Despliega el menú
Aragón

Marca Aragón

Un plan estratégico para la ciencia

El progreso pasa por hacer de Aragón un imán de talento, para que la semilla de la investigación germine y crezca, regada con estabilidad y presupuesto, y en conexión con el tejido empresarial.

Alberto Jiménez, Teresa Fernández, Alejandra Cortés y Pilar Fernández de Alarcón
Alberto Jiménez, Teresa Fernández, Alejandra Cortés y Pilar Fernández de Alarcón
Guillermo Mestre

Venimos de tiempos muy duros para la investigación y, cuando hablamos de ciencia, el futuro entero está en juego. Y no solo en Aragón. "En estos últimos años, España ha perdido probablemente una generación de investigadores", lamenta María Luisa Sarsa. El reto es que pase justo lo contrario: "Hacer de Aragón un imán de talento y que vengan los mejores, sean o no aragoneses, da igual, pero que vengan aquí a desarrollar su potencial, porque hace falta masa crítica", desea Alberto Jiménez. Ambos mencionan el programa Araid, "única vía de incorporación hoy por hoy, pues la universidad no saca plazas desde hace un tiempo", dice Sarsa.

Pero para que cualquier talento dé fruto, "hay que regarlo con estabilidad y presupuesto y que la semilla germine. Y no me refiero a hacer funcionarios –matiza Jiménez–, sino a convocatorias de proyectos, que sepamos cuándo van a salir, que se defina la carrera investigadora, que las reglas de juego estén claras".

"Lo bueno sería que Aragón tuviera claro, ya que tenemos pocos recursos, dónde los queremos poner". Por eso Sarsa insiste en la necesidad de contar con una clara política científica: "Tener líneas propias para no estar dando dinero por distinto camino siempre a los mismos. Porque las prioridades de Europa no tiene por qué ser las de Aragón".

Sería necesario plantear un plan estratégico, "identificar en qué somos buenos y qué queremos ser, y que sea una apuesta a 25-30 años", señala Jiménez, "tener una agencia de investigación autonómica con un presupuesto plurianual"

El Pacto por la Ciencia alcanzado por todas las formaciones políticas aragonesas se envidia a nivel nacional, "ya es ‘marca Aragón’, pero de momento es papel, hay que desarrollarlo, que se vea en los presupuestos de los próximos años y se convierta en papel del que sirve para pagar cosas", advierte Jiménez.

Investigación y empresa

Para Teresa Fernández es necesario que "la empresa valore más la investigación y que la investigación se acerque más a la empresa". Pilar Fernández de Alarcón apuesta por "la conexión entre la investigación y la aplicación de la innovación en las empresas", con la colaboración público-privada como factor clave. En su opinión, en materia de I+D+i, Aragón debería "fortalecer su tejido empresarial para diferenciarnos, sin dejar la investigación básica a largo plazo". El reto está en colaborar más, "a través de los clústeres, de los ecosistemas o de los laboratorios". A día de hoy, "el dinero que se invierte está bien invertido, pero si realmente nos creemos que la innovación va a ser una palanca de cambio, se debería invertir más tanto a nivel público como privado".

Consulte aquí el resto de los reportajes del suplemento especial Marca Aragón

Etiquetas
Comentarios