Despliega el menú
Aragón

elecciones 28-a en aragón

El trasvase provoca un rifirrafe entre PP y PSOE en el tramo final de la contienda

Suárez critica al Gobierno por planificar una cesión a Santander y el secretario de Estado le recuerda que la solicitó la alcaldesa del PP y se canceló.

Beamonte, Vaquero, Garcés y Alós se desplazaron el jueves hasta el entorno de la balsa de Almudévar para recalcar que el PP es el único partido que defiende las obras del Pacto del Agua.
Beamonte, Vaquero, Garcés y Alós se desplazaron el jueves hasta el entorno de la balsa de Almudévar para recalcar que el PP es el único partido que defiende las obras del Pacto del Agua.
Heraldo

La polémica del trasvase del Ebro ha vuelto a la escena política aragonesa en el tramo final de la campaña, provocando un rifirrafe entre PP y PSOE. El candidato popular al Congreso por Zaragoza, Eloy Suárez, criticó este jueves al Gobierno por planificar un trasvase de 20 hectómetros cúbicos a Cantabria y "enmascararlo" en uno de 4,99 hm3 y "ocultarlo" con la aquiescencia de la DGA. Suárez exigió explicaciones y salió al paso el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, quien tildó su postura de "cinismo difícil de igualar". Y lo argumentó aduciendo que la tramitación de la cesión, ya cancelada, vino por una petición el pasado verano de la alcaldesa de Santander, del PP, ante una situación de emergencia cubierta en anteriores ocasiones "sin polémicas".

Eloy Suárez hizo alusión a una información de Hoy Aragón sobre un minitrasvase dentro de Cantabria, desde el embalse del Ebro (Reinosa) a la Confederación del Cantábrico Occidental para cubrir las necesidades de abastecimiento de "determinadas comarcas de Cantabria". El candidato conservador denunció que se había "ocultado" y se pretendía fragmentar la planificación de una cesión indefinida de caudales, dado que el Consejo de Ministros solo puede autorizar un máximo de 5 hm3. "Los aragoneses no se merecen esto", dijo antes de sostener que no se trata de una situación excepcional y que el presidente, Pedro Sánchez, se comprometió tras su investidura a que no habría trasvases.

La petición de explicaciones la hizo extensiva al Gobierno de Javier Lambán, al que reclamó que aclarara si estaba dispuesto a aceptar este trasvase y, sobre todo por qué "lo están ocultando". Así, aludió al hecho de que la DGA fue consultada a finales de marzo sobre la cuestión como es preceptivo por el Estatuto de Autonomía, sin que hubiera trascendido nada.

Respuesta ministerial

En declaraciones a este diario, el secretario de Estado de Medio Ambiente censuró la actitud del PP por el "manejo electoralista de un mecanismo de solidaridad interterritorial". No se quedó ahí, puesto que recordó que la cesión extraordinaria, ya paralizada, vino motivada por una petición de la alcaldesa de Santander, del PP, que requirió el pasado verano la activación del trasvase recogido en el Plan Hidrológico Nacional, aprobado igualmente por el PP en 2001. "No sé lo que le va a contar el candidato del PP de Zaragoza a la alcaldesa de Santander", dijo.

Morán explicó que este mecanismo de "solidaridad" se ha utilizado por los gobiernos del PP y del PSOE "con carácter ordinario" cada vez que ha habido un problema de abastecimiento, para lo que se utiliza la infraestructura existente, la del bitrasvase Ebro-Besaya, que se remonta a 1982.

El número dos del Ministerio de Transición Ecológica señaló que finalmente no hizo falta trasvasar, dado que llegaron las lluvias a Santander el pasado verano. Sin embargo, detalló, tramitaron una concesión extraordinaria de 4,99 hm3 a Santander ante la prolongación del periodo seco y la anulación, fruto de un recurso al nuevo Plan General de Santander, del mecanismo del PHN que hasta ahora permitía atender emergencias.

Al ser una nueva concesión, elevó la preceptiva consulta a la DGA, aunque Morán paralizó en primavera el procedimiento al llegar de nuevo las lluvias a Cantabria y despejarse la posibilidad de un desabastecimiento.

Por su parte, el Gobierno autonómico aclaró que no llegaron a pronunciarse al requerir más información al Ministerio, al que comunicaron "por escrito" que se opondrían a cualquier trasvase. Además, fuentes oficiales indicaron que al consejero Olona le aseguraron este mismo jueves que este minitrasvase estaba descartado. También expresó su "no rotundo" la candidata del PSOE al Congreso por Zaragoza, Susana Sumelzo. "La única amenaza real para que haya un trasvase es que gobiernen las tres derechas", dijo.

Mientras la refriega política seguía su curso, el presidente murciano, el popular Fernando López Miras, destacaba que su partido era "el único que incluye los trasvases en el programa electoral con orgullo y sin complejos". Y a 600 kilómetros, en Almudévar, el candidato del PP a la DGA, Luis María Beamonte, defendía junto al candidato oscense al Congreso, Mario Garcés, que su formación era la única que defiende las obras del Pacto del Agua.

Etiquetas
Comentarios