Sociedad
Suscríbete por 1€

¿Cómo hacer que el amor (sano) perdure? Los tres componentes que hay que cuidar

La psicóloga Eva María González repasa la definición de amor y ofrece unas pautas para reforzarlo a través de conductas diarias.

Sustancias como la feniletilamina y la dopamina juegan un papel importante durante el enamoramiento.
Sustancias como la feniletilamina y la dopamina juegan un papel importante durante el enamoramiento.
Pexels

Cada 14 de febrero, el romanticismo inunda escaparates, restaurantes y hogares. San Valentín, reconocido popularmente como el patrón de los enamorados, comenzó a celebrarse en España en el siglo XX, aunque su origen se remonta a muchos años antes. La tradición que marca este día como fecha clave para la exaltación de la pasión amorosa tiene tanto adeptos como detractores. Pero más allá de cómo decida celebrar cada uno este día, las relaciones son una apuesta a largo plazo que entrañan mayor complejidad, y requiere un equilibrio entre varios factores.

“El amor es una historia que uno forja en su mente”, dijo Virgina Woolf. Y la especialista en Psicólogos Sexólogos Zaragoza, Eva María González, secunda esta idea: “la percepción del amor que tiene cada persona y su definición son tan válidas para esa persona como lo son para cualquier otra”.

En esta historia, la que interpreta cada uno, también toman partido sustancias como la feniletilamina o la dopamina que, como indica la psicóloga, juegan un importante papel durante el enamoramiento. “Son compuestos que estimulan ciertos neurotransmisores cerebrales y otras sustancias como las endorfinas, que parecen inducir otras emociones más estables características de los estadios posteriores de la relación, como los sentimientos de seguridad, paz y bienestar”, razona.

Los tres componentes de Sternberg

Dentro de la intimidad, se distinguen dos componentes: la ternura y la compenetración.
Dentro de la intimidad, se distinguen dos componentes: la ternura y la compenetración.
Pexels

Según indica la especialista, para que el amor perdure, deben equilibrarse tres componentes que identificó el psicólogo estadounidense Robert J. Sternberg: la intimidad, la pasión y la decisión o compromiso. “La intimidad se refiere a los sentimientos que, en una relación, promueven la proximidad, la vinculación y la conexión”, prosigue González. “La intimidad incluye el deseo de promover el bienestar del otro, sentirse feliz en su presencia, sentir respeto por el otro, ser capaz de contar con el otro en momentos difíciles, que exista comprensión mutua, dar y recibir apoyo emocional, comunicarse de forma abierta y sincera, valorar al otro…”, enumera.

A su vez, dentro de la intimidad, González señala dos componentes: la ternura y la compenetración. “La ternura es un aspecto de la intimidad que se puede expresar tanto a través de la palabra como de forma no verbal”, prosigue la psicóloga. “Tan importante es la expresión verbal de amor y afecto, como la no verbal de la ternura, que se manifiesta en actos como cogerse de la mano, tocarse o acariciarse, por ejemplo”. Según explica, cuando la ternura desaparece de una relación, “es un indicativo de que el nivel de intimidad está decayendo, y de que la estabilidad de la relación puede estar en peligro”.

La compenetración, por otra parte, se manifiesta “cuando a las dos personas les preocupan los sentimientos y las necesidades del otro”, señala, y, por lo tanto, “implica el esfuerzo de escuchar al otro sin juzgar lo que está diciendo ni despreciar sus sentimientos o sus miedos, aunque no se ajusten a los de uno mismo”.

El segundo componente que influye en una relación sana es la pasión. “Incluye tanto la sexual como otras necesidades que provocan una reacción apasionada. Por ejemplo, la necesidad de la propia estima o la de vinculación con el otro”, añade González.

Por último, el factor del compromiso: “Comprende dos aspectos: el primero, a corto plazo, es la decisión que uno toma de amar al otro, y el segundo, a largo plazo, el grado de compromiso de la persona para mantener ese amor”, apunta. Y prosigue: “Generalmente, el compromiso sigue a la decisión, aunque esto no implica que necesariamente hayan de ir juntos”. Es precisamente este último factor el que la psicóloga señala como consecuencia directa del éxito o fracaso de la relación: “Si esta llega a ser duradera, el compromiso aumenta gradualmente, luego se incrementa de forma más acelerada y, finalmente, se mantiene más o menos a ese nivel. En cambio, si la relación se aproxima a su fin, el nivel de compromiso puede descender a cero”.

Según indica González, estos tres componentes no permanecen estáticos a lo largo del tiempo, ni son independientes del comportamiento y sentimientos de la pareja. Y utiliza la pasión como ejemplo: “Tiende a aumentar de forma bastante rápida en una relación amorosa, y luego se estabiliza con la habituación de la relación”. Así, “el grado de proximidad y vinculación aumenta con el tiempo, aunque el nivel de intimidad experimentado se sienta con mayor intensidad en el comienzo de la relación”, agrega.

¿Cómo expresar amor?

Dentro de la intimidad, se distinguen dos componentes: la ternura y la compenetración.
Expresar abiertamente el amor ayuda a reforzar la relación.
Pexels

Para mantener un equilibrio entre los factores definidos por Sternberg, se requiere un compromiso regular. Para lograrlo, la psicóloga Eva María González propone varias conductas abiertas que ayudan a expresar abiertamente el amor: 

  • Expresa verbalmente que le amas, diciéndole simplemente "te quiero"
  • Expresa el afecto a través del contacto físico: dando al otro la mano, acariciándole...
  • Expresa el amor a través del contacto, la intimidad sexual y/o la pasión sexual: las relaciones sexuales son una parte importante en la relación de pareja.
  • Expresa aprecio y admiración hacia tu pareja.
  • Ofrécele apoyo emocional cuando lo necesita: cuando se siente mal, pasa por una crisis...
  • Comunica a tu pareja los pensamientos y sentimientos más íntimos y personales.
  • Acepta las demandas de tu pareja.
  • Expresa tu amor a través de pequeños regalos, detalles o haciéndole algún favor.
  • Pasa tiempo de calidad con tu pareja.
  • Escríbele una carta o notas expresando tus sentimientos o aquello por lo que estás agradecido.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión