden interesar», cuentan desde Fapar. Cerca de 15 escuelas han remitido sus listados. El Catalina de Aragón, por ejemplo, ha pasado libros a la escuela de Leciñena y al Tomás Alvira.

Etiquetas
Comentarios