Sociedad

El caso del pene amputado en Zaragoza y otras mutilaciones que fueron noticia

El pasado 8 de marzo un joven fue hallado vagando por las calles de Zaragoza con el pene amputado. 

Este martes todavía quedaban restos de sangre en la acera en el lugar donde estuvo el pene amputado
HERALDO

Uno de los sucesos más truculentos de los últimos años en Zaragoza ocurrió el pasado viernes 8 de marzo; un hombre de 33 años y de nacionalidad inglesa apareció ensangrentado en la esquina de la avenida Goya con Fernando el Católico, con el pene amputado por una hipotética autolesión, posibilidad que la policía ha puesto en duda desde el primer momento. Se supo que el hombre había manifestado a través de internet su voluntad de encontrar a alguien que le mutilase; tras los hechos, se le reimplantó el miembro amputado en el hospital Miguel Servet; lo conservaba en una bolsa en el apartamento en el que residía, en la calle Calatayud.

Este jueves 14 de marzo, la Policía Nacional de Zaragoza detuvo a uno de sus compañeros de piso como presunto autor de la agresión; está a la espera de pasar a disposición judicial. 

Este caso recuerda a otros igual de atroces:

El caso de Lorena Bobbitt

Sin duda, es el caso más sonado de los que se recuerdan. Lorena Bobbitt, mujer de origen ecuatoriano, le cortó el pene a su marido John Wayne Bobbitt en 1993, mientras éste dormía, tras haber soportado diversos maltratos y violaciones sexuales. Lorena tomó un cuchillo de cocina, se fue hasta la habitación conyugal donde dormía él, levantó las sábanas y le amputó el pene. A continuación, lo dejó desangrándose en la cama, metió el miembro en su bolsillo y salió a dar una vuelta en automóvil, durante la cual decidió tirarlo por la ventanilla. La Policía y los médicos encontraron el miembro amputado tras conocerse los hechos; fue reimplantado tras una larga operación. Lorena Bobbitt fue declarada mentalmente incompetente, y el juez del caso ordenó que fuera sometida a una evaluación psiquiátrica durante 45 días. Tras dicho procedimiento, fue puesta en libertad.

Descuartiza a su madre y la mete en táperes en la nevara para comérsela

Este último mes de febrero, un joven de 26 años fue detenido en Madrid como presunto autor de la muerte de su madre, de 49 años, a la que supuestamente descuartizó; después introdujo los trozos en varios táperes de diversos tamaños, con la intención de ingerir los restos. Una amiga de la madre, preocupada porque no veía a la víctima desde hacia aproximadamente un mes, acudió a denunciar su desaparición a la Policía. El joven ya contaba con 12 antecedentes policiales, la mayoría de ellos por maltrato a su madre.

Detienen a una mujer por cortarle el pene y los testículos a su amante

Brenda Barattini, de 26 años, fue detenida en 2017 en la provincia argentina de Córdoba por haberle cortado el pene y los testículos a su amante, de 40 años, con una tijera de podar, con el fin de protegerse de un ataque sexual. La víctima ingresó en el Hospital de Urgencias de Córdoba después de una fuerte hemorragia, fruto de la agresión que sufrió.

Una joven le corta el pene a un líder espiritual cuando éste intentaba violarla

 Una joven india fue detenida en 2017 por cortarle el pene a un líder espiritual hindú cuando éste intentaba violarla, abuso que supuestamente ya había ejercido sobre ella durante varios años cuando acudía como consejero religioso a su casa, en el sur de la India. En esta ocasión, cuando el hombre empezó a abusar de ella, la chica le cortó los genitales; acto seguido, abandonó la casa y llamó a la Policía. Ingresaron al agresor inconsciente, ya que había perdido mucha sangre. El pene fue cortado completamente con un cuchillo, y solo pudieron restaurarle el conducto urinario. 

El montañero que se amputó un brazo para salvar su vida

Aron Lee Ralston saltó a la fama en mayo de 2003 cuando, descendiendo unos barrancos en Utah, su antebrazo derecho quedó atrapado por una roca. Ante la imposibilidad de sacar el brazo, se vio obligado a amputarlo con una navaja multiusos sin filo, con el fin de liberarse. Este incidente se convirtió en la película '127 Horas', dirigida por Danny Boyle y en la que el actor James Franco encarnó al alpinista.

El caníbal de Rotemburgo

Armin Meiwes, un informático alemán, fue condenado en 2006 a cadena perpetua por matar y descuartizar a otro hombre para comerse buena parte de sus órganos. Meiwes mató en 2001 a un ingeniero berlinés con un cuchillo de cocina. Según Meiwes, la víctima no sólo accedió a su muerte, sino que insistió en que le cortara el miembro viril para ser comido entre ambos. El acusado descuartizó el cadáver y grabó el acto con una cámara de vídeo. Meiwes ofreció una amplia confesión en el juicio, llena de detalles horripilantes; además, admitió haber estado buscando a más víctimas. Sin embargo, negó el cargo de asesinato. Durante la investigación, los agentes lograron descubrir en los discos duros de Armin Meiwes que 13 contactos habían expresado su deseo de participar en el descuartizamiento de un ser humano, y otras 29 personas admitieron que ya lo habían hecho.

Le corta el pene a un anciano de 78 años.

Una joven de 19 años, casada y con dos hijos, fue detenida en 1997 como presunta autora de un delito de lesiones, al haber seccionado parcialmente el pene a un viudo de 78 años, vecino suyo en la localidad de Guía de Isora, en el sur de Tenerife. Al parecer, la joven, que conocía al anciano por residir en la misma calle, intentó zafarse de sus propuestas sexuales, y le hizo creer que accedía a sus requerimientos pidiéndole 10.000 pesetas, a lo que el hombre accedió. La mujer habría aprovechado la erección del hombre para cortarle el pene con un cuchillo. El presunto acosador fue ingresado en una clínica privada en estado grave, mientras que la supuesta agresora fue conducida a la prisión de Tenerife II.

Se corta el pene y lo tira el inodoro

Un chico de 20 años se cortó el pene en la carpintería Armarios Sipo del pueblo madrileño de Las Rozas en 1997; lo hizo sobre una tabla y con un cuchillo de carnicero. Los agentes hallaron al joven consciente y tranquilo, tendido en el suelo, tapado con una colcha y cubriendo la zona de la amputación con un jersey para intentar detener la hemorragia. Al ser preguntado por los motivos que le condujeron a mutilarse respondió que se había fumado unos porros de hachís y tiró el pene al inodoro del local. Mientras un equipo le prestaba los primeros auxilios, otro fue al cuarto de baño para recuperar el pene, que intentamos estabilizar con hielo de la gasolinera de al lado del local para trasladarlo junto con el joven a la clínica Puerta de Hierro. Pese al esfuerzo, no fue posible la reimplantación del pene, debido, según el coordinador de Protección Civil, a que después de amputárselo asestó sobre el miembro varias cuchilladas más, por lo que lo encontramos parcialmente troceado.

Consulta aquí más noticias de sucesos.

Etiquetas
Comentarios