Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

sexo

Los tabúes y beneficios de darse placer

"Si no nos conocemos a nosotros mismos, difícilmente nos va a descubrir el otro", considera la sexóloga Nayara Malnero.

La masturbación previene problemas sexuales en el futuro.
La masturbación previene problemas sexuales en el futuro.
Freepik

Todavía existen dudas en torno al sexo y "la sexualidad, en general, sigue siendo un tabú. Y más aún el placer". Así lo indica la sexóloga Nayara Malnero, colaboradora de la compañía de bienestar sexual especializada en juguetes innovadores Tenga. "Si el placer es compartido en pareja parece que tenemos mayor permiso pero cuando es a solas debemos recordar que aún está considerado pecado en muchos sectores sociales. Por supuesto, las creencias, creencias son. Hoy por hoy sabemos que masturbarse no tiene nada de malo, y que es un absurdo ocultar su cotidianidad". Y añade: "Si la masturbación es un tabú las formas de hacerlo lo son aún más. Aun nos cuesta hablar de juguetes y, por supuesto, casi parece una atrocidad cualquier cuestión que se salga de lo "normal" como, por ejemplo, utilizar objetos caseros o incluso alimentos para masturbarse, vestirse de tal y cual manera o incluso preparar el ambiente para ese momento".

Pero tal y como sucede con las fantasías sexuales, no hay que confundirlas con los fetiches ni avergonzarse por tenerlas: son producto de la imaginación de cada persona y, por tanto, normales y recurrentes a lo largo de nuestra vida sexual. Por ello, hablar sobre el auto-placer no debería dar vergüenza sino todo lo contrario: explorar, disfrutar y dar respuesta a preguntas tan normales como "¿Debo llegar siempre al orgasmo?" "¿Por qué tengo problemas con la erección?" o "¿La penetración duele?", es la mejor forma de descubrirse a uno mismo y, de esa forma, disfrutar del sexo en su plenitud y descubrir todos los beneficios que aporta. 

¿Cuáles son los beneficios de darse placer?

Malnero destaca cuatro beneficios. El primero, que "la masturbación nos brinda autoconocimiento sexual: qué nos gusta y qué no, cómo es nuestro cuerpo, cómo nos sentimos...". Además, asegura que "si no nos conocemos a nosotros mismos, difícilmente nos va a descubrir el otro. Esto nos ayuda a evitar la frustración de delegar la satisfacción sexual en la pareja y a disfrutar más cuando estamos acompañados".

A ello hay que sumar que la masturbación previene problemas sexuales en el futuro. "Diariamente en consulta los terapeutas vemos una relación directa entre las personas que no disfrutan de sus cuerpos y distintas disfunciones sexuales como la anorgasmia, el bajo deseo sexual, la disfunción eréctil, la eyaculación precoz, el vaginismo, etc.", revela la especialista.

Por último, "ayuda a mejorar la autoestima y la seguridad en uno mismo como fruto del autoconocimiento, del placer y del bienestar psicológico. Nos ayuda a conectar mejor con nosotros mismos y con los demás gracias a los anteriores beneficios".

5 falsos mitos desmontados

La sexóloga también ha querido desmentir varias creencias relacionadas con esta práctica:

1. No tiene ninguna consecuencia negativa.

2. Lo practican tanto hombres como mujeres de todas las edades y en todo el mundo.

3. No tiene ningún efecto nocivo sobre nuestra salud, ¡todo lo contrario! Solo beneficios físicos y psíquicos.

4. No hay nada malo en masturbarse a solas o juntos cuando estamos en pareja. La mayoría de las personas lo hacen y no es infidelidad.

5. No provoca adicción ni ninguna otra problemática.

¿Las mujeres lo hacen menos que los hombres?

La realidad no es que el sexo femenino tenga menor deseo de placer, sino que durante muchos años, el suyo ha estado envuelto en mitos y oscurantismo y no hace mucho que se ha comenzado a reclamar su espacio. En cifras, "más de la mitad asegura que al menos 1 vez a la semana y el 44% utiliza satisfactoriamente juguetes", según Malnero, aunque considera que todavía nos queda mucho por avanzar como sociedad en este aspecto. "La sexualidad femenina ha sido ninguneada desde hace siglos a nivel científico, social, familiar...Por eso el desconocimiento sobre ella es mayor. Además, a las mujeres siempre se nos ha negado el placer sexual, ya que solo el hombre podía tener acceso a él...tiene sentido que hablar abiertamente de eso sea toda una revolución. No podemos olvidar que en pleno 2019 el hombre que se acuesta con muchas mujeres es 'un machote' y que la mujer que se acuesta con muchos no obtiene un apelativo tan bonito ni por asomo".

Etiquetas
Comentarios