Aragón
Suscríbete por 1€

La DGA ya cobra el ICA de 2018 a más de 100 municipios sin reforma ni bonificaciones

El Gobierno comienza a reclamar las deudas sin cambios pese a anunciarlos a principios de año

Lambán, en una imagen de archivo
Lambán intenta pactar el ICA tras la manifestación y se reúne hoy con los contrarios al tributo
José Miguel Marco

El Gobierno de Aragón ya cobra el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) de 2018 a más de un centenar de municipios de la Comunidad. Y lo hace sin introducir nuevas bonificaciones como anunció el propio Ejecutivo en febrero en plena polémica por el cobro en Zaragoza. Tampoco ha esperado a que las Cortes debatan su reforma en septiembre.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, anunció en enero cambios "en profundidad". Aseguró que se revisaría el tipo fijo y que se establecerían tramos en la parte variable para incentivar el ahorro de agua. Sin embargo, el impuesto ha vuelto a girarse sin cambios respecto a otros años, ya que ni siquiera se han dado más detalles sobre la reforma.

Huesca, Utebo, La Muela, Utrillas o Alpartir han sido los últimos municipios en sumarse a la lista. El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicó este lunes una relación de 16 localidades que tendrán hasta el 24 de octubre para pagar parte de la deuda de este 2018. Entre ellas también figuran Barbastro, Graus, Novallas o La Iglesuela del Cid, entre otras.

Las hay, no obstante, que lo hacen a regañadientes. El propio consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, confirmó en un escrito al Justicia que ha habido aragoneses que han utilizado los recursos tipo facilitados en Zaragoza por la Red de Agua Pública (RAPA) y la Federación de Barrios (FABZ) para impugnar liquidaciones practicadas fuera de la capital.

Aguaviva, en Teruel, ha sido uno de los municipios más críticos. Su alcalde, Aitor Clemente (Podemos) recuerda que más de 400 municipios de Aragón siguen pagando el ICA pese a no tener depuradora. "Llevamos así desde 2005. Van ya más de 250.000 euros y sigue sin haber un proyecto de construcción", manifiesta.

Su localidad no abonará el ICA de 2018 "hasta la Semana Santa de 2019". Esto obedece, como explican desde Desarrollo Rural, a que la periodicidad depende de cada ayuntamiento, ya que son los consistorios quienes, de forma bimestral, trimestral, semestral o anual facilitan los datos de sus vecinos a la empresa que gestiona el cobro. Esto hace, por ejemplo, que en Alpartir se vaya a girar la factura del primer semestre y que en Huesca solo vayan a pagar, por el momento, por el consumo del primer trimestre.

Que el Instituto Aragonés del Agua haya notificado ya los primeros recibos de 2018 vendría a confirmar que la reforma no se aplicará este año, ya que hacerlo obligaría a actuar con carácter retroactivo. Los primeros avisos se publicaron ya a principios de año. Villarquemado, en Teruel, tuvo hasta el 25 de junio para hacer frente a las deudas del primer trimestre. El número de notificaciones, no obstante, se ha intensificado en las últimas semanas.

Todas se publicitan a través del Boletín Oficial de Aragón, una fórmula que, a priori, también utilizará el Instituto Aragonés del Agua para notificar los próximos recibos a los vecinos de Zaragoza a la vuelta del verano y que ya ha sido duramente criticada por colectivos como la RAPA.

Para los 16 municipios listados este lunes en el Boletín, el periodo voluntario de pago comenzará el 24 de agosto y terminará dos meses más tarde. A quienes tengan domiciliado el recibo "se le cargará en la cuenta bancaria" durante dicho periodo voluntario, mientras que quienes no lo hicieran tendrán que acercarse a las oficinas del Instituto Aragonés del Agua "o de las entidades colaboradoras en la recaudación".

El Ejecutivo autonómico advierte a través del BOA de que una vez finalizado el periodo voluntario se exigirán las deudas "por el procedimiento de apremio", así como que se devengarán "con el interés de demora y las costas que se produzcan", procedimiento que se ha activado en Zaragoza contra los prácticamente 90.000 hogares que se han negado a abonar el recibo de 2016.

Quienes no estén de acuerdo podrán interponer un recurso de reposición ante la Dirección del Instituto Aragonés del Agua o una reclamación ante la Junta de Reclamaciones Económico-Administrativas de Aragón, que aún tiene que resolver las presentadas por la Red de Agua Pública.

Y en Zaragoza...

Aunque el ICA de 2018 ya se cobra en más de un centenar de municipios de Aragón, en Zaragoza no se pagará hasta 2019, ya que el Gobierno se comprometió a no girar dos recibos en un mismo año. El que se notifique a la vuelta del verano será el de 2017, que incluirá una bonificación del 60%.

En la primera remesa, el Ejecutivo no ha podido recaudar dos de los diez millones de euros previstos por el elevado número de impagos. Esto, no obstante, no ha impedido que la recaudación se haya disparado respecto a 2017. El propio consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, confirmó en marzo que durante los meses de enero y febrero, los últimos hechos públicos por el Ejecutivo, había aumentado un 81% gracias a los recibos de la capital. En total, el Gobierno de Aragón prevé ingresar 69,1 millones de euros en todo Aragón por este impuesto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión