Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Piso de 85 metros cuadrados, con piscina y vistas al Pilar por menos de 500 euros... no te fíes

Las webs de alquiler y venta de propiedades inmobiliarias tratan de evitar anuncios fraudulentos, pero la Policía Nacional confirma que las denuncias son todavía habituales.

Algunos estafadores con víctimas en Aragón son más que conocidos en los juzgados de la Comunidad
Algunos estafadores con víctimas en Aragón son más que conocidos en los juzgados de la Comunidad

Son las once de la noche y la aplicación de Idealista te avisa de que se acaba de poner en alquiler una propiedad que encaja con las características de lo que estás buscando. Abres sin mucha convicción: en Zaragoza escasean los pisos de alquiler medio y empiezas a plantearte que si quieres uno medianamente en buen estado y de más de 40 metros cuadrados vas a tener que volver a echar cuentas y repensar el presupuesto. Pero para tu sorpresa aparece el anuncio de un piso de 85 metros cuadrados en el número 5 de la calle de Juliana Larena, junto al balcón de San Lázaro y con vistas al Pilar por 500 euros al mes. Ya han captado tu atención. Sigues leyendo y es cuando la cosa empieza a chocar: piscina, pista de pádel, recién reformado, cocina acristalada, terraza con vistas privilegiadas... No parece posible. Pero bueno... ¿y si lo fuese? Aparece el logo y la dirección de una inmobiliaria real de Madrid que tiene otra veintena de pisos anunciados en el portal y, además, un teléfono. Le das al corazón de 'añadir a favoritos' para acordarte de llamar por la mañana - por si fuese verdad -, y te vas a dormir.

Nada más despertarte tu gozo en un pozo. Un email de Idealista te confirma tus sospechas. El asunto del correo ya lo dice todo: 'Aviso importante sobre un anunciante al que has contactado'. En el interior, el equipo de la web inmobiliaria te informa de que el anuncio era fraudulento. La agencia que aparecía como responsable ha sido víctima de 'phising' y un timador ha publicado el piso en su nombre pero con sus datos de contacto. Por tanto, te advierten desde Idealista, es posible que en los próximos días recibas un email en tu correo personal en el que el supuesto propietario del piso te contará una rocambolesca historia que concluirá, lo más seguro, de la siguiente manera: vive en el extranjero y solo él tiene las llaves del piso. Para poder enviártelas necesita que demuestres un verdadero interés y que le adelantes parte de la fianza o alguna mensualidad mediante alguna empresa de envío de dinero.

En pocas horas el portal inmobiliario ha detectado el fraude, eliminado el anuncio y avisado a todos los usuarios que se habían interesado por el piso. Sin embargo, eso no evita que este tipo de estafas por internet sean algo habitual dentro de la UdyCO en Aragón, unidad policial que cuenta con un grupo de delitos tecnológicos.

Víctimas en Aragón

Fuentes de la Policía Nacional confirman que, aunque menos que antes, la gente pica con frecuencia en este tipo de estafas. "El denominador común es que siempre consiguen contactar con la víctima fuera del cauce establecido por la página web", apuntan. Aunque el estafador puede no estar en el país, recomiendan denunciar siempre porque es eso lo que permite a la Policía comenzar a investigar.

Según el portal estadístico de criminalidad del Ministerio del Interior, 1.229 aragoneses fueron víctimas de fraudes informáticos a lo largo del año pasado. Un 21% más que el año anterior. Además, en su estudio sobre la cibercriminalidad en España, la secretaría de Estado de Seguridad concluye "como hecho irrefutable" que desde el 2014 los delitos informáticos no dejan de aumentar y que el 74,4% se corresponde con fraudes de toda índole, entre ellos los de este tipo que atañen al mercado inmobiliario.

Prevención

Cualquiera que lleve varias semanas buscando pisos de alquiler en Zaragoza habrá visto ya algún anuncio sospechoso y puede, incluso, que recibido el correo de un supuesto propietario que vive en Grecia y quiere que alguien "cuide del piso y se encargue de él" en su ausencia. Desde Idealista explican, de todas formas, que el porcentaje de este tipo de anuncios fraudulentos es "mínimo" dentro de una base de datos con "más de un millón y medio" de anuncios. "Tenemos una serie de filtros para evitar que se publiquen anuncios sospechosos y después un equipo de calidad revisa todos los que se suben. Además, en todos los anuncios damos la opción al usuario de denunciarlo y cuando esto sucede se ponen en cuarentena y se analizan. En caso de detectar que son fraudulentos, los damos de baja y avisamos a los usuarios que han entrado en contacto", explican.

Algunos de estos delincuentes son ya más que conocidos en los juzgados aragoneses. Manuel Calahorra Jiménez, por ejemplo, ha sido condenado hasta en diez ocasiones por hecho idénticos, aunque no ha llegado a entrar en prisión porque todos los delitos eran leves, es decir, no superaban la cuantía de 400 euros. Sin embargo, los agentes que se hicieron cargo de la investigación estimaron que el botín conseguido por el estafador podría alcanzar los 17.000 euros. La última vez que fue juzgado fue por estafar a una zaragozana que le había transferido 200 euros para tratar de alquilar un piso en Benidorm.

He aquí algunos consejos para evitar caer en una estafa inmobiliaria y, si estás pensando en alquilar de cara al verano, encontrarás recomendaciones específicas para evitar sorpresas desagradables con los apartamentos vacacionales en este otro enlace.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión