Despliega el menú
Nacional

sucesos

Aparece otro hombre con el pene amputado en Málaga que dice ser un extraterrestre

El joven presentaba también un traumatismo craneal y signos de posible asfixia y todavía no ha podido ser identificado. 

El hombre fue encontrado en la urbanización Torremuelle, en Benalmádena, y ahora se encuentra en el Hospital Clínico Universitario de Málaga.
El hombre fue encontrado en la urbanización Torremuelle, en Benalmádena, y ahora se encuentra en el Hospital Clínico Universitario de Málaga.
Google Maps

Un nuevo suceso que ha tenido lugar en Málaga recuerda vivamente a lo ocurrido hace un mes en Zaragoza, cuando un hombre de origen británico fue hallado vagando con el pene amputado entre la Gran Via y la avenida de Francisco de Goya. El pasado sábado, 6 de abril, la Policía Local encontró en Benalmádena a un hombre desorientado, que tenía sangre en la cabeza y en las manos. Más tarde, en el hospital, los trabajadores sanitarios descubrieron que también tenía el pene parcialmente amputado. Además, el joven, que parece tener entre 30 y 35 años, no ha dado ningún dato certero sobre su identidad e, incluso, ha llegado a alegar ser un extraterrestre.

Concretamente, y según informa el diario 'Sur', el hombre fue hallado sobre las 11.30, a raíz de una llamada vecinal, en la urbanización Torremuelle. Los agentes lo trasladaron hasta el Hospital de Alta Resolución (CHARE) de Benalmádena, tras comprobar que se encontraba desorientado, ausente, y con un traumatismo craneal. Sus manos y su cabeza estaban llenas de sangre.

Una vez allí, el personal sanitario descubrió que tenía el pene anudado con cordones de zapatos y gomas para el pelo, apretado como si se tratase de un improvisado torniquete. Presentaba una fuerte hemorragia y el pene destrozado: una parte seccionada y otra desgarrada, según indican en el citado medio. Fue entonces cuando se le derivó al Hospital Clínico Universitario.

El hombre, que parece tener entre 30 y 35 años y ser de origen español -aunque todavía no se ha podido confirmar su identidad- ingresó directamente en quirófano donde se le realizó una primera cirugía. Además, las diversas pruebas diagnósticas a las que fue sometido revelaron que presentaba, también, lesiones en el cuello compatibles con un intento de asfixia.

Mientras tanto, el hombre fue aportando versiones distintas sobre lo ocurrido, acompañadas de identidades también diferentes. Lo primero que contó fue que se llamaba Sergio, que era un extraterrestre y que el pene no era suyo. La explicación que dio entonces era que le habían atacado. Más tarde, cambió de nombre e insistió en que le llamaran Naomi. 

Aunque la Brigada de la Policía Científica le tomó las huellas y está tratando de identificarlo, todavía no ha sido posible. 

La principal hipótesis es que sufre algún tipo de trastorno o desequilibrio mental, aunque no hay pruebas de que haya sido atendido anteriormente por patologías de este tipo. Aunque se barajó la posibilidad de que hubiese consumido algún tipo de narcótico, como la conocida como 'droga canibal', dio negativo en todos los análisis. 

Ahora mismo evoluciona de manera estable y se encuentra pendiente de nuevas pruebas.

Etiquetas
Comentarios