Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo

Diez castillos para ver, por dentro o por fuera, cerca de Zaragoza

La provincia está salpicada de fortalezas de mayor o menor tamaño, más o menos rehabilitadas, donde merece la pena detenerse.

Diez castillos para ver cerca de Zaragoza
Castillos y fortalezas para ver cerca de Zaragoza
HA

Los castillos no solo están en los cuentos y para verlos, a veces, ni siquiera hace falta bajarse del coche. La provincia de Zaragoza está salpicada de fortalezas de mayor o menor tamaño, más o menos rehabilitadas, que se pueden ver. Algunas incluyen visitas guiadas en el interior y en otras hay que conformarse con las vistas desde el exterior.

En cualquier caso, el encanto medieval se esconde en estos diez castillos cerca de la capital aragonesa por los que merece la pena pasar:

Castillo de Cadrete

Aunque durante un tiempo se pudo visitar por dentro, tras una importante labor de rehabilitación, actualmente el castillo de Cadrete solo se puede admirar desde el exterior. La fortificación, mandada edificar por Abderramán III en el año 935, es una de las más cercanas a Zaragoza, a 12 kilómetros. Para verla de cerca, muchos optan por realizar una ruta hasta el cerro donde se levanta, ya sea a pie o en bici, combinando así algo de deporte con una visita más cultural.

Foto de Ateca
El castillo o fuerte de Ateca
MACIPE

El fuerte de Ateca

Conocido también como el fuerte, el castillo de Ateca, en la comarca de Calatayud, es una fortificación de origen incierto, cuyas primeras referencias documentales datan del siglo X. Por aquel entonces, pertenecía a los Banu-Timlat, señores de Pozuel de Ariza. Se sitúa en la parte alta del casco antiguo de Ateca y, actualmente, la construcción recuerda más bien a una cárcel. Esto se debe a la transformación a un fuerte que el castillo sufrió durante la época carlista. Desde hace unos años, es un hotel y también se emplea como centro de eventos para empresas.

Castillo de Mesones de Isuela
Castillo de Mesones de Isuela
DGA

Castillo de Mesones de Isuela

Ocupa más de tres mil metros cuadrados de superficie y domina el valle con sus huertas y las estribaciones de la sierra de Buitrera. Se trata del castillo de Mesones de Isuela, en la comarca del Aranda, que perteneció al señorío de los Fernández de Luna, como el famoso palacio de Illueca. La fortaleza se puede visitar los sábados, domingos y festivos de 10:30 a 14:30 horas, en grupos de un máximo de diez personas y con reserva previa a través de la oficina de turismo de la comarca del Aranda.

Foto de Sádaba
Castillo de Sádaba
Laura Uranga

Castillo de Sábada

Sobrio y majestuoso. Así describen los historiadores el aspecto del imponente castillo de Sábada, localidad asentada sobre la llanura de las Cinco Villas. Alzada sobre un montículo de roca y con sus siete torres almenadas, la fortaleza custodia esta villa medieval. Durante este mes de marzo, la construcción se puede visitar los sábados de 11:00 a 13:30 horas y de 16:00 a 18:00 horas, y los domingos de 11:00 a 13:30 horas. Para ello, es necesaria la reserva previa, que se debe formalizar contactando directamente con la guía por mail (turismosadaba@gmail.com) o por teléfono (699 42 58 34).

Foto de Mequinenza
Castillo de Mequinenza
Laura Uranga

La fortaleza de Mequinenza

Situado en lo alto de una colina, a unos 185 metros sobre el nivel del mar, el castillo de Mequinenza custodia esta localidad a orillas del Ebro. Por su posición, las vistas panorámicas a la confluencia de éste y otros dos ríos, el Cinca y el Segre (el conocido como ‘aiguabarreig’) son inmejorables. Es propiedad de la Fundación Endesa y sus visitas las gestiona la institución Museos de Mequinenza, a través de cuya web se puede reservar, aunque son gratuitas. Solo se pueden ver algunas dependencias y los pases se ofrecen todos los martes laborables (excepto en el mes de agosto), a las 10:30 horas, con un máximo de diez plazas.

El Castillo Mayor de Calatayud recibió este sábado las primeras visitas tras más de un año de obras
El Castillo Mayor de Calatayud  
Macipe

Castillo Mayor de Calatayud

Tras una importante obra de rehabilitación, el castillo Mayor de Ayyub, en Calatayud, luce renovado desde el pasado verano. La construcción original data del siglo XI y hace de ésta la fortaleza árabe más antigua y extensa de la Península Ibérica. Tras un programa de visitas guiadas organizado en el mes de julio para darlo a conocer tras las mejoras, al castillo se puede acceder de forma libre. Para garantizar una experiencia segura, unos carteles informativos indican al turista las medidas de seguridad que debe tomar, como el uso obligatorio de mascarilla y la distancia de seguridad.

Vista del Castillo del Papa Luna de Illueca.
Vista del Castillo del Papa Luna de Illueca.
Laura Uranga

Palacio del Papa Luna, en Illueca

Fue el castillo familiar de los Luna y lugar de nacimiento del papa Benedicto XIII, más conocido como Papa Luna. Es uno de los principales atractivos de Illueca, con permiso de su longeva tradición en la confección de calzado. Se trata del castillo-palacio del Papa Luna, un conjunto de grandes dimensiones asentado en la parte más alta del pueblo. Para conocer sus entresijos, se puede visitar de miércoles a viernes, de 11:00 a 17:00 horas, y los sábados, domingos y festivos de 11:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:30 horas. Los grupos son de un máximo de diez personas y es obligatoria la reserva previa de plaza a través de la oficina de turismo de la comarca del Aranda.

Castillo de Anento
Castillo de Anento
HA

Castillo de Anento

Aunque el protagonismo se lo llevan sus pintorescas calles y el encanto en sí de pasear por el pueblo, Anento también cuenta con su propio castillo. O al menos con lo que queda de él, una única fachada a la que se puede subir por unas escaleras habilitadas posteriormente para su visita. Estos restos se encuentran a 980 metros de altitud y datan del año 1357. Se puede llegar a él desde el casco urbano de Anento, ascendiendo por la calle de Santa Bárbara. Una vez vista la fortaleza, se puede continuar la ruta circular hasta el Aguallueve, un singular paraje natural próximo al pueblo, y regresar, finalmente, a Anento.

Torre de Salamanca, en Caspe.
Torre de Salamanca, en Caspe.
HA

La torre de Salamanca, en Caspe

En uno de los extremos del cabezo de Monteagudo, en Caspe, se levanta la Torre de Salamanca. Conocida también como el fuerte, es una construcción telegráfica con fines defensivos y de vigilancia. Se construyó en el año 1875, por orden del general Manuel de Salamanca y Negrete, durante la tercera guerra carlista. Destaca por su aspecto neomedieval y su interior también es peculiar, ya que no está dividido en estancias. Se trata de un único espacio, tras la rehabilitación llevada a cabo en 1985, alberga el Museo de Heráldica.

Un festín medieval en el castillo de Grisel
Un festín medieval en el castillo de Grisel

Castillo de Grisel

El castillo de Grisel bien podría ser el de todos. Al menos, el de todos los que estén dispuestos a pagar su alquiler para un fin de semana. Situada a apenas dos kilómetros de Tarazona, la localidad alberga una construcción gótica, del siglo XIV, que ha sido restaurada durante 30 años. En 2014 se volvió a abrir al público en forma de alojamiento y también se puede reservar para cenas medievales o eventos de empresa.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión