Zaragoza

Sucesos en Zaragoza

Detenido un compañero de piso del joven hallado en Zaragoza con el pene amputado

La Policía Nacional descarta que el joven británico se autolesionase, y cree que el detenido es el autor de la agresión. 

Restos de sangre en la acera, en el lugar donde estuvo el pene cercenado.
HERALDO

La Policía Nacional de Zaragoza ha acabado confirmando las sospechas iniciales y este jueves ha detenido al compañero de piso del joven que hace una semana, el pasado 8 de Marzo, fue hallado deambulando por el centro de la ciudad desangrándose y con el pene amputado. Pese a que inicialmente este declaró que se había autolesionado, el otro inquilino de la vivienda de la calle Calatayud donde ocurrieron los hechos y que también aseguró a los investigadores que el herido -un joven inglés de 33 años- se había autoamputado el miembro, finalmente ha sido detenido como presunto autor de la agresión y está a la espera de pasar a disposición judicial.

Según ha podido saber HERALDO, el detenido le cortó el miembro con consentimiento de la propia víctima. Ahora se indaga si pudo percibir a cambio algún tipo de contraprestación económica o de cualquier otra naturaleza, ya que el segundo había buscado por redes y páginas de contactos a una persona que lo hiciera y, además, pudiera grabarlo en vídeo. El consentimiento, en cualquier caso, no le exime de responsabilidad penal.

Aparte de que estas circunstancias apuntaban ya a la autoría de una tercera persona y ponían en duda la confesión del amputado en el sentido de que él mismo se había producido el corte, el hecho de que este fuera totalmente limpio, hasta el punto de permitir el reimplante del pene en una intervención quirúrgica con contados precedentes y hasta ahora inédita en Aragón, apuntalaba también la sospecha de que pudo ser obra de otra persona.

De hecho, antes incluso de que se confirmara el éxito del reimplante, diversos urólogos consultados por este periódico apuntaron que la operación era tremendamente compleja y a priori inviable si había cualquier desgarro de los vasos sanguíneos. Sin embargo, los especialistas del servicio de Urología del hospital Miguel Servet que la llevaron a cabo consiguieron un ensamblaje casi total con la salvedad de una arteria. La evolución del paciente es, en principio, óptima, si bien existen dudas de que el pene pueda recuperar por completo su funcionalidad.

Consulta aquí más noticias de sucesos.

Etiquetas
Comentarios