Despliega el menú
Aragón

Marca Aragón

María Luisa Sarsa: “Para un investigador, volver es casi imposible”

En el silencio cósmico del Laboratorio Subterráneo de Canfranc, la física María Luisa Sarsa, profesora de Unizar, querría atrapar y entender la misteriosa materia oscura.

ARAGON. ESPECIAL 23 ABRIL. A CANFRANC EN EL CANFRANERO. MARISA SARSA / 29-02-2019 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
María Luisa Sarsa desearía que se valorara más la Física en los estudios de secundaria y bachillerato
Guillermo Mestre

Con los pies en la tierra y la mente en el Cosmos, María Luisa Sarsa explora lo desconocido. Su campo es puro misterio. "La materia oscura llena el Universo y gobierna la dinámica de las galaxias, sin embargo, no tenemos ni idea de cuál es su naturaleza". Investiga en detección directa de materia oscura y sabe que "pocos temas hay más difíciles de hacer entender a la gente". En su afán de comprender cuanto nos rodea, no entender el 96% del Universo no puede ser "y merece un esfuerzo de investigación".

Los físicos nucleares y de partículas intentan llegar a los componentes básicos, "que al fin y al cabo es entender las reglas del juego, cómo está hecha la materia". Son los científicos de la paciencia, empeñados en dar con lo que llaman ‘sucesos improbables’. Y sus experimentos no pueden estar en cualquier parte. La radiación cósmica que nos baña les estorba y "tenemos que encerrarnos en laboratorios subterráneos". Como el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (LSC), una instalación científico-técnica singular, blindada bajo toneladas de roca.

Ubicado junto al abandonado túnel ferroviario, y con unas instalaciones renovadas en 2006, el LSC es el segundo mayor laboratorio de este tipo de Europa. Tan solo hay una docena en el mundo. Allá por 1985, los investigadores del grupo de Física Nuclear y Altas Energías de la Universidad de Zaragoza "eran pioneros". Llevaron el nombre de este enclave pirenaico por congresos de medio mundo, donde "realmente nos conocían mucho más por Canfranc que por Zaragoza".

Los detectores de partículas llevan detrás mucha tecnología, por lo que "la ciencia básica es un campo de formación de tecnólogos y gente que puede tener ideas muy originales en el mundo práctico, aplicables por ejemplo al diagnóstico médico".

Como profesora de la Universidad de Zaragoza, la docencia es "la faceta de mi trabajo que más me recompensa en el día a día" porque "los estudiantes son entusiastas por naturaleza y en Físicas nos vienen perfiles vocacionales".

Cuando se van fuera, "nuestros estudiantes están muy bien valorados, tenemos gente bien preparada y muy trabajadora". Lo malo viene cuando quieren volver. "Siempre ha estado difícil dedicarse a la investigación en Aragón y ahora no está mejor: las primeras etapas se pueden hacer, conseguir beca para hacer la tesis, pero después hay que irse al extranjero y volver es, ahora mismo, una misión casi imposible". Ya no a Aragón, sino a España en general. "Hay muy pocos programas de reincorporación y las universidades están bloqueadas en personal".

"En investigación no hay ninguna planificación, ni siquiera en el corto plazo"

Y quienes trabajan aquí viven en este momento "un poco en el aire" por culpa de no tener "ninguna planificación, ni siquiera en el corto plazo; no sabemos cuándo van a salir las convocatorias de proyectos ni cuándo las van a resolver. Pasa igual con las becas: tenemos a los titulados esperando a que salgan; si encuentran otra cosa, se van, y se pierde talento".

Considera que contamos con "una estructura de investigación razonable y somos punteros en muchos campos, aunque siempre se podría hacer más en transferencia", y echa en falta coordinación: "Aragón debería complementar lo que los planes nacionales de investigación no financien bien".

"Me daría mucha que pena que todos los experimentos del laboratorio de Canfranc fueran extranjeros un día"

En su caso, tienen dinero para Anais –"un experimento hecho en Aragón por aragoneses"– hasta diciembre. "Me daría mucha pena que teniendo un laboratorio como Canfranc, un día todos los experimentos fueran extranjeros. Y es posible que pase".

Ficha personal

María Luisa Sarsa Sarsa (Zaragoza, 1968) es profesora titular de Física Atómica, Molecular y Nuclear en la Universidad de Zaragoza. Excepto durante su etapa en Múnich, su trayectoria está ligada al Laboratorio Subterráneo de Canfranc. Es investigadora principal del experimento Anais.

Consulte aquí el resto de los reportajes del suplemento especial Marca Aragón

Etiquetas
Comentarios