Viajes
Suscríbete

turismo

Diez planes culturales y de naturaleza para hacer este verano con mascotas en Aragón

En vacaciones los animales domésticos son en muchas ocasiones un inconveniente a la hora de planificar un viaje pero siempre hay lugares donde son bien recibidos.

Visita al Pueblo Viejo de Belchite con perros
Visita al Pueblo Viejo de Belchite con perros
Petstravel

Los destinos turísticos ‘petfriendly’, es decir, aquellos donde las mascotas son bien recibidas, son cada vez más comunes. Si bien es cierto que planificar unas vacaciones cuando se tiene un animal doméstico en casa sigue teniendo su complicación, los alojamientos y actividades a los que se puede ir acompañado de perros y gatos van, poco a poco, en aumento.

Los espacios naturales del Pirineo o las pozas y ríos son lugares muy frecuentados con perros. En todos estos casos, las mascotas son bien recibidas pero siempre que se lleven atadas. Una norma que no siempre se cumple, lo que ha llevado a plantearse, en algunos sitios como el Parque Nacional de Ordesa o el Parrizal de Beceite, la prohibición de acudir con perros.

En cualquier caso, con civismo y sentido común, los amigos perrunos pueden acompañar a sus dueños en muchos planes tanto en la naturaleza como culturales en Aragón. Entre otras, la plataforma Petstravel ayuda a encontrar estos lugares donde se admiten animales a través de un buscador que permite seleccionar el destino, una actividad, un sitio para comer o un lugar donde dormir.

Iglesia de San Andrés de Satué, en el Serrablo. Comarca Alto Gállego
Iglesia de San Andrés de Satué, en el Serrablo. Comarca Alto Gállego
Comarca Alto Gállego

Visitas culturales con perros

En la provincia de Zaragoza hay varios planes que se pueden realizar con mascotas. Visitar el Pueblo Viejo de Belchite es uno de ellos. Para ello, es imprescindible que el perro vaya con correa y que esté siempre bajo la vigilancia del dueño, evitando molestias al resto de visitantes y a los guías turísticos. Para conocer los vestigios de la Guerra Civil en esta localidad zaragozana se pueden comprar las entradas en internet, tanto para la visita de día como para la nocturna.

El Monasterio de Piedra, en la comarca Comunidad de Calatayud, es otro de los grandes enclaves aragoneses a los que se puede ir con perro. Al tratarse de un espacio en su mayor parte natural y al aire libre, las mascotas son bien recibidas, siempre y cuando vayan atadas y estén bajo la supervisión de su dueño. El único lugar al que no se puede acceder con perro es a la zona de aves rapaces y en las dependencias del monasterio cisterciense deberá ir en una mochila o transportín.

En Zaragoza capital, se puede entrar con perros al Torreón de la Zuda, al Palacio de Montemuzo, al Patio de la Infanta y al museo del Rosario de Cristal, aunque en los tres últimos el animal debe ir en brazos de su dueño, algo inviable con los de gran tamaño.

El Ecomuseo de la Fauna Pirenaica de Aínsa es otro de los lugares ‘petfriendly’ de Aragón. Se sitúa dentro del castillo y trata sobre los ecosistemas de los Pirineos y las aves, en especial el quebrantahuesos. También en la provincia de Huesca, en este caso en Alquézar, los perros pueden acceder al recinto amurallado, aunque al interior de la colegiata de Santa María solo está permitido que entren los de pequeño tamaño en brazos de sus dueños.

En Teruel, el castillo de Peracense es otro de los enclaves turísticos aragoneses a los que se puede acceder con perro. Para recorrer la fortaleza roja solo es necesario llevarlo con correa y no importa si es grande o pequeño, todos son bien recibidos.

Bañistas en las pozas de Pígalo en julio del año pasado
Bañistas en las pozas de Pígalo en julio del año pasado
Laura Uranga

Actividades en la naturaleza con mascotas

Aragón ofrece una gran variedad de actividades al aire libre que se pueden realizar con perros. CanyonCan, la Asociación Aragonesa de Actividades Caninas, promueve este tipo de iniciativas en la naturaleza para disfrutar del turismo activo con mascotas. Senderismo, barranquismo, canoas, raquetas de nieve o paddle surf son algunas de las aventuras que se pueden vivir con animales de compañía.

El Parque Natural de Guara es uno de estos destinos donde se pueden practicar deportes acuáticos con perros. Varias empresas organizan estas actividades ‘petfriendly’ desde Alquézar. Aquí, además, se puede hacer la ruta de las pasarelas con perro, siempre que el dueño lo considere apropiado, ya que la superficie sobre la que se pisa puede ser perjudicial para sus patas.

Como sucede en todos los parques nacionales de España, los perros deben ir atados en el Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido. Ante el incumplimiento de esta norma por, calculan sus responsables, la mitad de los visitantes, se planteó prohibir el acceso, pero finalmente no se ha llevado a cabo y las mascotas siguen siendo bien recibidas si van con correa. Para llegar hasta allí en temporada alta (Semana Santa, verano, puentes festivos…) cuando el acceso a vehículos privados está cerrado, el Ordesabús, un autobús que se coge el Torla, tiene un espacio destinado para que los perros viajen en transportines en la bodega.

Una pareja y su perro, en lo alto del valle de Ordesa.
Una pareja y su perro, en lo alto del valle de Ordesa.
HERALDO

El Valle de Tena es otro de los destinos aragoneses de naturaleza donde no faltan actividades para realizar con perros. En la comarca del Alto Gállego se recomiendan una decena de recorridos para hacer con mascotas, que deberán ir atadas, al menos siempre que haya gente alrededor. El paseo medioambiental de Lanuza, una ruta a orillas del embalse; el camino de las Palizas, en El Pueyo de Jaca; el bosque del Betato, entre Tramacastilla de Tena y Piedrafita de Jaca; o el entorno de la ermita de Santa Elena son algunas de las propuestas.

Lugares para bañarse con perros

Por normal general, en todas las zonas de baño controladas de Aragón, conocidas como ZBC, el reglamento dice que se puede acceder con perros pero siempre deben ir atados y no se pueden bañar. El incumplimiento por parte de algunos dueños de esta norma ha hecho que en lugares tan frecuentados como El Parrizal de Beceite ya se haya prohibido la entrada con mascotas, incluso si van con correa. En otros lugares se permite pero con indicaciones claras en el reglamento de la obligatoriedad de que estén atados y controlados, como es el caso del Salto del Bierge. Otros espacios de este tipo, como el pozo de Pígalo, en Luesia, son algo más laxos en este sentido y es habitual ver a perros a remojo.

Más allá de estas zonas de baño controlado, donde las autoridades sanitarias toman muestras de agua periódicamente, Aragón cuenta con muchos ríos, cascadas y pozas naturales donde las mascotas sí pueden darse un chapuzón. La web Turismo Canino recoge algunas recomendaciones de usuarios con mascotas para realizar este tipo de prácticas. En Teruel, en esta lista están el embalse del Arquillo, las cascadas de Calomarde, la de la Hiedra (en Mora de Rubielos) o la del Molino de San Pedro, en Albarracín.

El barranco de la Pilera, en Nocito; el río Ara, en Boltaña o las pozas de San Martín, en Sieste, son varios lugares recomendados para esta práctica en la provincia de Huesca. En Zaragoza, el pantano de Mequinenza cumple los requisitos para el baño de perros.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión