Viajes
Suscríbete por 1€

rutas por aragón

El embalse de Maidevera: senderismo y ocio acuático en Aranda de Moncayo

Construido en los 70 del siglo pasado, esta balsa de agua vuelve a ser navegable para embarcaciones sin motor y desde la comarca del Aranda proponen actividades.

Embalse de Maidevera en Aranda del Moncayo
Embalse de Maidevera en Aranda del Moncayo
turismocalatayud.com

El embalse de Maidevera almacena las aguas del río Aranda entre la sierra del Tablado y la de la Virgen. Construido en los 70 del siglo pasado, hasta hace un año y medio y durante mucho tiempo el pantano se destinaba únicamente al riego y al abastecimiento de las poblaciones de Jarque, Gotor, Illueca o Brea. Ahora, esta balsa de agua vuelve a ser navegable para embarcaciones sin motor y desde la comarca del Aranda proponen actividades de ocio acuático para este verano.

Desde el servicio de Deportes se quiere acercar a los vecinos de la comarca del Aranda dos disciplinas en auge, el paddle surf y el kayak. Además de dentro del agua, el embalse de Maidevera se puede disfrutar en tierra, recorriendo alguna de las rutas senderistas que llevan a este remanso de paz. Una de estas alternativas es un recorrido circular por el PR-Z 75 que va desde Aranda de Moncayo hasta el pantano y vuelta. La actividad se realiza en unas tres horas y se recorren 11,5 kilómetros tomando como punto de partida una pista en dirección norte que desciende hacia el río Aranda desde el pueblo. Tras cruzar el cauce por un puente, la ruta prosigue hacia la derecha. Pronto llegará el primer enclave por el que se pasa, la ermita de San Roque, a orillas del pantano.

Una vez pasado este edificio, la ruta avanza por una pista que sale a la derecha en dirección a la presa del embalse. Antes de llegar habrá que cruzar otra vez el río y girar a la izquierda para llegar a la carretera que conduce hasta esta construcción hidráulica. Llegados a este punto, la vuelta al pantano pasa junto a las compuertas, donde la vía asfaltada da paso a una pista que va paralela a la balsa de agua. Siguiéndola, se pasa junto a una presa de retención de sedimentos y, más adelante, por una granja y una paridera de ovino. A esta altura, el paseo está casi llegando a la cola del embalse y, en algunas épocas del año, este tramo del sendero queda inundado. Ya en dirección Aranda de Moncayo, la ruta pasa por campos de cultivo hasta alcanzar una pista que se acerca al río en una zona de estratos rocosos. Tras cruzar el cauce se llega a Aranda de Moncayo, donde comenzó la ruta.

Imagen de archivo de piraguas en el embalse de Maidevera
Imagen de archivo de piraguas en el embalse de Maidevera
Comarca Aranda

Un espacio natural singular

El embalse de Maidevera es un espacio singular donde se suceden muelas, vegas, sierras y barrancos. Para los amantes de la naturaleza, este es un buen escenario para disfrutar del paisaje y pasear a la orilla del Aranda entre bosques de chopos, fresnos, olmos y sauces. El entorno del pantano también es rico en flora, destacando la presencia hiedra, enredaderas, juncos, cola de caballo, carrizos y espadañas. Por el clima mediterráneo, abundan también los bosques de pinos y robles. En el suelo hay presencia de musgos, líquenes o helechos y la zona es rica en arbustos como la zarza, la frambuesa o la madreselva.

En cuanto a la fauna, en el embalse abundan los anfibios como la llamada ranita de San Antonio, y también hay truchas. En este lugar encuentran además su hogar temporal las aves migratorias que proceden de África y regiones mediterráneas, huyendo del calor extremo del verano y regresando a su origen en otoño, cuando las temperaturas son más agradables. Entre otras especies, destacan las cardelinas, los gorriones y los abejarucos. También hay ruiseñores, vencejos o golondrinas.

El pantano de Maidevera vuelve a ser navegable para embarcaciones sin motor desde febrero de 2021. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) así lo dictaminó tras los esfuerzos de la comarca del Aranda por conseguirlo. Desde entonces varias estaciones de servicio de la zona disponen de un lavadero que permite la desinfección de las embarcaciones antes de meterse en el agua. No poder limpiarlas antes de la inmersión y que esto contribuyera a la expansión del mejillón cebra era el motivo de la prohibición.

Por el momento, las embarcaciones con motor no están permitidas y, entre otros planes de la comarca, está la habilitación de un pantalán flotante que permita acceso cómodo y seguro a embarcaciones de remo y vela ligera. Esto fomentaría el uso del pantano de Maidevera para realizar deportes acuáticos, como sucede en otros embalses zaragozanos, como la Loteta, e incluso se plantean la celebración de campeonatos en un futuro. También se quiere señalizar y acondicionar una zona de baño, así como dotar al espacio de servicios como bar y terraza, alquiler de kayaks o material náutico, y servicios higiénicos.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Visita todas las informaciones relacionadas con el turismo en Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión