Despliega el menú
Viajes

aragón es extraordinario

Beceite, una gema en pleno Matarraña

El sendero del Parrizal es el paraje más conocido de un entorno montañoso, realmente privilegiado en materia de acuíferos y pródigo en tradición artística.

Beceite y sus famosos Puertos ejercen de imán para la visita desde hace varios lustros; aunque tradicionalmente el grueso del turismo ha sido catalán y valenciano, en los últimos años se ve a más visitante aragonés, con una presencia creciente de zaragozanos atraídos por la singular belleza de la zona. Beceite emerge en pleno corazón del Matarraña; esta localidad de singular arquitectura disfruta de numerosas referencias en materia de acuíferos, desde el sendero del Parrizal en el río Matarraña al pantano de Pena o la Pesquera del Ulldemó. Consciente de su patrimonio y temeroso ante los nocivos efectos de la masificación, el ayuntamiento local colocó este año una puerta en el acceso al Parrizal, que ha generado no poca polémica en las últimas semanas, con reivindicaciones cruzadas entre quienes reclaman la libertad de acceso a un terreno natural y los que claman contra el descuido de una zona especialmente sensible a las agresiones del turismo incontrolado. De momento, y tras las indicaciones del propio Gobierno de Aragón, la puerta permanece abierta y la regularización del acceso se sigue efectuando desde la zona de aparcamiento, como antes.

Hay tres párquines en el espacio, situado a apenas seis kilómetros del centro del pueblo. Para estacionarse en ellos y facilitar así un control del aforo (que este verano es aún más estricto debido a las lógicas limitaciones derivadas de la covid-19) se venden tickets en la página web oficial del ayuntamiento (beceite.es), a un precio de 10 euros por vehículo de cuatro ruedas y 4 euros por motocicleta. También se puede acceder en bicicleta o caminando; hay un servicio de visitas guiadas hasta el inicio de las pasarelas de madera, y el recorrido completo se puede hacer en dos horas y media. Se remonta el río Matarraña hasta los estrechos, con un recorrido total de ida y vuelta de siete kilómetros y medio, sin grandes dificultades, que puede hacerse fácilmente en dos horas y media.

El paseo es bonito desde el principio, y la idea es mantenerlo así de bien; para empezar, la zona no es apta para el baño, porque de ahí se toma el agua de boca para el pueblo. Se han delimitado los tiempos de ocupación, estableciendo turnos en la reserva de los espacios de aparcamiento, para dividir las visitas en mañana y tarde desde la propia reserva y evitar así la coincidencia de un excesivo número de turistas en el espacio. No es el único punto regulado de esta misma forma; el Espacio Natural de la Pesquera –las populares pesqueras para los habitantes del pueblo– se nutre de las aguas del río Ulldemó. Aquí el baño no está prohibido, pero el Ayuntamiento no lo recomienda este verano por la contingencia sanitaria, así que queda bajo la responsabilidad de cada cual seguir ese consejo.

Los Puertos son otro paraíso senderista. Se trata de una imponente barrera orográfica entre la Depresión del Ebro y la zona litoral mediterránea, con una altura máxima de 1.393 metros. Desde el año pasado, el Matarraña Team (especializado en carreras de montaña) dinamiza la actividad del sector dentro del territorio local y participa como club en competiciones nacionales. Su último reto, seis subidas consecutivas al Perigañol (sierra de Arca) hace apenas unas semanas.

Los mejores soportes para una visita de máximo rendimiento

En Beceite hay dos empresas de turismo activo. GeoPixel Ecoturismo (geopixelbeceite.com) realiza actividades en los Puertos y toda la zona, con incidencia especial en el senderismo interpretativo y la educación ambiental; también se hacen salidas fotográficas centradas en una de las riquezas locales, las orquídeas, además de observación animal, salidas micológicas y sesiones de astronomía. Por su parte, Senda (websenda.com) también ofrece el senderismo interpretativo y añade la opción del piragüismo por el Pantano de Pena, amén de rutas en bicicleta de montaña y bici eléctrica.

El Camping de Beceite, fundado hace tres años por Kenia Celma y Francesco Fiocca, es otro enclave privilegiado en la localidad, gracias a su situación privilegiada, excelentes instalaciones (parcelas y bungalós) y un restaurante especializado en comida italiana: el nombre del cocinero es un aliciente, pero de nada valdría si no le acompañase una absoluta maestría en el tratamiento de la pasta, sus salsas y los postres, como es el caso. El albergue La Casa de L’Aigua, la Antigua Posada Roda, la Fonda Urquizu, el hostal Racó del Toscá y los hoteles Font del Pas y la Fábrica de Solfa, amén de dos docenas de casas rurales y apartamentos turísticos, constituyen la principal oferta de alojamiento local. Para deleitar el paladar, el Camping, la Posada Roda, la Fonda Urquizu y los hoteles Font del Pas y La Fábrica de Solfa.

El bagaje cultural e histórico de Beceite tiene ejemplos muy notorios. Uno de ellos reside en lo que fuera la Antigua Fábrica Noguera (que fue molino de papel), enclave que sirve desde 2001 como alojamiento para expresiones artísticas, y que sirve de homenaje permanente a la artista local Gema Noguera, desaparecida en 2008.

El hotel Font del Pas exuda arte y encanto desde hace dos décadas

Ángeles Lorenzo y su esposo Ramón fundaron el hotel Font del Pas de Beceite hace dos décadas. Ramón, por cierto, es uno de los dos vecinos del pueblo que sigue enfrascado en el cultivo de la famosa judía de Beceite. Tienen huerto, animales de granja y un hotel con espíritu de hogar extendido. “De casa compartida más bien –sonríe Ángeles– en formato tres estrellas”. Río a la vera, una hermosa piscina en el jardín y distintos ambientes para el relax jalonan los atractivos de un establecimiento que se involucra en muchas actividades. “Hemos sido sede del festival Quema de Artistas en varias ediciones, nuestro restaurante cultiva el concepto del kilómetro cero desde antes de que se pusiera de moda y nuestro salón multiusos para reuniones, conciertos e incluso misas está en un antiguo molino papelero, con bóveda de cañón, de donde salió el papel usado por Goya en su serie de la tauromaquia”.

BECEITE

Cómo llegar a Beceite y curiosidades

Comarca del Matarraña

Cómo llegar. Desde Teruel, su capital de provincia, hay 186 kilómetros por la N-420.

Los orígenes. El nombre de Beceite proviene de la fusión de dos núcleos creados por los árabes en el siglo XIII. Uno se corresponde con el actual barrio de la Botera y el otro con el barrio de Santa Ana, llamados por aquellas épocas Abu Zeit y Zeit, respectivamente.

Pantano de Pena. Su construcción comenzó en 1909, anegando varias de las masías que poblaban aquellos contornos; la obra finalizó en 1930. La presa, de hechuras muy notables, tiene 41 metros de altura y una longitud de 119 metros.

Las setas. Octubre es el mes setero en la zona con los días de los Bolets y las Jornadas Micológicas, que atraen a un gran número de aficionados.

La antigua cárcel de la Presoneta. La actual sede del centro de visitantes era uno de los torreones del antiguo castillo. Defendía el portal de entrada: destacan sus aspilleras y el arco de su fachada.

Reportaje de la serie ‘Aragón es extraordinario’.

Consulta varias rutas por Aragón.

Etiquetas
Comentarios