Despliega el menú
Aragón

EDUCACIÓN

Críticas sindicales por los plazos fijados para tramitar las ayudas de libros y las becas de comedor

CGT recuerda a Educación que agosto no es un mes para la burocracia y STEA denuncia que sobrecarga a los colegio.

Niños comiendo en un comedor zaragozano.
Niños comiendo en un comedor zaragozano.
Juan Carlos Arcos / Heraldo

Los plazos fijados este año por Educación para que las familias acaben de tramitar las ayudas para material curricular y soliciten las becas de comedor escolar puede acabar en caos. Así lo han puesto de manifiesto tanto CGT como STEA.

Un portavoz de CGT le recordó ayer a Educación que «agosto no es un mes para la burocracia» y que muchas familias, que no estarán en la ciudad, no se habrán enterado de que tienen hasta el 12 de agosto para presentar las oportunas alegaciones (porque les falte algún documento o por alguna otra razón) si les han denegado las ayudas para libros. Asimismo, afirmó que pueden ir con el tiempo más que justo tanto si deben confirmar la solicitud que presentaron en junio en los centros educativos para renovar las becas de comedor, como si deben hacer la tramitación completa y presentar toda la documentación ahora. El plazo fijado por la Administración para llevar a cabo estas gestiones es desde el 23 de agosto al 5 de septiembre.

Por su parte, desde STEA criticaron «la improvisación de última hora» a la que, según su portavoz, los tiene acostumbrados la Administración y calificó de «disparate absoluto» la decisión de este año de dejar para la última semana de agosto y la primera de septiembre la tramitación de las becas de comedor.

CGT recordó que otros años, los trámites se han hecho en periodo lectivo (el curso pasado, las gestiones se realizaron del 27 de mayo al 7 de junio) y que las familias contaron con la ayuda de las secretarías y de los equipos directivos de los centros educativos.

Este año, dado que los colegios están cerrados hasta el 2 de septiembre, la Administración permitirá que las solicitudes se presenten en el Centro Aragonés de Recursos para la Educación Intercultural (Carei ) del 26 al 30 de agosto. «Este apaño es totalmente insuficiente -denunció CGT-. Cuesta imaginar a miles de personas haciendo fila en la calle a finales de agosto» para cumplimentar los trámites. El pasado año, recuerda el sindicato, se concedieron 11.800 becas de comedor. En opinión de CGT, «los plazos impuestos por la Administración trasladan injustamente a los equipos directivos una gran responsabilidad y presión que no les corresponde», ya que muchas familias intentarán cumplir con los trámites del 2 al 5 de septiembre y gestionar las becas en los propios centros, lo que puede generar «un caos en aquellos colegios en los que haya un número alto de niños con derecho a percibir estas ayudas».

En similares términos se pronunciaron desde STEA, para quienes las fechas elegidas «sobrecargarán a los equipos directivos en pleno inicio de curso, un periodo muy complicado en sí mismo». Asimismo, pusieron de manifiesto que en la última semana de agosto muchas secretarías de centros no estarán operativas por estar sus responsables de vacaciones, con lo que difícilmente podrán hacerse los trámites.

Tanto CGT como STEA exigieron a la Administración que en los próximos cursos los plazos para realizar este tipo de gestiones coincidan con el calendario escolar. El primero solicitó que se sea «flexible» con las familias que no hayan cumplimentado los trámites por desconocimiento o falta de tiempo. El segundo insistió en que «si se quieren hacer las cosas bien habría que hacer la convocatoria a finales de junio. Con un plazo en septiembre para los alumnos fuera de plazo».

Etiquetas
Comentarios