Despliega el menú
Aragón

Javier Lambán garantiza su investidura con el acuerdo con PAR, CHA y Podemos

La portavoz de la formación morada, Maru Díaz, suena como próxima consejera de Universidad. Aliaga asegura que no pondrá pegas siempre que se desarrolle el proyecto acordado con el PSOE.

Lambán, Escartín y Sada, durante el arranque de la X legislatura de las Cortes
Lambán, Escartín y Sada, durante el arranque de la X legislatura de las Cortes
José Miguel Marco

Javier Lambán repetirá como presidente de Aragón tras incluir en el nuevo Gobierno a miembros de Podemos y garantizarse el apoyo de sus cinco diputados. El líder socialista tenía el respaldo de PAR, CHA e IU, pero necesitaba el ‘sí’ de la formación morada para romper el empate con PP, Ciudadanos y Vox. Si las bases de Podemos y Equo apoyan el preacuerdo alcanzado entre socialistas y podemistassometido este fin de semana a votación–, Lambán podrá ser investido el miércoles con mayoría absoluta. Acambio, miembros de Podemos entrarán en el Ejecutivo con responsabilidades de primer y segundo nivel.

La actual portavoz de Podemos-Equo y candidata al Pignatelli en las últimas elecciones autonómicas, Maru Díaz, podría ocupar la consejería de Universidad, cargo que durante la pasada legislatura desempeñó la ahora portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alegría.

Podemos no sería, en todo caso, el único partido que entraría al Consejo de Gobierno. PSOE, Podemos, CHA y PAR manejan ya un borrador del que será el acuerdo de investidura y gobernabilidad para la X legislatura en el que se adelanta que el Gobierno estará compuesto "por los cuatro grupos políticos de forma equilibrada", lo que implicaría la presencia de José Luis Soro y Arturo Aliaga en el Ejecutivo.

La principal duda es cómo encajarán partidos tan dispares como PAR y Podemos. No obstante, el presidente de los aragonesistas, Arturo Aliaga, ya adelantó que él no pondrá pegas a la presencia de miembros de la formación morada en el Consejo de Gobierno siempre que se desarrolle el proyecto "moderado, centrado y transversal" recogido en el acuerdo.

Dicho documento, en el que aparecen 132 medidas a desarrollar en los próximos cuatro años, apunta a que los socios de gobierno "crearán un cronograma con los proyectos de ley acordados" y un borrador de presupuestos para los próximos ejercicios que garantice recursos suficientes para materializar antes de 2023 las medidas pactadas.

Las partes se comprometen a derogar el actual Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) y sustituirlo por otra figura tributaria, promover la reforma del Estatuto de Autonomía para suprimir aforamientos, crear un cuerpo autonómico de prevención, extinción de incendios y salvamento y dotar "de más medios y facultades" a la Cámara de Cuentas de Aragón.

También a finalizar las obras de los hospitales de Teruel y Alcañiz, impulsar un sistema tributario "justo" inspirado en los principios de igualdad y progresividad, extender la gratuidad de la enseñanza de cero a tres años y promover una fiscalidad "diferenciada" para las zonas afectadas por la despoblación.

Se alude, por otra parte, a la convivencia "pacífica" entre una escuela pública "de calidad" y las enseñanzas concertada y privada, así como a una oposición "rotunda" al trasvase del Ebro, al desarrollo de un nuevo acuerdo del agua y la limpieza de aquellos cauces de ríos que resulten urgentes.

Se trata de compromisos ya cerrados que, según fuentes de la negociación, "parten del acuerdo entre PSOE, Podemos, CHA y PAR". La intención, a falta de concretar los últimos detalles en lo referente a las medidas de control, es crear órganos de coordinación, desarrollo y seguimiento que se reunirán al menos una vez al trimestre o cuando lo solicite una de las partes para tratar temas de actualidad y cuestiones relacionadas con el programa de Gobierno. Cada partido, apunta el documento, tendrá dos representantes.

El ‘sí’ definitivo, mañana

Otro de los compromisos que recoge el acuerdo, en el que se seguirá trabajando en las próximas horas, señala que PSOE, Podemos, CHA y PAR analizarán "de forma conjunta" los proyectos de presupuestos antes de ser remitidos a las Cortes, trabajarán para establecer proyectos comunes con relación a los Presupuestos Generales del Estado y fijarán posiciones "con carácter previo" a la reunión de la bilateral Aragón-Estado.

El texto tendrá que ser aprobado por las ejecutivas de los partidos. Las de PSOE y PAR se reunirán mañana, a solo 24 horas del inicio de la investidura de Lambán, para darle el ‘sí’ definitivo.

El futuro de la DGA, en manos de 6.800 personas

Unos 6.800 inscritos en Podemos decidirán en las próximas horas si la formación morada apoya la investidura de Javier Lambán el próximo miércoles. La consulta –en la que ya han participado más de 1.200 personas, según el secretario general de Podemos-Aragón, Nacho Escartín–, comenzó ayer y terminará mañana por la tarde, si bien el resultado definitivo no se conocerá "hasta primera hora del martes".

Para Escartín, que no concibe un resultado negativo, el preacuerdo alcanzado, fruto de semanas de "arduas, complejas e intensas negociaciones", es "el mejor para Aragón y para los aragoneses". Contiene, según explicó, 132 medidas de las que Podemos-Equo se puede sentir "orgulloso" y que no tienen por qué incomodar al resto de socios de Gobierno.

En materia de fiscalidad aseguró que el partido puede estar "satisfecho", sobre todo por el compromiso de sustituir el ICA por una nueva figura tributaria y el de impulsar un sistema tributario "justo y progresivo".

En su opinión, la "firme voluntad de evitar un gobierno de derechas y la repetición electoral", unida la capacidad de sortear "los vaivenes políticos y mediáticos", han hecho que el acuerdo que no cuajó en Madrid entre

Pedro Sánchez y Unidas Podemos haya fructificado en Aragón. "Ha primado la responsabilidad y la prudencia", sintetizó.

El sector crítico responde

Aunque Escartín adelantó que él votará ‘sí’ y aseguró que espera que el preacuerdo reciba "un apoyo mayoritario" por parte de las bases, el sector crítico de Podemos rechazó la votación. La diputada Erika Sanz aseguró a través de sus redes sociales que ella no participará en la consulta. "No lo hago porque no existen más opciones para que decidan las bases como por ejemplo, la de apoyar la investidura pero no entrar en ese gobierno y ser oposición, que sería lo que yo votaría", aseguró. Opinó, a este respecto, que Podemos sería mucho más útil para los intereses de la gente trabajadora "desde la oposición".

Etiquetas
Comentarios