Despliega el menú
Aragón

educación

Más de medio centenar de librerías pueden gestionar los bancos de libros de los colegios

Los centros de enseñanza plantean crear una plataforma para compartir volúmenes descatalogados y poder reutilizarlos.

Banco de libros del colegio de Puerta Sancho de Zaragoza, gestionado por los padres, a principios de este curso.
Banco de libros del colegio de Puerta Sancho de Zaragoza, gestionado por los padres, a principios de este curso.
José Miguel Marco

Cuando faltan nueve días para que las clases de infantil y primaria terminen, el sistema de banco de libros que se pondrá en marcha en los centros educativos aragoneses durante el curso 2019-2020 sigue dando pasos. Los 87 colegios e institutos de la Comunidad que han decidido externalizar su gestión ya pueden elegir la librería de su confianza. Educación publicó este lunes en su página web de Educaragón el listado de 56 establecimientos que hasta el momento se han adherido a este sistema para el desarrollo de las funciones de órgano gestor.

La nómina de negocios que han formalizado el correspondiente convenio de colaboración con el Gobierno de Aragón en esta materia incluye una treintena de librerías zaragozanas, de ellas 15 de la capital aragonesa y otras de Ainzón, Alagón, Ateca, Calatayud, Cariñena, Caspe, Daroca, Ejea de los Caballeros, Épila, Escatrón, La Almunia de Doña Godina, Muel, Ricla, Tauste y Zuera. Otras 21 operan en la provincia de Huesca, nueve en la capital oscense y otras en poblaciones como Aínsa, Albalate, Barbastro, Binéfar Fraga, Sariñena, Tamarite de Litera y Zaidín. De la provincia turolense se han sumado cinco establecimientos, cuatro de ellos en la capital y uno en Alcañiz. Este número no es definitivo, ya que este listado, como se apunta en la propia página web de Educaragón, se actualizará con periodicidad semanal.

Un total de 87 colegios e institutos, 66 de la provincia de Zaragoza, 16 de la de Huesca y 5 de la de Teruel, han optado por que una librería se encargue de administrar su banco de libros.

Este número supone un 20% de los alrededor de 452 centros de enseñanza que van a poner en marcha este proyecto. Son los 436 establecimientos de enseñanza públicos en los que es obligatoria su implantación y 16 de los 81 de enseñanza concertada que también se han sumado. Mientras, los propios centros se harán cargo de otro 40% de los bancos de libros y el 40% restante correrá a cargo de las asociaciones de madres y padres (ampas).

El presidente de la Federación Aragonesa de Gremios y Asociaciones de Librerías (Fagal), Óscar Martín,  valoró ayer que el número de comercios que se han incorporado es «suficiente» para cubrir las necesidades que se generen. Además, recordó que desde el primer momento el sector se ha prestado a "colaborar" con esta iniciativa pese a que el dinero que van a cobrar por su trabajo será "el justo para pagar al personal". "Desde el principio tuvimos claro que teníamos que estar allí, aunque el beneficio fuese simbólico, porque también es una manera de fidelizar a un cliente del que dependemos gran parte del año", dijo.

El órgano gestor se encarga de revisar los ejemplares que entregan los usuarios, redactar un informe de revisión de los materiales, dejar en estado de fábrica los dispositivos electrónicos y tramitar la incorporación de nuevos libros. Además, tiene que desechar materiales obsoletos o deteriorados, asignar los lotes a los usuarios mediante la aplicación informática, repartirlos y recoger el correspondiente recibí.

"Tenemos que estar en esta iniciativa, aunque el beneficio sea simbólico, porque también es una forma de fidelizar a un cliente del que dependemos gran parte del año"

Veintinueve preguntas frecuentes

Algunos colegios públicos han planteado la posibilidad de crear un plataforma para compartir libros descatalogados que ya no se usen para poder reutilizarlos. De momento, se trata de una idea que se tendrá que estudiar.

Educación también publicó este lunes en Educaragón un documento con 29 preguntas frecuentes sobre este sistema y el cronograma a partir del curso 2019-2020.

¿Dónde puedo comprar el material curricular? A esta duda se responde que debe hacerse a los establecimientos cuya actividad económica exclusiva o principal sea la venta de libros al cliente final desde instalaciones de libre acceso al público. Se descartan así las plataformas ‘online’ o hacerlo directamente a las editoriales.

Sobre los alumnos con necesidades educativas especiales, aclara que pueden ser usuarios y se le facilitará el lote correspondiente al nivel que cursen. No obstante, recuerda que el material fungible no puede incorporarse por lo que se debe valorar su adecuación.

Cronograma a partir del curso 2019-2020

1. Conformación de lotes. Hasta el 30 de abril. El equipo docente establece qué materiales van a ser utilizados y la comisión del banco determina cuáles son susceptibles de formar parte del sistema.

2. Adhesión al sistema y baja. En mayo. El alumnado de incorporación tardía o procedente de otras comunidades o centros sin banco deben comprar el material.

3. Gestión de solicitudes. Al finalizar la adhesión.

4. Pago de aportaciones de las familias. En mayo. En secundaria, además, en el momento de la matrícula.

5. Recogida de libros de los cursos. En junio.

6. Revisión de materiales. Tras la recogida.

7. Adquisición de materiales. Tras la revisión.

8. Asignación de usuarios a lotes. Una vez que se adquiera la totalidad de los materiales.

9. Custodia de materiales. Durante el periodo estival se guardarán en el centro.

10. Entrega de los materiales al alumno. Antes del inicio de curso, en los primeros días de septiembre.

Etiquetas
Comentarios