Viajes
Suscríbete

La cascada más 'caprichosa' y fotogénica de Aragón

Uno de los monumentos más visitados y famosos de la comunidad se ubica en un curioso pueblo de la provincia de Zaragoza y alberga un espectacular salto de agua en un entorno precioso.

La cascada más fotogénica de Aragón está en el Monasterio de Piedra
La cascada más fotogénica de Aragón está en el Monasterio de Piedra
Miguel Rubira García/Flickr

En Aragón gozamos de un amplio número de cascadas, saltos de agua, ríos y cuevas en parajes naturales muy bonitos que son muy visitados tanto por turistas de toda España como por los aragoneses. Hacer una escapada a estos lugares en los que la vegetación y el agua son los protagonistas siempre es un buen plan para dejar la rutina a un lado por un día o dos. La provincia de Zaragoza alberga un pueblo con uno de los destinos más turísticos de la comunidad que esconde gran cantidad de preciosas cascadas que seguro que no te quieres perder.

La Caprichosa, la cascada más bonita del Monasterio de Piedra

En el pueblo de Nuévalos, en la provincia de Zaragoza, se ubica el más que conocido Monasterio de Piedra y su Parque Jardín Histórico, un paraíso cultural y natural muy interesante en el que se pueden ver varias cascadas como la del Vado, del Iris y la Cola de Caballo, un espectacular salto de agua con una altura de más de 50 metros. Pero no son las únicas, ya que entre los espectaculares paisajes del parque se encuentra una de las más imponentes: La Caprichosa.

Se trata de una de las cascadas naturales más espectaculares del parque del monasterio y para llegar a su punto más alto hay que atravesar la Gruta del Artista, a la que se compara con una catedral gótica por su peculiar entrada de piedra. Una vez llegamos al mirador podemos disfrutar de la impresionante vista: una caída de 30 metros de altura

Cuenta la leyenda sobre esta cascada que una niña de 12 años que trabajaba en el huerto del monasterio. Jimena, como se llamaba, siempre captaba la atención de toda la familia porque era muy caprichosa, y la palabra que más utilizaba era 'quiero'. Aunque sus deseos eran un tanto extraños. Decía: 'quiero ver dónde se hunde el Sol cada noche', 'quiero saber por qué lloran las estrellas en verano', 'quiero que la Luna me diga de qué se asombra', 'quiero bailar en el fondo de las pozas'...

Un día, cuando paseaba por el parque, su curiosidad la llevó a descubrir un paraje hasta entonces desconocido para ella. El cauce del agua la alcanzó y cayó al fondo de las pozas, donde comenzó a bailar. Su deseo se cumplió y, desde entonces, sus deseos se cumplieron.

Además, como dato curioso acerca de esta cascada, fue escenario de algunas escenas de una película inacabada del actor Johnny Depp, por lo que quizás algún día la veamos en Hollywood.

Cómo llegar a la Cascada de La Caprichosa, en Nuévalos

Para llegar hasta Nuévalos desde Zaragoza hay que tomar la A-2, un trayecto que nos llevará una hora y 20 minutos en coche. Forma parte de la ruta del Parque Jardín Histórico del Monasterio de Piedra, por lo que podremos disfrutar de ella en una excursión de este paraje.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión